Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Adrián Boullosa escriba una noticia?

Mágica Schiavone

05/06/2010 17:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Francesca Schiavone se proclama brillantemente la campeona de Roland Garros a base de humildad y un tenis de escándalo que ha sido el mejor que hemos visto sobre la arena parisina. Gran campeona ante una Samantha Stosur que estuvo por debajo de su nivel

Schiavone vence en Roland Garros

Nothing is imposible. Ése era el slogan que rezaba la camiseta de todos los seguidores de la tenista italiana en la Phillipe Chatrier el gran día de la final, mientras la copa Suzanne Lenglen buscaba dueña. Y ese podría haber sido el título del último partido del Grand Slam francés. La aspirante con la que nadie contaba y que llegó sin armar revuelo a la final había aceptado el papel de favorita de Stosur y reveló que la humildad sería su gran arma ante su rival australiana. Atrás ya habían quedado Dementieva y Petrova.

El primer set comenzó de un modo que pocos esperaban. Mientras que a priori la italiana necesitaba puntos largos y una concentración brutal para contrarrestar las acometidas de Stosur, Francesca comenzó del partido de un modo brillante, solventando con mucha facilidad sus servicios, llegando incluso a doblar los saques directos de Samantha, y llegando a la red en varias ocasiones con un índice de acierto demoledor. Por su parte, la australiana caminaba por la pista sin esa convicción de la que estaba impregnada la italiana, cometiendo en ocasiones errores impropios de su estilo y manteniendo un lenguaje corporal muy hierático.

En el noveno juego llegaría la gran sorpresa: Schiavone obtuvo la iniciativa al resto y cuando la australiana quiso responder a la envestida su rival se convirtió en un verdadero frontón metiendo todas las bolas para sorprender con golpes a medio camino entre el talento y la confianza.

Sí, era su momento y nada podía pararla. Tras el último punto, besó la arcilla de Roland Garros, ese suelo que la había elevado a la cima de su carrera tras un 6-4 y 7-6 (2)

Tras el shock de la primera manga, Stosur volvió a pista consciente de que su papel debía adquirir más relevancia dentro de la gran final, resurgió de sus fueros y comenzó a soltar su derecha portentosa y a recobrar esa ventaja que se la presuponía en la red frente a Francesca. Dicho y hecho, Samantha dio un golpe encima de la mesa y estableció su ventaja gracias a una rotura. Pero lejos de ceder, Schiavone se mantuvo a la expectativa y fue capaz de nivelar la contienda para precipitar un tie break dramático.

Con la suerte del juego decisivo, ambas jugadoras se mostraron firmes con sus servicios durante los cuatro primeros puntos, pero de repente apareció la magia, ese estado de efusividad y adrenalina que convierte a los jugadores en artistas: había llegado el momento de Francesca, porque nada era imposible. Schiavone se convirtió en un correcaminos, a base de una dejada envenenada, una volea complicadísima y otra pelota a la línea. Sí, era su momento y nada podía pararla. Tras el último punto, besó la arcilla de Roland Garros, ese suelo que la había elevado a la cima de su carrera tras un 6-4 y 7-6 (2).

Grito, abrazo con Stosur y Francesca voló a fundirse con todos los aficionados que había celebrado cada punto de la italiana. Sensacional reacción que se completó con una divertida entrega de premios, donde la italiana volvió a demostrar una humildad que la convierte en una jugadora que en el circuito WTA es única. Enhorabuena a la campeona, no hay mejor manera de cumplir treinta años. Esperamos que le queden muchos más dentro de este deporte.


Sobre esta noticia

Autor:
Adrián Boullosa (40 noticias)
Visitas:
4095
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.