Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leonardo Pittamiglio escriba una noticia?

“Magic” Bruce Springsteen: ¿Magicparaqué?

14/06/2010 19:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Su álbum Magic no nos puede ya conmover. No hay nada interesante en ese CD salvo la brutal "Radio Nowhere" que abre el disco

Magic es el título del disco en estudio de Bruce Springsteen y la E Street Band grabado en 2007. Hasta esa fecha, habían pasado cinco años desde que la banda no grababa un disco en el estudio con Bruce.

Pero hablar de Bruce Springsteen es hablar de un norteamericano muy notorio, un icono cultural de la clase obrera (como se lo suele calificar en EE.UU.), aunque en verdad sea algo mías que eso: una celebridad adorada de forma general por la sociedad, en el mismo grado que famosísimas personalidades (Jack Nicholson, Sting, Bill Clinton).

Por es importante saber que muchas almas esperan sus discos, y cioertamente los adquieren con fanática irreflexión cada vez que salen a la venta. Y ha de saberse que su público es clásico o previsible, como el de Dylan, tradicional: no puede esperarse demasiado vanguardismo de ellos, como del gran rocker de Norteamérica o de cualquier cantautor de nuestra América Latina. Él sigue firme en su manera antigua de componer: oírle a él es oír singles de los 50. Pero Little Richard o Elvis Presley eran magníficos, Bruce Springsteen es un conservador, un hacedor de réplicas cuando las hace en 2008.

Su álbum Magic no nos puede ya conmover. No hay nada interesante en ese CD salvo la brutal "Radio Nowhere" que abre el disco, y que exhibe perfectas reminiscencias del rock and roll precipitado y violento de Pearl Jam, sostenido en un riff de guitarra arrollador.

El resto del disco no muestra mayores logros primorosos: su música está muy por debajo de la que esculpen los bluesman más destacados (Rubben Ford, "Truth", por ejemplo) o de la que hallamos en los recientes álbumes de Patti Smith o Paul McCartney. Su Magic es un esbozo pobre de rock en relación al brillante Living With War de Neil Young, editado poco tiempo antes.

De Magic sólo gustará el público apático o popular, el hombre rudo o el machista. Como Pearl Jam, Bruce Springsteen graba discos para una masa indolente. Lo único interesante de este trabajo será verlo tocar en vivo, porque entonces nadie se interrogará acerca de lo lineales que son sus canciones, al estar el público rodeado de una multitud mimetizada por la aparición del Boss en los escenarios.

De Magic sólo gustará el público apático o popular, el hombre rudo o el machista

De la misma manera un público no menos irreflexivo aplaudía hasta hace un tiempo a Fidel Castro en un acto público. De igual manera se lo disfrutará a Bruce en los conciertos: irreflexivamente.

Bruce Springsteen sustituye la meditación sonora, el arreglo de notas complejas, por un carisma en los espacios de descontrol y por el dominio de su guitarra. También por el contenidos sociales o políticos de sus interpretaciones.

Este es el caso de Magic. En canciones como "Gypsy Biker" y "The Devil's Arcade" se habla de los soldados muertos en Irak y del sufrimiento de sus familiares y amigos. En "Last to Die" intercala la siguiente línea: "¿Quién será el último en morir por un error?".

Extrae provecho de su popularidad y rellana el espacio visual con movimientos ágiles y corridas agotadoras que el mundo aplaude y de las cuales se sugestiona.

Magic, no obstante ser un álbum malo, es el disco que su público espera y que aplaudirá sin mayores objeciones. Veamos sino lo que se dice por ahí, frases que ilustran el disparate (en especial la última):

"Magic es un CD de rock muy enérgico, increíblemente bien tocado por Bruce y la banda, y como siempre, con mucho que decir. Es tremendamente entretenido." (Jon Landau)

"Que es el jefe a estas alturas de la película ya nadie lo niega. The Boss es sin duda el rockero más grande que ha dado la industria del Rock." (http://www.ideal.es/granada/20071002/cultura/bruce-springsteen-vuelve-sonido-20071002.html)

"Girls in Their Summer Clothes" es una balada aburrida y optimista. "Your Own Worst Enemy" es mejor que la anterior, pero muy cursi. "Magic" es acústica, apagada, intimista. "Devil's Arcade" no puedo haberla realizado en más de diez o quince minutos: una balada indolente. "Last to Die" despabila los ánimos, y es algo buena. "Long Walk Home" es muy tradicional, un rock americano muy comercial; el saxo da a la canción su toque de queda, cuando lo oímos sonar en el minuto y medio de la pieza (qué música más predecible).

”Magic, Magic, ¿para qué?” es lo que queda para decir.

Los teclados rítmicos son de Roy Bitten y Danny Federici, el saxo de Clarence Clemons y las guitarras de Steven Van Zandt y Nils Lofgren. Su mujer, Patti Scialfa, pone su voz. -Pero qué importa.

____

Una mención especial he tenido para Bruce 2 años después de escribir este artículo y que puede leerse aquí (LP)


Sobre esta noticia

Autor:
Leonardo Pittamiglio (54 noticias)
Visitas:
4541
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.