Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Maduro y Venezuela, volcados a solucionar la guerra total auspiciada por Guaido y López

18
- +
20/01/2021 03:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

única prueba para ejercer la revolución es reflejar los derechos del hombre en la sociedad y darle apertura al horizonte histórico y futurista bajo un prisma pragmático ante los nuevos sistemas de representación y encarnación de los derechos del hombre

Asidero

,

Las imágenes del pasado  y del presente se concilian  en una sola creencia del porvenir para darnos opciones políticas a corto, mediano y largo plazo a un debate político y cierto, que deje atrás el modo las mentiras, conjuraciones especulación, o convicción de un oficialismo que se dice bolivariano y socialista con el único fin de mentirle al pueblo aglutinando los medios de comunicación de masas, a su vez, colocándolo bajo presión del FAES, CONAS, SEBIN y cuerpos de seguridad para mantener el control del orden público, donde en algunos casos se violan los Derechos Humanos.

Esta sumaría anatomía nos basta para hacer presentir una caracterización de la ideología, por lo tanto, los discursos dados y creencias religiosas que por naturaleza son plurales y contradictorias.  Lo vemos allí, es una diversidad de ideologías en concurrencia.

La única prueba para ejercer la revolución es reflejar los derechos del hombre en la sociedad y darle apertura al horizonte histórico y futurista bajo un prisma pragmático ante los nuevos sistemas de representación y encarnación de los derechos del hombre. Necesitamos en la izquierda un espacio para el debate político sin la influencia del presidente de la república.  Donde la izquierda refleje sus principios fundamentales y determine la creencia de una política contemporánea como lo viene haciendo Daniel Ortega Saavedra, (Nicaragua) y, Vladimir Putin, (Rusia).  Hay que tener presente que venimos de un punto de coincidencia que es la Revolución Francesa y la integración de los Estados Federados que hoy conforman los Estados Unidos de Norteamérica.

Hay quimeras que desean romper con nuestro pensamiento de izquierda y la era de las ideologías que coincide con el fin del realismo político y la apertura de un nuevo horizonte histórico para dar paso al individualismo y el enriquecimiento ilícito de los bienes del Estado. ¿Ruptura revolucionaria? Sin duda, los hombres de izquierda no gobiernan a Venezuela, son solo una representación o facsímil de una deliberación colectiva que desea legitimar al militarismo coadyuvante en todos los órdenes de la república y que aplica toda su fuerza hacia lo sociedad civil y controla todos los segmentos del mercadeo a nivel interno.

Necesitamos una doctrina de permanencia notable y de orden cronológico para progresar políticamente a través del siglo XXI.  Claro, hay dos hechos que nos acompañan en este siglo, la fe y esperanza bajo una estigmatización escolástica y las doctrinas de San Agustín y San Cipriano. Es que hay una gran masa de inserción política que desea quebrantar los paradigmas filosóficos de Schopenhauer y dogmas de Mao Zedong.  Nos quieren llevar los sectores de la derecha y el Banco Central de Venezuela- BCV- hacia una democracia neoliberal y darnos un signo de  pluralismo colectivo falso ante el mismo extremismo ultramoderno  de una sociedad religiosa ciega y otra sociedad civil y histórica como liberal  que desea irrespetar los juegos legales democráticos y controlar nuestras fuerzas energéticas y culpar a Rusia, Cuba y China de nuestros desmanes y para esto, cuenta con la Iglesia ante la inercia e incertidumbre de una base social estigmatizada por los preceptos dados por ley en Francia  durante el período eclesiástico e industrial de 1905.

En Venezuela, debemos romper con las nostalgias.  E identificar el pluralismo democrático.  Para tener la oportunidad de sobrevivir a algunas estructuras económicas que acosan a nuestros espíritus antimonárquicos. Es la guerra presente en España en la actualidad ante la dicotomía presentada por el Generalísimo Francisco Franco.  De modo ante una guerra, no de carácter económica, sino social o de disolución individualista. Es un espectro argumentativo que diluye los estados transitorios a nivel político e ideológico para darnos un estado de crisis a que apela a una resolución automatizada

Los gobiernos constituyen una unidad orgánica de función pública que se han constituido en una estructura al servicio de personalidades políticas y politiqueros.  Ya no se puede hablar de marxismo y conciencia de clase, estos dos nombres han sido tomadas por las mafias y personeros estigmatizan definiciones y conceptos para dualizar y crear situaciones absurdas para  llevarnos a expiar el tontismo, como la última condición de las masas mediante  dominación para llevarnos a ser zombies., lo que solemos hacer es molestarnos y manejarnos como un verdadero disfraz y, olvidarnos que somos herederos de un revolucionario  de casta militar, como lo es Hugo Chávez Frías.

La seducción a nuestra conciencia ha sido progresiva.  Es la renegación de un pasado y la comicidad negra, es un mundo espiritual que desaparece y donde hay una clase dominante en lo económico que nos hace apocalípticos y nos lleva a ser esclavizados por un partido y ser parte de una dictadura precoz, que nunca se asemeja a la época del General Marcos Evangelista Pérez Jiménez.

¿Dónde están nuestros valores democráticos?  Han dado un giro. Y, no hay repuesta posible.  Estamos gobernados por una cofradía burguesa que nos detallan falsas libertades y nos lanzan a una arena abierta sin límites, donde la democracia y socialismo constituyen un artificio para un grupo de hombres que sueñan con una humanidad prohibida.  Es signo de una conciencia maligna que recompone sus focos bajo revelaciones de una Venezuela mejor. Es un nudo de creencias y fantasmas que resultan apocalípticas por el rostro extraño que nos presentan. Es una sociedad inerte que se ha vuelto más que inconfesable  ante el nudo de fantasmas y creencias inexistentes, todo este germen rompe  con el espíritu público  y los valores cultivados en la historia, una utopía disimulada, pero, se ha hecho real por la pasividad del pueblo y las pericias  de un grupo exterminador que enconchado en el Psuv y la base militar  asumen una posición  de rencor hacia el pueblo, al quitarle  sus dominios y escaso sueldo que no alcanza al  uno por ciento, (1% ) del valor absoluto del dólar, menos del bolívar soberano.

Hay una capacidad socialista mediante el uso del Foro de Sao Paulo para crear caos mundial y en cuestión de estética agravar la situación social y crear remordimientos de culpabilidad entre el pueblo y así paralizar su potencial de movilidad.

La comunidad, recuerda la vieja democracia, cuando gozaba de libertades individuales y ante el surgimiento de la izquierda demócrata avanzó grandes pasos a la equidad social., rompiendo las últimas barreras y dudas que nos lleva a un principio de realidad. El presidente Nicolás Maduro Moros apenas llega al 12% de popularidad y la audiencia militante del Psuv desea que el Capitán y Diputado Diosdado Cabello Rondón asuma las riendas del poder para limpiar de corrupción a La V República y tener oportunidad de avanzar hacia la VI.

Es necesario, bajar las tensiones y dar un nuevo orden vital en camino de convertirse en el corazón de la cuestión social.  Hay que renovar las potencias de una ciudad futura hacia un criterio de organización social de conjunto y dejar de lado el liberalismo, necesitamos una izquierda de libertades, pero de disciplina. Es el manejo de una nueva economía. Lula Da Silva no se percibió lo que en sí   se fundamentaba su relación con OdreBeth y Maduro viene coqueteando con el sector empresarial que se burla de él al no respetar las limitaciones del dólar y no hablarle al pueblo y, lo más importante, no autoriza al Banco Central sacar todos los billetes guardados en sus depósitos para ajustar la economía, en los mismos hay suficiente efectivo para regularizar el mercado y dar paso a un equilibrio económico.

Desde el siglo XIX hasta hoy, se viene manifestando una rivalidad entre Japón y China, constituyéndose en uno de los rasgos característicos de este panorama mundial. Durante más de mil años, los chinos han visto a los norteamericanos y japoneses como una raza inferior dentro de su universo sinocéntrico. Esto, llevo a Japón a una occidentalización y tener una alianza estrecha con USA.

La comunidad, recuerda la vieja democracia, cuando gozaba de libertades individuales y ante el surgimiento de la izquierda demócrata avanzó grandes pasos a la equidad social

Hay huellas profundas muy marcadas por siglos de conflictos que no se han borrado por dos décadas de globalización y comercio. Existe una escalada militar China hacia EEUU y América Latina, la cual se inició en los años 90 que incidieron en pruebas nucleares durante los años 95- 96 para dar una sensación de equilibrio de poder y influenció en el triunfo electoral de Joe Biden alimentando en dólares las bases de inteligencia popular en los barrios bajos de Chicago y Nueva York. La política de fuerza domina al mundo posterior a La Guerra Fría, no iba a ser después de todo un paraíso posmoderno y, esa fuerza quiere dominar la diplomacia internacional. Nadie quiere un crecimiento tradicional, sino convertirse en una gran potencia y dejar atrás las viejas disputas históricas.

Hay una configuración distinta del poder, un mundo multipolar que desea tener su propia voz y, las democracias del mundo empiezan a reaccionar con unas reglas y normas ya diferentes. Los demócratas el ilustrado de Estados Unidos de Norteamérica no han reaccionado hasta los momentos para conciliar diferencias.

El orden del mundo tendrá a futuro una configuración distinta porque Rusia, India y China tienen que tener cuidado con el mundo democrático y, desde ya tiene que establecerse un concierto o   una alianza mundial de alianzas para conciliar en los intereses económicos.

Las potencias asiáticas están abusando del hemisferio occidental, desean satisfacer sus ambiciones económicas adversas al sentimiento del pueblo Caribe, somos parte de un conflicto y necesitamos más democracia y no una simple dictadura llamada falsamente izquierdista presidida por un hombre que nos asedia con su equipo militar y somos ciudadanos socialistas y de izquierda, de verdad, nunca entenderemos este entramado.

Al fin de cuentas, Cuba siempre será una aliada tácita de EE.UU. Seamos claro, por el asunto de las remesas. Además de Europa y Asía Oriental.

Hay que tener cuidado, en la práctica Venezuela debe firmar los acuerdos y alianzas transatlánticas con Rusia, China e Irán.  Con todo protocolizado y firmado, nadie puede interferir a ultranza en nuestras negociaciones y efectos de la comercialización, tampoco ningún Estado puede interferir en los asuntos internos de otras naciones. Las naciones europeas en otro tiempo,   fueron grandes defensoras – en teoría-  del principio  de la soberanía estatal  inviolable consagrado en el orden de  Wetafalia, pero hoy, todo ha cambiado de rumbo  y han dado lugar a un sistema, en palabras de Robert Cooper  de una constante interferencia para llevarse de Latinoamérica las materias primas e interferir en nuestros asuntos internos, a cambio de  chatarras,  salchichas, alimentos de baja calidad y circunstanciales para cualquier emergencia, solo por llevarse nuestras riquezas energéticas.

 La guerra de Kosovo, por ejemplo, en 1999, fue un punto de inflexión más dramático y desestabilizador para Rusia y China que la Guerra en Irak en 2003. Ahora hay dos visiones sobre América Latina, la europea y estadounidense, la gran pregunta es ¿Porque los militares venezolanos permitieron el desprestigio de nuestra moneda en las ventas de alimentos y, porque un mayor número de ellos se la pasaban detrás del banco Santander en la Plaza de Las Gitanas de Cúcuta a dos cuadras atrás?  Simplemente hay un desgajamiento histórico contra Venezuela donde incide fuerzas internas para potabilizarlo y llevarla a una situación catastrófica en el orden mundial, sin importarle la población.

Es de ingenuo imaginar que una posición mermada de Estados Unidos de Norteamérica en Oriente Próximo conducirá a una mayor estabilidad en la zona y el Sur del Continente.  Es una feroz competencia por las dos plataformas continentales e influencia en ambas regiones.  Entre las potencias.  Tampoco habrá una posible solución entre palestinos e israelíes, , los conflictos entre esas regiones y en el Golfo Pérsico, sin duda, llevaran a un mayor control transoceánico entre el Estrecho de Ormuz y del Canal de Suez. Hay que aprender a adecuarse a las nuevas normas internacionales y, el porque la Armada de los Estados Unidos domina los océanos.

El orden internacional no solo descansa en las ideas e instituciones Hay una nueva configuración del poder y China quiere adelantarse para controlar la Ruta de La Seda y cruzar el África asentando campamentos militares hasta llegar a Bolivia.  En este sentido, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no puede servir para este propósito porque ha quedado irremediablemente dividido como paralizado entre la división de sus miembros autocráticos y democráticos, necesitamos establecer un concierto de las democracias en América Latina, ¿Pero, existen?

Hay un compromiso y una idea democrática, necesitamos abordar muchos temas ante la ONU, y otras organizaciones mundiales. Es dar legitimidad a las naciones autocriticas que se negaron a contemplar lo que sucedía en Kosovo. Las democracias, por región y países, tendrán que mantenerse unidas y buscar de dialogar con las autocracias para darle legalidad histórica a lo plasmado en los siglos XVIII y XIX, en lo referente al mundo conocido y por conocer, además por quienes luchan por darle legitimidad a su territorio como son los venezolanos, debido a la transculturización existente y que ha sido su herida mortal desde 1989.  El apoyo extranjero ha sido una fase política negativa porque hoy nos debatimos entre democracia y autocracia, donde las modalidades  culturales, sociales y políticas de países ya desarrollados  han aplastado nuestros indicios  sobre una economía ajustada a los valores monetarios tradicionales, pero, la liberalidad y el dólar han creado caos en nuestro fuero interno porque los ciudadanos no están preparados ideológicamente para ser aptos a cualquier circunstancia política inodora o limpia de los percances cotidianos de los Estados totalitarios.

Estamos frente a un testimonio ilustrado del proceso democrático, donde va implícito el desarrollo económico y político.  Son dimensiones de un equilibrio de la modernidad y contemporaneidad que nos reflejan el contante debate del siglo XX y XXI.  Es una relación filosófica con la realidad ante una guerra total hacia los pueblos pobres, una agresión de hambruna, genocidios, peligro de guerra nuclear. Una agresión a gran escala por niveles  y es llamada a una guerra total o crisis del telón final, donde  todo es posible en el juego de la fuerza y política, Reinhold Nieburhr manifiesta  que siempre fue una ambición de Estados Unidos  y de su excesiva fe de poder  que por ambición propia quiere y quería establecer una voluntad colectiva a su favor para idiotizar a los pueblos y comunidades bajo el manto religioso de la fe y la solución en Jesús Es el manto religioso en el estamento político e ideológico.

La cuestión es sí, las democracias liberales en el mundo volverán a estar a la altura de este reto.

El futuro orden internacional será restablecido, después de lograrse seis millones de muertos por parte del COVID 19, de parte de los países que tengan el poder y la voluntad colectiva de darle forma, hay una cuota de responsabilidad para resolverlo.

Es inevitable. La crisis ya está en juego, y la esperanza de un nuevo tipo de orden internacional serán ilimitadas. Hans Morgennthau advertía a los idealistas en contra de la idea de que en algún momento el radicalismo creará sus propias fuerzas reaccionarias y, en los próximos decenios surgirán otras victorias inesperadas que darán reflejo a un nuevo equilibrio mundial abrumadoramente favorable a las fuerzas liberales, porque los ciudadanos carecen de disciplina y militancia ideológica y resurgirán las fuerzas autocráticas ante la debilidad de los grupos racionalistas.

Nos espera, momentos verdaderamente fuertes, me pregunto, ¿      que harán Reino Unido, China, Francia e Irán.?.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño. Colaborador de Aporrea. Ogg y Globedia. De Hipa vista. Com.

Necesitamos una doctrina de permanencia notable y de orden cronológico para progresar políticamente a través del siglo XXI

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1697 noticias)
Visitas:
713
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.