Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Algome escriba una noticia?

Madurez

31/01/2010 22:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Artículo basado en la experiencia personal para explicar lo que es la madurez

Aún recuerdo aquellos felices días cuando tan solo tenía cinco años y deseaba ser mayor para librarme de mis padres, del colegio, de las monjas…

Cuando tenía siete años ya tenía organizada la que sería mi boda. Me casaría al aire libre como en las películas americanas con el hombre perfecto de sonrisa de oro y mi madre vestida de pastel de bodas vendría a darme una suma de dinero realmente sorprendente.

Al llegar a la edad de los diez años debido a ciertos asuntos personales que volvieron mi vida más que insufrible, me cerré a todo el mundo y podría decirse que me volví una niña autista.

El instituto, en cambio, fue realmente refrescante. Por fin tuve amigas de verdad, amigas de esas que por mucho que os peléis y por más que os critiquéis nunca desaparecen. Me enamoré cientos de veces de chicos que sobra decir que eran los menos indicados. Descubrí lo que era el auténtico estrés durante la época de exámenes y curiosamente deseé volver a tener cinco años para no tener que pasar por ello. Debe ser una de las ironías de la vida que uno desee volver a una edad que odió la primera vez.

Ahora, con dieciocho años miro hacia atrás y descubro que no es tan maravilloso como siempre lo imaginé. La edad que llevo queriendo alcanzar durante casi todo una vida en realidad es una auténtica pesadilla en algunos aspectos. Las responsabilidades que caen sobre mis hombros cada vez son mayores, el tiempo más limitado y la sensación de que mi vida está pasando delante de mí como un tren a doscientos por hora es cada más inmensa.

Lo que tiene hacerse mayor es ser conscientes de nuestros actos y a la vez consecuentes con ellos

Pero esto no lo siento yo sola. Esto es algo que sentimos todos, algo que nos ocurre a todos. Todos crecemos, todos nos equivocamos, todos nos arrepentimos, todos miramos al pasado, todos sentimos dolor, amor, felicidad, desdicha…

Lo que tiene hacerse mayor es ser conscientes de nuestros actos y a la vez consecuentes con ellos. Somos iguales de mayores que de pequeños. La diferencia es que al ser pequeños o más bien niños, no somos aún capaces de ver y reconocer lo que hemos hecho mal y son los que nos rodean los que solucionan nuestros errores. Pero según vamos creciendo, vamos almacenando por dentro esos errores, las soluciones que se dieron y las razones por las que estaba mal para poder remediar casos similares en un futuro. Aprendemos de nuestros errores durante todo una vida porque no hay una fecha límite para dejar de equivocarse y aprender algo nuevo. El proceso de aprendizaje en mayor o menor grado dura toda una vida. Gracias a ese proceso nos relacionamos sin problemas y somos capaces de crear nuestro propio entorno. Nos volvemos lo que se dice ``adultos´´ y cuando vamos a hacer algo somos consecuentes con ese acto. Eso es lo que nos diferencia de los animales. Eso es lo que nos hace humanos.


Sobre esta noticia

Autor:
Algome (6 noticias)
Visitas:
8701
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.