Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Violenciaemocional escriba una noticia?

Madres violentas con sus hijos. El Síndrome de Münchausen

20/05/2011 10:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si bien en este sitio tratamos la violencia emocional o psicológica en la pareja, actuando en los inicios, es importante ver las diferentes formas de violencia y sus perpetradores en la familia.

Otra forma de maltrato infantil ocasionado en la mayoría de los casos por las madres, es el llamado Síndrome de Münchausen por Poder . Esta forma de violencia contra los hijos es muy peligrosa dado que involucra la salud física y mental del niño. Nos cuesta pensar que tantas madres maltraten a sus propios hijos, y sin embargo la violencia infantil crece en las sociedades del mundo.

Entonces, Qué es el Síndrome de Münchausen por poder ?

Es un fenómeno en que los síntomas de la enfermedad son fabricados por el padre o la madre del niño, provocando que se hagan exámenes y tratamientos innecesarios y a menudo dolorosos. Este accionar es maltrato infantil.

Las características familiares son el marco dentro del cual se desarrolla esta patología. Por lo general son las madres las que producen la agresión directa y predominan mujeres de edad media, de inteligencia normal . Muchas veces esta madre estudió algo relacionado con el área de la salud o cuenta con conocimientos médicos más allá de los habituales , y se muestra ante los médicos como competente, involucrada y comprometida con el niño, aunque en el fondo se observa que se encuentra más interesada en la atención médica que en la salud de su hijo.

Generalmente prefieren a los especialistas a médicos generales o familiares, dado que de este modo tienen acceso a un mayor número de exámenes y tratamientos que perpetúan el ciclo de la enfermedad.

Esta madre manipula, engaña e induce a los médicos a someter al niño cada vez a mayores intervenciones.

La actitud del padre es por lo general ausente, prácticamente no está involucrado en el cuidado de su hijo. Se encuentra alejado del conflicto y cuando está presente es indiferente a la suerte del niño . Esta familia se puede mostrar como la ‘ familia ideal’ con una madre cuidadora y preocupada y un padre que no causa conflictos, por lo que darse cuenta del maltrato es muy difícil.

El niño puede presentar síntomas muy variados y aunque no hay estudios de frecuencia en niños, se sabe que el Síndrome de Munchausen en adultos se presenta con fiebre, dolor o sangrado en la gran mayoría de los casos. En los niños es característico que los síntomas se presenten sólo cuando la madre está cerca de él y si se hospitaliza en ausencia de la madre, desaparecen los síntomas . Los tratamientos indicados para la patología que se sospecha, son inefectivos y habitualmente mal tolerados por el niño, presentando múltiples efectos negativos como alergia o diarrea .

Cuando la madre cree que puede ser descubierta, solicita el alta de inmediato, acudiendo más tarde a otro centro de salud y así sucesivamente.

En casos avanzados de la enfermedad, tras muchos años de maltrato, los síntomas pueden ser inducidos por el propio niño que se encuentra sumergido en un círculo del cual siente que ya no puede salir .

El examen físico es muy variable, dado que existen múltiples motivos de consulta, sin embargo destaca que habitualmente no es coherente con la historia referida por el cuidador .

Para dilucidar el diagnóstico los niños son sometidos a múltiples y muchas veces dolorosos exámenes de laboratorio, los cuales tienden a ser cada vez más invasivos al no encontrar la causa de la patología ni de la mala respuesta al tratamiento .

Respecto a la relación médico-paciente, ésta se encuentra totalmente alterada y tensa, es difícil. Por otra parte la situación ética es complicada ya que a veces los síntomas no reflejan ninguna enfermedad, y si se solicita el alta, generalmente el profesional la otorga.

Estudios de seguimiento a mujeres con diagnóstico de Síndrome de Munchausen por Poder, muestran que estas madres reportaron problemas emocionales y físicos serios en su niñez y posteriormente en su adultez incluyendo: Inseguridad, evasión de tratamiento médico y síntomas de stress post-traumático. Algunas mujeres expresaron e rencor hacia sus madres abusadoras, pero un grado sorprendente de compasión hacia los padres que pasivamente aceptaron o fracasaron en protegerlas. Por otro lado, algunos de las mujeres que fueron víctimas en su niñez continuaron fabricando sus propias enfermedades o molestando a sus hijos adultos con dramas fabricados aun después de mucho tiempo.

Formas clínicas del síndrome de Münchhausen en niños

En la edad pediátrica existen dos formas:

a. El síndrome de Münchhausen infantil

El propio niño ‘ elabora y fabrica la enfermedad’ . Ésta puede darse en preadolescentes y adolescentes entre los y 15 años de edad con frecuentes manifestaciones urinarias o dermatitis ficticias.

b .El síndrome de Münchhausen por poderes

El niño es víctima de la simulación o motivación de la enfermedad por parte de los padres. En esta forma el menor es una víctima y generalmente es la madre quien manipula. Ocasionalmente el padre. Se observa en menores de 10 años.

Si en el síndrome de Münchausen se describe un cuadro de simulación de síntomas y signos para los adultos que fabrican o inventan enfermedades en ellos mismos, en el síndrome de Münchhausen por poderes es un tipo de maltrato infantil en el cual los progenitores fingen signos y síntomas y, por tanto, enfermedades, y las atribuyen a sus hijos. Los hijos sirven así de intermediarios de los problemas de los padres, de aquí el nombre ‘ por poderes’ .

Todas las publicaciones que hacen referencia a la detección de estos tipos de maltrato exponen que había sido la madre la verdadera autora de los hechos. Las madres de estos niños pueden padecer ellas mismas el Síndrome de Münchhausen o tienen conocimientos en temas de salud.

Puede sospecharse un síndrome de Münchhausen por poderes cuando hay:

  • Madres con antecedentes de trastornos de la personalidad.
  • Múltiples enfermedades recurrentes en niños, que en ausencia de sus madres, no muestran síntomas ni signos de enfermedad.
  • Falta de preocupación manifiesta de la madre por la ‘ enfermedad’ del hijo.
  • Pruebas diagnósticas con resultados incongruentes con los síntomas

El síndrome, que puede empezar con la fabricación de signos y síntomas leves y esporádicos, puede conducir a un cuadro gravísimo, incluso puede llevar a la muerte del niño, sobre todo cuando se configura como una situación crónica y persistente y se utilizan sustancias o productos químicos para la simulación.

El peligro que tienen los niños de ser receptores de las agresiones se incrementa por la posibilidad frecuente de ser sometidos a innumerables pruebas y exámenes médicos complementarios e invasivos, para llegar a un falso diagnóstico de una enfermedad inexistente, con el consiguiente perjuicio. Cuando un médico se encuentre ante un cuadro de este tipo debe comunicarlo sin demora a las autoridades.

Al parecer no hay mucha información sobre tratamientos para este trauma ya que no se deduce muy bien si estas madres son o no concientes del problema, pero desde luego hay que tratarlo en el niño y en la madre abusadora. Es urgente y necesario erradicar la violencia infantil en todas sus formas.

POR LA ERRADICACION DE LA VIOLENCIA EN LA PAREJA Y LA FAMILIA.

Puedes visitar también: http://superalaviolenciaemocional.com/blog


Sobre esta noticia

Autor:
Violenciaemocional (86 noticias)
Fuente:
libresdeviolencia.wordpress.com
Visitas:
7634
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.