Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Macron, ¿Júpiter o Napoleón?

23/06/2018 02:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En política se suelen ver demasiado a menudo seres necios y pretenciosos que abusan de esa condición

Hay personajes poderosos a quienes el pueblo les ha concedido esa dignidad, que caminan por el mundo con zancos de medio metro por encima de los demás. En política se suelen ver demasiado a menudo seres necios y pretenciosos que abusan de esa prebenda. La importante función de representación de un pueblo acrecienta la ridícula idea de creerse más que los otros. Más que aquellos que precisamente le pusieron ahí, en el cargo.

La soberbia es tan fuerte en este tipo de individuos que generalmente opaca su sentido común.Y la política suele ser una peana útil para enardecer los sentimientos de grandeza del lider que se sabe pequeño, con tal petulancia que se cometen por esto muchos atropellos.

Y ahí tenemos el ejemplo de Emmanuel Macron, un merluzo disparatado que avergüenza a un niño porque le llama Manu. Él, que hizo aquella declaración desquiciada y totalmente fuera de lugar de que era un dios y gorbernaría como Júpiter. Declaración con tintes ocultistas hecha frente a la pirámide del Louvre. El mismo que mandó interpretar el himno a la alegría que representa a la Unión Europea antes que la marsellesa cuando se presentó al pueblo francés.

Aboga este imbuído residuo de la mala educación y la arrogancia por una nueva forma de autoridad democrática, supuestamente basada en los símbolos, el significado y el sentido de la historia. Esto, a los españoles nos recuerda muchísimo al discurso de Rivera, no en vano él mismo se macroniza autodefiniéndose así.

Por otra parte, tanto Macron como Trump, otro simgular insensato de la política actual, son líderes que buscan conculcar y pisotear toda opinión popular contra las élites políticas y económicas. Curiosamente ninguno de los dos ocupó cargos electivos antes de convertirse en presidente y ambos se han visto asumiendo el cargo de un poderoso país, favorecidos con un sistema presidencial fuerte, a diferencia del resto de países europeos.

Tanto Macron como Trump, otro simgular insensato de la política actual, son líderes que buscan conculcar y pisotear toda opinión popular contra las élites políticas y económicas

Y ambos tienen un problema de ego y la determinación de ejercer un control absoluto sobre la comunicación gubernamental, que en Francia, por ejemplo, ya ha causado tensiones con los medios de comunicación.

Por eso no es de extrañar que un individuo afectado de excelencia no consienta que un niño, sin malicia alguna, le pregunte cómo le va, de manera tan cercana y natural. El soberbio sólo explora la posibilidad de que se de culto a su absurda personalidad. Su liderazgo se basa en su falsa interpretación. El Sr. Macron no tolera la indisciplina, pero él mismo pone los límites que la delimitan. Parece ser que un presidente jupiteriano puede elevarse por encima de los demás cuándo y como quiera.

Un idiota soberbio no conoce limitaciones, se cree el dueño del mundo y no tiene en cuenta que su orgullo le hace sentir gigante o poderoso en un mundo que gira para todos por igual. Tal vez nos hallamos ante otro Napoleón.

<<Me llamas Sr. Presidente de la República o señor, ¿vale?>> le espetó al muchacho que, tras la absurda, ridícula e innecesaria bronca, sólo pudo responder: <<Sí, Señor Presidente>>. Con más educación y respeto que el cacique Macron.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (174 noticias)
Visitas:
3718
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.