Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Baloneuropeo escriba una noticia?

Lyon, el verdadero culpable de la debacle

19/05/2010 22:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como cada temporada hace ya seis largos años, el blanco y expectante Santiago Bernabeu se tiñó de negro ante un duro revés sufrido por su equipo en la Champions League. Si, otra vez Europa, otra vez octavos de final y otra vez los fantasmas sobrevolando las mentes de unos futbolistas traumatizados a la hora de enfrentar las instancias decisivas del torneo de clubes por excelencia en el viejo continente. Ya en la derrota en tierras galas observamos a una versión del Madrid que poco tenía que ver con la mostrada en la Liga. Puede parecer un factor poco influyente y hasta exagerado, pero la realidad a día de hoy es que el máximo ganador de títulos europeos se ha 'olvidado' como afrontar los partidos trascendentales en una competencia que históricamente le mostró su cara sonriente.

Tras no poder vencer a Lyon en ninguno de los dos partidos, salen a la luz los defectos de un proyecto galáctico 2.0 encabezado por Florentino Pérez. Al miedo escénico europeo se le suma la contratación de un entrenador muchas veces cuestionado por su entorno y la prensa, 250 astronómicos millones en gastos por futbolistas consagrados y el deber de opacar al Barcelona del triplete. Debo admitir que a pesar de los continuos intentos de derrocar al capitán Pellegrini por parte de un periódico por todos conocido –y a pesar de no estar muy convencido por su elección como entrenador del club- creo que el técnico chileno no es el mayor responsable de esta imprevista bofetada.

No es ni la victima ni el culpable de toda esta historia, sino uno de los pocos que acabó aportando seriedad y sobriedad a un ambicioso proyecto claramente influenciado por factores externos e internos. Lamentablemente el ex entrenador del Villarreal planteó un equipo que a mi parecer debería haber sido otro. Guste o no, sucumbió ante el clamor mediático por la titularidad de Guti y Granero, la misma prensa que recurrió una vez más al ya trillado 'Espíritu Juanito' en lugar de apuntar sus cañones a la preparación centrada en un encuentro trascendental. Jugar con el destino muchas veces puede acabar siendo perjudicial, e intentar emular grandes remontadas épicas y epopeyas utópicas no es algo que este equipo debió tener en mente ante una latente posibilidad de fracasar –esta temporada, más que nunca- en suelo europeo.

Ronaldo abrió el marcador pero luego jugó para si mismo, se guardó su entusiasmo y no contagió el hambre de éxito a sus compañeros. Kaka parece decidido a no dejar a un lado la pálida imagen que ha mostrado desde su llegada a la capital española. Van der Vaart observó por un largo rato a Guti y Granero estar muy lejos del nivel de responsabilidad y compromiso que exigía este choque. Y así acabó la odisea de este Madrid, por sexta vez fuera en octavos de final y sólo con la Liga por delante para intentar rescatar una temporada donde los máximos alicientes quedaron en el camino. Sin ninguna duda Pellegrini debe continuar en su cargo, ya que a lo largo de este tiempo el entrenador ha demostrado ser una persona idónea para encarrilar un proyecto joven, ambicioso que lamentablemente no ha logrado los resultados esperados el primer año.

Y entre toda la histeria y las culpas repartidas aparece el verdadero 'culpable' de esta revolución. Pocos esperaban que este Lyon, en fase regenerativa, relegado en su liga y sin futbolistas de cache mundial pudiese plantarle cara a su candidato rival. Puel, su entrenador, demostró que con inteligencia y humildad todo es posible en un deporte donde lo inesperado puede transformarse en habitual de un instante para el otro. En la ida, Makoun rompió las tablas y Govou más Delgado se encargaron de lastimar por las bandas. Toulalan como vértice y equilibrio en el centro, un incansable Lisandro en punta y Lloris con sus tapadas tan vistosas como fundamentales hicieron el resto. Hoy se fueron al descanso con una derrota que pudo ser abultada, la defensa no hizo pie y los franceses sufrieron –y tuvieron la fortuna de su lado en la jugada del palo de Higuaín-. Puel movió las piezas justas, el prometedor Gonalons y Kallstrom conquistaron el mediocampo, Toulalan tranquilizó a Cris y de a poco la visita fue equilibrando un campo que parecía empinado a favor de los merengues.

El gol de Pjanic fue el resultado de la insistencia, el bosnio cerró una primera jornada con gusto balcánico tras la exhibición de Jovetic ante el Bayern, que no fue dignamente recompensada. Otra vez Lisandro y Delgado, la dupla argentina, pesaron en ofensiva y tuvieron el triunfo en sus pies ante un equipo blanco que ya agonizaba en llegando a los 90'. El festejo final y el éxtasis con acento francés culminó una estrategia casi perfecta diseñada por Puel y canalizada a la perfección por sus futbolistas. El Lyon está en cuartos de final, ese mismo equipo que dejó de ser monarca en su país y hoy se encuentra muy lejos del líder Burdeos. Europa es aparte, el nivel en casa queda de lado para consagrar a los equipos pensantes por sobre los mediáticos. La Champions es así de especial...


Sobre esta noticia

Autor:
Baloneuropeo (30 noticias)
Fuente:
baloneuropeo.com
Visitas:
3319
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.