Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

¿Y el lunes que hacemos, papá?

10/08/2010 18:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estimados todas/os/es

La historia que les voy a relatar a continuación es totalmente verídica, no solamente los personajes, sino que también los nombres, ciudades, en fin todos los datos que aparecen en ella. Si ustedes encuentran algún dato no coincidente con los suyos es porque sus fuentes de información son falsas. Si presenciaron estos hechos y creen que no son exactos les recuerdo que su memoria suele fallar, o simplemente que la realidad les miente a ustedes.

Después del éxito económico que Mr E había conseguido al introducir dos grandes premios con amarre de yates, su mente privilegiada le había llevado a pensar en celebrar un gran premio en una estación de esquí, y dada la gran tradición que tiene Liechtenstein (para los hispanoparlantes lo dejaremos en Lichestein ¡Tantas consonantes juntas no son buenas para la pronunciación!) en el mundo del motor, pensó que sería bueno tener un nuevo circuito allí. De esta manera los ricos seguidores podrían esquiar, ver la Formula Uno y esconder sus capitales al fisco, en un mismo fin de semana.

El proyecto fue inicialmente presentado a Don Tilke que, después de hacer un estudio concienzudo, llego a la conclusión de que había muchas montañas como para hacer un circuito aerodinámicamente perfecto y se negó a diseñarlo. Ante tal contrariedad el Sr. Ecclestone se lo ofreció a Santiago Calatrava, que encontró divertido el diseñar y hacer un circuito con distintos puentes para salvar las dificultades de la orografía (el circuito con torres, puentes y rampas todos retorcidos madeincalatrava quedo nickelao).

Como todos ustedes saben, este año, el 30 de febrero tuvo lugar el primer gran premio de Vaduz; donde está la pelouse y los bancos, mientras que la recta de meta y las mejores gradas están en lo alto de Steg, solo pudiendo subir a través del correspondiente teleférico de diseño llevado a cabo por Foster. La clasificación del sábado fue algo extraña ya que el Sr. Yamamoto con su HRT había conseguido la pole; pero no es de extrañar ya que la nevada que cayó durante las distintas sesiones hizo que fuese muy difícil conducir. La escudería Ferrari no llego tan siquiera a sacar sus coches del garaje y lloraban por todo el paddock ¡es imposible clasificar en esas condiciones! A lo que Whiting respondía que él lo había advertido hasta tres veces ¡Traed ruedas con clavos y cadenas!

La situación de McLaren no era mucho mejor. Aunque ellos habían traído las ruedas completamente equipadas y habían conseguido a ultimísima hora que Whiting admitiese como legal un morro delantero con escoba quitanieves, ambos pilotos se habían salido. Tocaba remontada tanto para Alonso (posición vigesimotercera) como para Hamilton (posición vigesimosegunda). Por último decir que los Red Bull habían tomado la delantera y estaban en las posiciones segunda y tercera.

El susodicho domingo 30, un padre apodado Mc G, por su afición juvenil al Hip Hop de los años 80, aunque su origen en la sartén de España no presagiaba nada su inclinación musical, y por más señas juez de una pequeña localidad de Galicia llamada Mondoñedo, se dispuso a ver la retransmisión junto a su hija. La chica de unos dieciocho años era cariñosamente llamada Qu'año debido a que el año en que empezó a hablar fue nefasto para su padre. El padre Mc G estaba destinado en una gran ciudad del centro de España, con muchos agobios ya que tenía que trabajar, su mujer estaba fuera en Sudamérica y él tenía a su cargo a la niña (¡Era un padre soltero!); todo esto hacía que Mc G se pasase el día diciendo ¡Que año ... más horrible! La niña, con su lengua de trapo, hacía la contracción de las dos primeras palabras y de ahí su apodo Qu'año.

Pero volvamos a la carrera. La salida fue espectacular, Yamamoko se olvidó de acelerar y se quedo clavado en la primera posición, lo que hizo que apareciese un nuevo problema en la pista. Vettel que estaba detrás pudo evitar el choque y se puso muy cerca de Webber, tan cerca que en la frenada de fin de recta le envistió por detrás saliéndose los dos y dejando los coches en la puzolana. Horner al día siguiente de este gran premio aseguro que seguían queriendo a sus dos corredores por igual pero, debido a la mala acción de Webber dejándose alcanzar torticeramente por Vettel, a partir de ese momento todas las evoluciones que se mostrasen buenas los viernes serían incorporadas al coche de Vettel, y solo si eran negativas serían incorporadas a Webber, para evitar en lo posible que Vettel se chocase con la trasera de Webber ¡Sabia decisión a la vez que ecuánime!

Al pasar Schumacher a la altura de Yamamoto este se puso a reír pensando ¡Que pardillo, para una vez que consigue la pole va y la caga! Estaba tan absorto en sus pensamientos que no se dio cuenta que se acababa la pista y cuando frenó era ya tarde, sus reflejos no eran lo que habían sido y acabó comprando una parcela de césped al lado de los dos Red Bull. El resto de coches pasaron más o menos bien, saliendo el safety-car enseguida. Después de las correspondientes entradas a boxes para cambiar ruedas y casi por arte de magia, el señor de la Rosa se puso el primero detrás del safety-car. En la siguiente vuelta volvió a los garajes y en ese justo momento el Sauber comenzó a acelerar, siendo el primero. Al final de la recta de meta el motor Ferrari dijo basta y se rompió. Mc G que solía tener cierta compasión con de la Rosa dijo que era mala suerte, su hija Qu'año respondió que lo que había era poco trabajo. Estos comentarios empezaron a caldear el ambiente entre padre e hija.

Transcurridas unas vueltas, Kobayashi envistió furiosamente al coche de Buemi, librándose del choque subsecuente Alguersuari de forma inesplicable. El safety-car volvió a salir, poniéndose en paralelo a Hamilton pero este acelerando lo adelanto. Aunque teníamos imágenes de todo esto Whiting dijo por radio que hasta dentro de unos días no podrían investigar la acción. Este hecho enervo a Mc G, y en un acceso de ira grito ¡Hamilton-to! La hija se quedo mirando sorprendía al padre y le espeto, según la norma 1345.8 coma tres barra dos apartado seis "el director de carrera puede hacer lo que le salga de los mismísimos". A lo que el Mc G no pudo contravenir nada ¡Así era la norma!

Casi al final de la carrera Hamilton ocupaba la posición segunda y Alonso la tercera, precedidos por un Kubica que se veía algo más lento. Al llegar a una chican en el sector medio, Hamilton adelanto a Kubica atajando por el césped, Alonso hizo lo propio detrás del británico, dejando al pobre del polaco en la tercera posición. Inmediatamente el Sr. Whiting radiofonó a Ferrari que Alonso estaba penalizado con un drive-thrugh por saltarse una chican. Mientras cumplía la penalización, por radio, Alonso gritaba ¡Manos arriba esto es un atraco! Domenicalli le radiofonó diciéndole que él no sabía nada y terminaba de enterarse por la prensa, que dentro de unas semanas ya hablaría Montezemolo para mostrar la postura oficial de Ferrari. El pobre Mc G, todo compungido, masculló alguna palabra de conspiración universal contra lo español. Qu'año respondió que no, que el problema residía en que el piloto era Alonso-so ... y le faltaba empuje.

Cuando el pobre Mc G se disponía a salir de la habitación, para que no subiese más la tensión con su hija, el Sr. Hamilton en una de sus clásicas frenadas destrozo la rueda delantera derecha, por lo que el padre se volvió a sentar con la esperanza de ver ganar al español.

Después de distintos incidentes, se llegó a las últimas vueltas con Kubica en la primera posición, Alonso en la segunda aunque con las ruedas muy desgastadas y Hamilton en la tercera con el mejor ritmo de los tres. No parecía que hubiese tiempo de adelantarse pero en la contra-recta de meta Alonso en un momento de locura tiro su coche por el interior de Kubica que lo iba cerrando. Al ver la maniobra Hamilton intento hacer un exterior a Kubica. Ambos, Mc G y Qu'año gritaban desaforadamente a favor de cada uno de sus pilotos. Se emparejaron los tres y al final de recta cuando empezaban a frenar ... la señal de TDT se escachufló. Maldijeron y juraron que el piloto de su elección era el que había adelantado finalmente. Tanto subió la tensión que padre e hija renegaron el uno del otro. En ese instante entraron en la habitación otro hijo de Mc G y su primo, preguntando a que eran debidos esos malos modos. Después de apaciguar un poco a la familia, el primo se dirigió a Qu'año y le pregunto ¿Si hubiese ganado Hamilton dejarías de ir a la Universidad mañana? El hijo, por su parte, hizo una pregunta algo retórica a Mc G ¿Y el lunes que hacemos, papá? Si ha ganado Alonso ¿Vas a dejar de ir al juzgado? Ante estas preguntas padre e hija se echaron a reír, dándose cuenta que seguir una bandera no era la mejor forma de disfrutar del camino.

Como todos ustedes saben, la carera del 30 de febrero de 2010 la ganó ....

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2748
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.