Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

La Luna se vuelve digital

29/12/2010 23:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Luna nos muestra siempre la misma cara, nuestro satélite gira lentamente de forma que su período de rotación es sincrónico con período de giro alrededor de nuestro planeta.

Aunque no lo creas hace apenas 50 años no teníamos ni idea de como era su cara oculta. Con el comienzo de la carrera espacial a finales de los 50, la Unión Soviética se apuntó el tanto cuando la sonda Luna 3 fue la primera en fotografiarlo. La fotografía aunque bastante borrosa servía al mneos para intuir que la cara oculta era muy diferente a la visible.

Fotografía de la cara oculta de la Luna tomada por la sonda Luna 3

Para sorpresa de todos las imágenes mostraban pocos mares, de formas circulares. Tan sólo había dos "mares" que fueron llamados Mar de Moscú y Mar del Deseo.

Ahora cinco décadas después la cara oculta de la luna está mapeada topográficamente con un extraordinario nivel de precisión mediante la sonda americana Lunar Reconaissance Orbiter (LRO), que alcanzó la órbita lunar en el verano de 2009.

LRO necesitó un año de trabajo de su altímetro laser LOLA para elaborar un mapa topográfico de todo el satélite. el altímetro puede medir la precisión de los relieves lunares con una precisión de tan sólo 10 centímetros. LOLA envía pulso láser a la superficie lunar y mide el tiempo que tarda en regresar a la sonda.

Mapa de la cara oculta de la Luna elaborado mediante los datos del instrumento LOLA de la sonda LRO

El mapa de altimétrico en falso color de la Luna revela de un nuevo modo la torturada historia de impactos del único satélite natural de la Tierra. Lo que destaca notablemente en el mapa del otro lado es la inmensa depresión del polo sur.

Existían indicios de la existencia de una cuenca gigante ya en 1962, como puede verse en las imágenes borrosas de las sondas sovíeticas Luna 3 y Zond 3. Parece que que es el resultado de un impacto oblicuo de un asteroide.

Los mapas lunares elaborados en el pasado tenían distintas resoluciones, así como iluminaciones y perspectivas diferentes. Todo esto hace difícil elaborar un mapa topográfico que sea congruente en toda la superficie. El mapa de LRO nos da al fin una perspectiva de la superficie de la Luna sólida y global.

El registro de cráteres de la Luna nos da indicios sobre cómo fueron los impactos en la Tierra primitiva. Las huellas de los impactos en nuestro planeta han sido en gran parte degradadas por miles de millones de años de erosión y actividad geológica.

Imagen de alta resolución

Mapa de LOLA del Mare Orientale

Los datos de LRO confirman las teorías anteriores de que existió un último episodio de impactos interplanetarios hace 3.800 millones de años. En ese momento se produjo un gran impacto en Mare Orientale (arriba) eyectando gran cantidad de material por toda la superficie lunar. Desgraciadamente Mare Orientale está en el limbo occidental de la Luna y apenas es visible desde la Tierra. Si la Luna se orientara 90 grados hacia el este, podríamos ver su anillos concéntricos de montañas, dándonos la extraña sensación que desde allí nos miraba un ojo misterioso.

Viaje digital a la Luna. Los datos para realizar este video proceden del altímetro láser LOLA

Un explicación a este bombardeo de asteroides es que los planetas gigantes estaban en un proceso de migración planetaria. Esto perturbó mucho el cinturón de asteroides y, como manzanas al sacudir un arbol, una nube de asteroides y rocas fue arrojada hacia los planetas interiores. La Tierra habría tenido alrededor de un par de docenas de impactos de cuerpos de al menos 1000 kilómetros de diámetro, unos pocos podrían haber tenido unos 4000 km de diámetro. Pero unicamente la Luna y Mercurio han conservado las evidencias forenses de este masivo bombardeo tardío.

Los mapas digitales de altitud del LRO servirán de guía a las futuras misiones científicas, y finalmente a las expediciones humanas. Por el contrario los astronautas del Apolo sólo tenían a su disposición mapas fotográficos de las sondas Lunar Orbiter.

LRO seguirá elaborando mapas con un nivel de detalle tan grande como para que esté disponible un sistema de navegación con una precisión similar a los GPS, especialmente útil para el aterrizaje en las regiones polares.

Podemos imaginarnos una escena de la película "2001, una Odisea Espacial" en la que los pilotos marcan las coordenadas de aterrizaje y se relajan, dejando que la nave aterrize de forma autónoma. Los mapas tridimensionales de alta resolcuón podrían ofrecer una simulación realista del paisaje a los módulos lunares de nueva generación.

El Cráter Shackleton en sombras perpetuas podría ser un lugar estratégico para establecer una base lunar. Desde allí los astronautas podrían construir un gran radiotelescopio libre de las interferencias de la Tierra para detectar posibles transmisiones de civilizaciones extraterrestres.

Fuente original

Publicado en Odisea Cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
4345
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.