Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

La lucha humana por el advenimiento de un hijo

21
- +
21/02/2021 13:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La familia, ese gran componente de un hombre y una mujer fortalece el camino de las verdades

Fusión y Convivencias

Poco me agrada lo patriarcal. Conocí de joven una amiga que se llenaba de orgullo propio, porque dominaba la escena urbana. Tenía inteligencia, voluntad política y su rostro reflejaba su propio rostro de mujer. Una vez, la pensé monopolizando todo en el hogar y me alejé de ella. Vi en aquel intelecto algo arrogante que la llevaría al fracaso.

La ciudad se envanecía al verla pasar y, una vez fue al diario para una entrevista si ser citada, Ella se creía una diosa y patrona de certámenes y de concursos. Detrás de aquella figura había mucha fragilidad y suavidad, observando en ella algo oculto en un cuerpo de mujer.  Los hombres se peleaban por ella, en aquel tiempo ya frecuentaba algunos movimientos feministas.

Siempre he tenido palabras mágicas para las mujeres, pero, no hay madres ideales, porque todas tienen su instinto de maternidad y al poco tiempo son abuelas y aplican una filosofía y biología excelente. Ahora veo madres por todos lados y mamaces con sus nietos.

He visto jóvenes venezolanas muy audaces y preparándose para el futuro y ya tenemos seis jóvenes venezolanos entre 18 y 23 años que definieron su futuro en La NASA, incluso haciendo sus estudios de pilotos y astronomías. Manejan hasta drones desde un centro de pilotaje y le escribo artículos a jóvenes profesionales de ambos sexos que trabajan como científicos en la Universidad de Oxford como filósofo y mis trabajos son intercalados en los suyos.

Es un paralelismo entre lo bello y la vida profesional.

Me esta encantando estudiar sobre la genética.  Leer a Hipócrates y discernir en sus tipologías de diversificación en lo flemático, melancólico, sanguíneo y colérico.  Por allí, visualizamos nuestro vínculo y variables personales. La madre siempre será individual y protectora y desde muy niño supe olfatear a mi madre y le conocía toda su dentadura al solo tocarla y a los cinco años, ante la ausencia de mi padre, mis emociones primarias se hicieron presentes y el caudal instintivo empezó a manejar condiciones estables y permitieron ver en ella a una verdadera mujer. Me dio mucho amor en forma positiva y ante la falta de mi papá y lleno de rabia viendo a mi mamá sola, me montaba en los techos de las casas en Rancho Grande para lanzarles piedras y pedazos de madera a los jepps de la Seguridad Nacional.

Ya había nacido, empezaba a ver las cosas crudas. Los militares le han hecho mucho mal a mi país desde 1932 y recorrían las urbanizaciones buscando novias ya para casorio o pasar una temporada.

Nos han reducido estar encarcelados

De pronto, aquella joven entro al monasterio de monjas y le veía rezar el rosario en la capillita del edificio donde se hospedaba. Era una mujer sana y hermosa y dejo los tacones por hábito de monja, Hablamos una tarde y me dijo que era un asunto maternal y sentía placer por el mundo religioso.

Así que las mujeres por instinto se convierten en madres buenas y la Iglesia era una conexión con muchos niños carentes de amor fraternal, así la incertidumbre me arropaba ante una diversidad de interrogantes., es una realidad y una prolongación hacia el infinito.

La maternidad, vista así, es el paso de la fantasía religiosa materna a la encarnación filial. Así, esa fantasía la viven millones de hijos que en algún lugar del mundo tienen su abeja reina.

El amor es freudiano.  Una emoción primaria que nos llena de alegría, hay que alejarse de las angustias y tener una abría que nos llene de su amor.

Lo importante es que tenemos una madre y nos parió ayer. De modo que debemos adaptarnos y estar inmersos como pareja, no podemos estar solos y menos ahora, en este tiempo.  Es que esas imágenes se producen en nuestra memoria y se crean vínculos con nuestros antepasados y cada quien toma mano de lo que desea.

Mi mamá fue un tótem uterino, se planteó con nosotros una lucha humana y una clave de reflexión., asumió el papel de ser el centro de la familia, mientras desconocíamos el paradero de papá. Su amor era mágico, y su encantamiento hacia nosotros fue presencial.  Amanecía ahora, con mi hermano.  Se convirtió en su símbolo porque le gustaba inventar con plantas y gusanos.

Así que nos consumismo en el tiempo. Somos parte de una gran emoción, de una fiesta en forma de velada, de una fantasía y de un misterio.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1699 noticias)
Visitas:
394
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.