Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

Los zarpazos del monstruo

21/08/2014 12:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Son asesinos y sus víctimas lo suelen ser las mujeres pero, cuando existen, siempre y por encima de todo, los hijos, muy a menudo menores, porque el zarpazo asesino del monstruo les deja sin madre y, el de la justicia, sin padre. No son violentos de género. Son bestias del género monstruo

Pocas veces antes como hoy se hace necesario llamar las cosas por su nombre, sin eufemismos políticos o inventos malparidos por el extinto, por estéril, patético y fatuo, ministerio de la igualdad. Las personas que matan a otra deliberadamente serán homicidas o asesinos según y las circunstancias. Los periodistas acostumbran a instalarse en aquellos conceptos de factura impropia pero que transmiten rápido y uno de los más injustos es denominar violento de género al que, como mínimo, es un criminal, asesino u homicida, de género.

Lo dije aquí mismo (http://es.globedia.com/asesinatos-genero-debe-hacer-mucho-contar-victimas) de modo abrupto y sin rodeos. La política de todos los gobiernos de esta democracia, más aún desde Aznar, para la prevención de los crímenes de género no es que no haya funcionado u obtenido resultados es que ha sido unos de los mas estrepitosos fracasos continuados de todos nuestros gobernantes y fuerzas de seguridad del estado, hasta la fecha. Las cifras hablan por si solas: casi una víctima mortal a la semana. Y la cifra, con fluctuaciones, se mantiene casi constante.

No se visibilizan las condenas y su cumplimiento lo que podría disuadir a los que vienen detrás

Son asesinos y sus víctimas lo son casi siempre ellas pero, cuando existen, siempre y por encima de todo, los hijos, porque el zarpazo asesino del monstruo les deja sin madre y, el de la justicia, sin padre, ya que las condenas a prisión se cuentan por decenas de años.

Pues bien, a pesar de que ya son legión los condenados por tan execrable crimen, muy pocos los conocen y menos aún saben de su condena y su cumplimiento.

El sistema de penas que nos hemos dado cumple varias funciones y una de ellas, importante donde las haya, es la de ejemplarizar y disuadir a otros de cometer crímenes parecidos. Pero para que esa función se cumpla, es indispensable la publicidad, la información y la visibilidad de los reos, su condena y, más aún, su cumplimiento años trás años en nuestras cárceles. Frente a eso, la policía, los jueces e instituciones penitenciarias se afanan permanentemente por conducir y hacer los traslados en furgones opacos y a horas tempranas, permitir entrar y salir a los condenados con cascos y pasamontañas, impedir el acceso de los medios a las salas donde se les juzga y, peor aún, no volver a exponerlos una vez ingresan en prisión, hasta su puesta en libertad veinte años después. Llenan nuestras cárceles pero son anónimos e ignorados. No se tiene noticia de los mismos ni de su sufrimiento y su perdida de libertad con lo que difícilmente se puede disuadir a las decenas de potenciales asesinos de género que, mientras escribo estas líneas, rumian el modo y el cuando dar el zarpazo asesino. ¿Hasta cuando?

Las políticas de prevención son un estrepitoso fracaso

AscoHastaLaNáusea


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (268 noticias)
Visitas:
663
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.