Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

Los mayores conductores

27/09/2009 10:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 10% de los automovilistas supera los 65 años, un colectivo que aumenta más que las franjas de jóvenes. En Euskadi suman 143.000 personas; de ellas, 41.000 pasan de 74 años

Andrés es un vecino de Vitoria de 77 años que todos los fines de semana se sube a su viejo 'Ford Escort' para ir con su mujer a un pequeño pueblito junto a Burgos, donde aún conserva la casa de sus padres. No se le ha pasado por la cabeza dejar de conducir. Transportista jubilado, Andrés se ve «en forma» para seguir al volante «muchos años más», aunque sufre cataratas y se medica por la diabetes y la hipertensión. «Eso sí, también te digo que cuando el coche 'casque' no me voy a comprar otro». Goyo, sin embargo, con dos años menos que Andrés, ha decidido aparcar definitivamente el coche tras sufrir un «susto» este verano. «No sé qué me pasó, un día me desorienté y acabé en la cuneta». Padece la enfermedad de Parkinson, aunque en fases iniciales, y es consciente de que «ya no estoy para conducir. Otros se empeñan, se ven 'menos' por no andar con el coche. Hombre, es duro reconocer que ya no puedes hacer cosas como antes, pero no quiero ser un peligro para nadie». Andrés y Goyo son dos caras de la misma realidad: la de los conductores veteranos. El progresivo envejecimiento de la sociedad, consecuencia de la cada vez mayor esperanza de vida y de la caída de la natalidad, se ha trasladado a las carreteras, por donde cada vez circulan más ancianos. Alrededor de 10% del censo total de conductores tiene más de 65 años, casi cuatro veces más que hace 20 años. En Euskadi, según los últimos datos de la DGT, conforman ya un colectivo de 143.000 personas, sobre un total de 1, 2 millones de titulares de licencia. De ellos, 41.236 tienen más de 74 años; entre ellos, Andrés y Goyo. Los responsables de Tráfico están preocupados por el «lento, pero constante envejecimiento» del censo de conductores en el que año tras año aumentan los porcentajes correspondientes a los tramos de edad de más de 45 años, mientras se reduce en similar proporción la franja de veinteañeros. En el último año, el colectivo de conductores de entre 65 a 69 años creció un 11%; por el contrario, la horquilla comprendida entre los 25 y 29 años se redujo un 2%. Menos revisiones Los expertos calculan que, para 2030, uno de cada cuatro conductores será mayor de 65 años. Además, los mayores conducen cada vez con más frecuencia: en la última década han incrementado el kilometraje que realizan anualmente en un 25%. Está demostrado que la capacidad de reacción y la agudeza visual se reducen conforme pasan los años. En teoría, demostrar si el conductor en activo conserva sus facultades para conducir queda en manos de los reconocimientos físicos y test psicotécnicos que todos los titulares de una licencia deben pasar a la hora de renovarla. Sin embargo, el nuevo reglamento de conductores -aprobado en mayo por el Consejo de Ministros para adaptar la legislación española a la normativa comunitaria- amplía al doble los plazos de renovación del carné y, consiguientemente, la frecuencia de los exámenes médicos que pasan los más mayores. En algunos casos, los plazos se duplican. Con esta modificación, los automovilistas de edad comprendida entre los 45 y los 65 años, que hasta ahora debían actualizar su licencia cada 5 años, pasarán a hacerlo cada 10. Por su parte, los conductores más veteranos, a partir de 70 años, deben renovar el carné cada 5 años en lugar de cada dos. La franja de automovilistas entre 65 y 70 años seguirán pasando por Tráfico de 5 en 5 años, al igual que hasta ahora. Los centros de reconocimiento de conductores ya han dado la voz de alarma. Según denuncian, el Gobierno español obvia un aspecto de la directiva que permitiría aumentar la frecuencia de las revisiones médicas, un aspecto «esencial» para detectar patologías que afecten a la conducción. Este cambio normativo acarreará, a su juicio, «una mayor accidentalidad al ser el binomio factor humano/edad avanzada, la causa principal de los accidentes de tráfico», aseguran. Las estadísticas, sin embargo, demuestran que la participación de los mayores en los siniestros de carretera es poco significativa. Según los datos del Departamento vasco de Interior, de los 16.930 conductores que se vieron implicados en accidentes el año pasado, sólo 720 superaban los 64 años, lo que representa tan sólo un 4, 3% del total. Los 'autocidios' Un reciente estudio realizado por Alianz Seguros confirma que las personas de edad avanzada tienen más posibilidades de sufrir un accidente de tráfico que de causarlo. Mientras el 16% del total de fallecidos en carretera son jubilados, en el caso de los peatones que pierden la vida el porcentaje se eleva al 42%, dos puntos por encima de la media europea. «Si sumamos ambos factores podemos decir que la carretera es un peligro mortal para los mayores», apunta José Antonio Flórez, catedrático de Ciencias de la Conducta de la Universidad de Oviedo y autor del libro 'Conductores ancianos, demencia senil y accidentes de tráfico'. Flórez cree que esta cuestión requiere un debate en profundidad sobre la necesidad de realizar «controles médicos más rigurosos» a las personas que se sientan al volante. Según el experto, la combinación entre la demencia y la depresión puede desembocar en los llamados 'autocidios', en los que el conductor «se sube al coche con el único objetivo de quitarse la vida».

Fuente: elcorreodigital.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
7500
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.