Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que María Rosa Meléndez escriba una noticia?

Los hermanos menores

22/04/2011 20:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La intendencia de Villa Carlos Paz, hizo reunir a todos los perros abandonados en las calles y tirarlos en el pozo del basurero municipal

De las culpas que llevo alojadas en mi corazón, ninguna como mi negativa a alojar en el porche de mi casa a aquella siberiana vieja, que buscaba refugiarse de los acosos de un perro joven y gigantesco. Ella me conocía muy bien. Había entre las dos una gran empatía, por eso, cuando la lanzaron a la calle a que pasara su época de celo, recurrió a mí. La pobre ya no se sentía bien. Su instinto le avisaba que no podría procrear. Intenté abrir los portones de rejas pero el perro macho me amenazó con sus dientes. Retrocedí. Me metí adentro. Unos meses después, me contó su misma dueña, que la perra había quedado preñada, y entonces sí, la había vuelto a entrar al patio de su casa para que pariera sus hermosos cachorros. Pero la naturaleza no lo quiso así. Después de dejarle pasar una noche en soledad y sufrimiento, la dulce siberiana amaneció muerta junto con sus recién nacidos.

Recuerdo haber visto un perro de la misma raza, abandonado, recorriendo las calles de una ciudad. En su fidelidad, aún con el mareo de los últimos momentos de la inanición, continuaba con el morro pegado al piso, tratando de olfatear la huella perdida de sus “amigos” humanos.

En el verano del 2.008, me refirió una proteccionista que la intendencia de Villa Carlos Paz, hizo reunir a todos los perros abandonados en las calles y tirarlos en el pozo del basurero municipal- Poco después allí mismo se produjo un coloso incendio. En estos días, la municipalidad de Carlos Paz prohibe el acceso de proteccionistas que concurrían diariamente a atender a los perros capturados por la perrera municipal.

Dime cómo te comportas con ellos y te diré de qué está hecho tu corazón

En esta época pascual, me interrogo acerca de la filosofía de la vida que tenemos los contemporáneos. Me incluyo entre las personas que piensan que el sufrimiento humano tiene sentido. Aceptar el sufrimiento por amor puede ser un acto sublime de redención. Pero ¿qué sentido tiene el sufrimiento animal?

Cuando miro los ojos de mis perros, viendo pasar la suavidad de la vida, aprendo que tienen sentimientos de ternura y compasión de los que hay mucho que extraer. Es cierto, ellos no tuvieron la opción de hacer el mal. Pero no le resta nada a su inocencia. Y no nos disculpa. El maltrato hacia los animales es la peor información que podemos dar de nosotros mismos. Dime cómo te comportas con ellos y te diré de qué está hecho tu corazón.

María Rosa Meléndez


Sobre esta noticia

Autor:
María Rosa Meléndez (25 noticias)
Visitas:
2265
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.