Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

Los dueños de México

21/10/2009 09:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Justo a la mitad de su sexenio, el presidente Calderón golpea con éxito a un poderoso sindicato reacio a cambiar, ¿irá más allá?

Europa  Press

La liquidación de la empresa Luz y Fuerza, que controlaba de manera omnipotente la distribución, comercialización de la energía eléctrica en cinco entidades del centro de México y daba servicio a casi el 40% de la población nacional, ventiló la manera como un sindicato, en este caso el Mexicano de Electricistas, abusaba de sus agremiados, de los usuarios y de quien se les pusiera enfrente. Si había historias de terror sobre aquellos que en un año no pudieron lograr que le conectaran el servicio, o a los que les pedían dinero para atenderlos o acelerar sus solicitudes de conexión o mantenimiento, las revelaciones de los últimos días sobre la forma como los líderes hacían uso de los dineros sindicales, contribuyeron para que la decisión del gobierno contara con la aprobación de la mayoría de los ciudadanos, que no siente pena, en tiempos de crisis, porque 40.000 trabajadores se fueran, en una noche, a la calle.

Los excesos de sus líderes fueron grotescos. Un rancho con finos caballos y autos de lujo, propiedad de su dirigente. Miembros del comité ejecutivo nacional pagando notas de comida de 2.000 dólares. Privilegios por contrato, como pagas adicionales por presentarse a trabajar, o por llegar temprano. Sistema de ascenso basado en antigüedad y no en productividad. Venta de plazas de nivel medio por el equivalente a 30.000 dólares. Toda una pesadilla. La sociedad se escandalizó, no sin razones, y convirtió al Sindicato Mexicano de Electricistas en el villano de moda. Muy pocos cuestionaron que si este sindicato pudo acumular tanto, se debió a que la administración de la empresa pública lo permitió. Y la administración lo hizo porque si lo enfrentaba, temía, se podría quedar sin luz más de una tercera parte del país. Visto está, no fue así.

El Sindicato Mexicano de Electricistas tenía el monopolio eléctrico en toda una amplia región del país. Al desaparecer la compañía de Luz y Fuerza, se evaporará el sindicato, que tenía en esa empresa su única fuente de trabajo. Será absorbida por la Comisión Federal de Electricidad, otra empresa gubernamental, con lo cual el duopolio eléctrico pasará a ser un monopolio. Esta es una palabra muy utilizada en México para describir a los verdaderos dueños de México, los que controlan el consumo y la vida de los mexicanos, los que impiden la competencia justa, los que reducen la competitividad y frenan el desarrollo. Son los que en buena manera han logrado que un país que tiene tanto potencial, se quede en el arrancadero del desarrollo, observando cómo lo rebasan cada año.

Afirma el Foro Económico Mundial en su último informe sobre competitividad que abarca el análisis de 132 países, que México está en el lugar 60, abajo de Chile, Puerto Rico, Costa Rica, Brasil y Panamá, entre las naciones latinoamericanas. Pero está en el lugar 101 en ineficiencia de instituciones públicas, en el 115 en cuanto a rigidez laboral, y en el 74 por la mala educación superior, incapaz de proveer mano de obra de calidad al mercado de trabajo. Este es el verdadero paisaje nacional, el de los grupos de poder, públicos y privados, que marcan la hora mexicana y manipulan el destino.

Los monopolios son una pesadumbre que no se siente cotidianamente, pese a que se les denuncia frecuentemente. La educación primaria por ejemplo. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación es utilizado como grupo de presión política y como divisa de cambio en tiempos electorales, pero la educación primaria en México, bajo todos los estándares internacionales, está reprobada. Maestros pobres, líderes ricos, con su dirigente perpetua con residencias en Estados Unidos y aviones privados, ropa de Louis Vuitton y zapatos Prada. El sindicato petrolero tiene en jaque a Pemex, una empresa petrolera que aún en los tiempos en que México tenía una de las reservas probadas más grandes del mundo, perdía dinero. País pobre y líderes ricos, con autos de lujos, relojes Audemars Piguet de oro de 18 kilates y casas en Vail. Pero ya lo dijo el presidente Felipe Calderón: la acción contra Luz y Fuerza y el sindicato no tendrá réplica en ninguno otro más.

Más sobre

Tranquilos y a seguir trabajando. Los dueños de México no tienen problemas con el Estado salvo ocasionalmente. El presidente Calderón dijo, incluso antes de tomar posesión, que el desmantelamiento de los monopolios sería parte de su cruzada para modernizar el país y detonar el desarrollo. No ha podido ni ha querido. El crecimiento de México está por debajo no sólo de la media mundial, sino se encuentra en los sótanos entre sus pares en América Latina. El principio del despegue de la crisis tomó al gobierno mexicano en el cabús del ferrocarril del desarrollo, sin muchas posibilidades de ir avanzando en los vagones, menos aún para colocarse en la punta de la locomotora. Los grandes grupos de interés lo tienen dominado y frenado.

México es el país de los monopolios. El magnate Carlos Slim es el arquetipo, con su dominancia en el sector de las telecomunicaciones. Tiene bajo su control al 80% de la telefonía fija y mantiene bajo su férula más del 70% de la telefonía móvil. Las tarifas, casi parece pleonasmo señalarlo, se encuentran entre las más altas del mundo. El grupo que encabeza ha estado dando una batalla para impedir que el conglomerado de comunicación, Televisa, pueda entrar al mercado de la telefonía fija. Hay mucho temor, pues con el dominio del 70% de las pantallas de televisión en México, la propiedad del sistema de cable más grande del país y del sistema de televisión por satélite dominante, la comercialización en paquete sí representarían un desafío empresarial para Slim. Pero al mismo tiempo, Televisa presiona para que el gobierno no le autorice a Slim un canal de televisión, quien ya tiene 36 canales en operación, semiclandestinos en Internet, en espera de la señal pública.

Es la lucha de colosos en un bosque donde hay muy pocos gigantes. Un solo grupo, Cemex, controla el 90% de la producción y el mercado de cemento. Otro más, Peñoles, domina el 100% de la producción y el mercado de la plata. Cervecería Modelo, que vende 10 marcas de cervezas -entre las que se encuentra Corona-, domina el 65% del mercado, dejando el 35% a Cuauhtémoc Moctezuma, que es filial del conglomerado Femsa, que además de las cervezas, domina el 60% de las refresqueras (soft drinks). Bimbo domina el mercado del pan, y Gruma el de maíz. En cada uno de esos rubros, el precio al consumidor es más alto, en función a su poder de compra, que en muchas partes del mundo.

Todos los organismos internacionales han venido señalando desde hace tres años la necesidad de que el gobierno se decida romper los monopolios. Desde entonces, el gobierno del presidente Calderón ha dicho que así será, pero no lo es. Hay una retórica muy fuerte en esa dirección, pero la voluntad política es sumamente débil. Hay una leve esperanza de que en el tiempo que le queda a Calderón al frente del gobierno -menos de tres años-, se decida a abrir la competencia por la vía del ataque a los monopolios. Se ve difícil. Cada mes que pase, se irá debilitando. Reformas importantes y cambios de política de largo plazo, dicen los clásicos, se hacen en el inicio del gobierno, no al final. Pero acaba de liquidar a Luz y Fuerza y se enfrentó a un sindicato con la fama de ser el más combativo de todos los sindicatos mexicanos. Hasta ahora las cosas, en términos políticos y para incrementar su popularidad, le están funcionando de acuerdo con sus deseos. Pero Calderón no es de los que engañe con la verdad. Lo más probable es que su lucha antimonopólica, pese al éxito, se la herede al próximo gobierno.

Fuente: elpais.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
6682
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.