Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Los dioses que cayeron

05/08/2010 23:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageSi hubiera titulado este post en singular los lectores más avispados no hubieran dudado en pensar que estaba dedicado a Michael Schumacher, al ponerlo en plural, y referirme a "los dioses" he introducido un elemento de duda, pero no, no os engañáis, voy a hablar de Michael Schumacher, pero emulando a Plutarco voy a atreverme a comparar su carrera con la de otro célebre Michael: Michael Jordan.

¿Qué pueden tener en común dos de los deportistas más destacados de la historia? a parte, claro está de ser precisamente dos hombres que han definido una década en sus respectivas disciplinas y también una cuenta corriente sobrenatural, creo que varias cosas, empezando por su pasión por las motos...

Michael Jordan es algo mayor que Schummy, nació 6 años antes y también triunfó algo antes, aunque este pequeño decalaje no impide establecer un paralelismo entre la carrera de ambos ídolos. Tanto Jordan como Schummy llegaron a la categoría reina de sus respectivos deportes con un buen palmarés y prometiendo grandes cosas, aunque también es cierto que nadie podía imaginar hasta donde llegarían. Jordan venía de ganar el campeonato universitario y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, Schumacher había ganado el campeonato alemán de Fórmula 3 y había disputado dos temporadas en el mundial de resistencia cosechando algunos resultados brillantes.

En su debut ambos empezaron en equipos que les ofrecían pocas expectativas a corto plazo, el alemán lo hacía en Jordan y el norteamericano en Chicago, sin embargo ambos no tardaron en mejorar, Shumacher lo hizo fichando por Benneton, un equipo en claro crecimiento, mientras Jordan veía como Chicago construía un gran equipo a su alrededor. Ambos generaron una gran atención con sus rápidos éxitos y bien pronto se les empezó a considerar como futuros campeones, aunque lo cierto es que los primeros años en la carrera tanto de Jordan como de Schumacher los tuvieron que pasar a la sombra de los grandes ídolos de la época.

En el caso de Schummy la rivalidad entre Ayrton Senna y Alain Prost le mantuvo en un segundo plano, pese a momentos de gloria como su victoria en Spa, el baloncestista por su parte también conoció lo que era vivir a la sombra de dos grandes ídolos como eran Larry Bird y Magic Johnson. Ambos tendrían que esperar a la desaparición de los grandes ídolos de la década de los 80 para triunfar y, en otro paralelismo más, sería la tragedia de Magic la que abriría la etapa de éxitos de los Michael, en efecto Schumacher tendría que esperar a la muerte de Magic Senna para hacerse con el título, mientras Jordan desarrolló su etapa triunfal tras la retirada de Magic Johnson motivada por haber contraído el VIH. Los fans de ambos tienen sobrados argumentos para afirmar que esas retiradas no fueron tan importantes como parece, al fin y al cabo Jordan ya había ganado su primer título el año anterior a la retirada de Johnson y precisamente ganándole la final a sus Lakers, mientras Schumacher disfrutaba de una cómoda ventaja en el mundial cuando Senna murió, sin embargo ambos ídolos tendrían que convivir con la sombra de la sospecha sus primeros años hasta que su racha imparable de triunfos puso fin a cualquier duda.

Los paralelismos no acaban aquí, tanto Jordan como Schumacher vivirán un paréntesis tras sus primeros años triunfales, el jugador de basquet lo hizo tras lograr tres títulos y fue motivado por el stress de la fama y el golpe emocional que supuso el asesinato de su padre, decidiendo retirarse; Schumacher afortunadamente no dejó el mundo del motor, pero tras ganar sus dos primeros títulos optó por la arriesgada decisión de cambiar de equipo, fichando por Ferrari y siendo consciente que difícilmente volvería a optar al título durante algunos años dado el nivel de desorganización de la Scuderia. La ausencia de Jordan y la inferioridad de Ferrari permitirán a candidatos de buen nivel pero tal vez inferiores a los dos ídolos que nos ocupan hacerse con el título, así en la Fórmula 1 Damon Hill, Jacques Villeneuve y Mika Hakkinen se harán con el título mientras Schumacher trabajaba para convertir a Ferrari en una máquina imparable, a su vez, en la NBA serán los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon quienes se aprovechen del vacío dejado por Jordan.

El retorno de ambos Michael será triunfal, Jordan logrará otros tres campeonatos consecutivos, alcanzando un grado de madurez y superioridad indiscutibles y rodeándose de los mejores, mientras Schumacher inaugurará el nuevo milenio con cinco victorias consecutivas en el campeonato mundial, estableciendo todos los récords habidos y por haber y doblegando a toda una generación de pilotos incapaces de competir con él.

Tras esta segunda etapa triunfal se producirá la seguna retirada de nuestros protagonistas, aunque hay que señalar que Jordan se retirará imbatido, mientras Schummy verá la emergencia de un nuevo talento, Fernando Alonso, que le amargará sus últimas dos temporadas y le impedirá retirarse con el título en la mano.

Los años del segundo retiro para ambos iconos no fueron años de relajación ni tampoco de mantenerse al margen, ambos siguieron muy de cerca su deporte y se implicaron a fondo, Schummy como piloto probador de Ferrari y Jordan como directivo de Washington y los rumores de retorno se fueron haciendo cada vez más fuertes mientras paralelamente surgían nuevos ídolos en sus respectivos deportes, (Hamilton en la Fórmula 1, Bryant en la NBA).

Al cabo de dos años esos rumores se hicieron realidad, aunque ni Jordan ni Schumacher harían efectivo su retorno en el equipo que les había hecho ganar, pero si ambos en equipos con fuertes vinculaciones a su pasado, así Schummy regresaba a la Fórmula 1 de la mano de Mercedes, la casa alemana con la que había competido antes de llegar a la Fórmula 1 en el Mundial de Resistencia, por su parte Jordan lo hacía en Washington, muy cerca de donde había triunfado en su etapa universitaria en North Carolina. El estado de ambos equipos sin embargo era muy distinto, Schumacher fichaba por un equipo que era la herencia directa de Brawn GP, el campeón de la temporada anterior y por lo tanto se le podía considerar como un aspirante al título, Washington sin embargo tenía unos precedentes mucho más modestos y nadie creía que pudiera luchar por el título, aunque las expectativas sobre lo que podrían hacer tanto Schumacher como Jordan eran igual de elevadas.

No voy a hablar del retorno de Schumacher, aún es demasiado pronto, sin embargo sí que puedo repasar el segundo retorno de Jordan a la categoría reina de su deporte, a pesar de batir algunos récords más, liderar a su equipo y dejar algunas perlas, metiendo más de 40 puntos en varios partidos, lo cierto es que el retorno de Jordan fue decepcionante, no solo no se acercó al jugador que había sido sino que para muchos fans estropeó lo que había sido una retirada soñada cuando lo hizo por segunda vez tras meter el tiro ganador de la final. Schumacher por su parte está dejando una sensación similar y ni siquiera se puede decir que nos haya dejado ninguna gota de calidad como sí hizo Jordan en su tercera etapa, aunque como ya he dicho aún es pronto para juzgarlo, sin embargo en descarga del alemán se puede argüir que su retirada no fue perfecta y que tal vez pensaba que podría poner el broche de oro disputando una temporada final al volante del equipo ganador del año anterior y desquitandose de las derrotas que le infligió alonso en 2005 y 2006.

Soy consciente que a muchos de los lectores no les va a gustar esta entrada, seguramente la encuentren absurda, al fin y al cabo más allá de algunos paralelismos curiosos estamos hablando de dos personas completamente distintas en dos deportes que no tienen nada que ver. Sin embargo lo que me ha llevado a escribirla es pensar en el recuerdo que ha quedado de Michael Jordan, a pesar de sus fracasos en su última etapa lo cierto es que la imagen del baloncestista no ha sido empañada, Jordan sigue siendo considerado el mejor y su último retorno es visto más como una anécdota que como otra cosa, quien sabe si pasará lo mismo con Schumacher...

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
3037
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.