Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticoenserie escriba una noticia?

Los días de la investigación

23/06/2011 09:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta entrada es espoilerosísima por definición: aquí se analiza el final de la primera temporada de The Killing.

Decir que hay dos corrientes de opinión acerca del final de The Killing es equivocarse de medio a medio. La cosa va más allá. Por un lado están los que consideran que el concepto de la serie y su ejecución ha sido algo más que correcto, que ha ido más allá de los parámetros de la ficción criminal, y después están los detractores. Estos se pueden dividir entre los que opinan que nos mintieron con respecto a la serie (por culpa de que aún queden dudas sobre la identidad del asesino) y luego están los que simplemente consideran que toda la serie ha sido una decepción, no solamente el final, y que las críticas deben ir más allá del cliffhanger . Podéis imaginar que soy de este último grupo (y si queréis escucharlo por eso existe el último podcast Yo Disparé a J.R. ).

Según algunos de sus defensores, The Killing era una serie casi experimental que quería desmarcarse de todo aquello hecho anteriormente y su creadora, Veena Sud, hasta ha argumentado que quería pasarse por el forro la estructura de un caso por temporada e ir donde el relato se lo requiriera. Por esto no podía resolver del todo un caso como el de Rosie Larson en trece días. No creía que fuera orgánico comprimir un relato por necesidades más formales que narrativas.

Esta explicación sobre porqué The Killing ha sido contada de esta forma lo encontraría loable si la hubiera leído a priori y sin haber visto el resultado final. Pero las declaraciones ahora mismo hasta me parecen contradictorias. Ella misma estructuró el relato en días y lo más cachondo es que muchas veces cortaba el relato por lo sano para dejarnos cliffhangers que nos obligaran a ver el siguiente episodio. ¿Cuántas veces el día queda cortado sólo para dejar con ganas de más? Si la estructura te agobia, ignora la estructura por días. Pero si hablas sobre escribir un relato orgánico, lo menos orgánico que hay es cortar acciones justo a la mitad de forma sistemática sin beneficiar el relato.

Otra cosa, sin embargo, es que por omisión dejara creer al espectador que iba a resolver la incógnita de forma clara al final de la temporada y que al final no lo hiciera (como sí ocurría en la versión danesa que, también es cierto, tenía más episodios). En realidad tampoco soy de la opinión de que lo deje todo a medias: tenemos motivos para creer que Richmond es el asesino (aunque probablemente no lo sea) y vemos su arresto (he aquí un final), y los cliffhangers son casi un añadido tras cerrar un pequeño ciclo dentro de la investigación. Primero abren el apetito para saber más de Holder y sus malas artes, y después tenemos el más artificioso de Belko (¿disparando o sólo intentándolo?) que repite el error del patriarca Larsen de querer tomarse la justicia por su mano al cargarse su familia (un déjà vu en toda regla).

La intención, por eso, era crear un matiz sobre una tragedia como la de Rosie Larsen: cómo afectaba a los investigadores (Linden deja su vida en stand by ), a la familia (Michelle Forbes y su cara de sufrimiento) y a una campaña política en su recta final, cuando cualquier vinculación le puede costar unas elecciones. Pero la impresión que me ha quedado es que el dolor familiar no dio para tantos minutos; que el retrato de Linden y Holder llegó demasiado tarde (esperar al antepenúltimo episodio para dibujarlos es un too little, too late ); y que la campaña política estaba cogida con alfileres, con unos actores que estaban demasiado obligados a parecer sospechosos para mantener el suspense.

Que conste que, # inmyopinion , no ha sido la peor season finale de la historia ni mucho menos (justamente el final me ha gustado más que la mayoría de los episodios) y no dejaré de ver las nuevas propuestas de la AMC por un pequeño bache (como hay gente que intenta propiciar). Otra cosa es que haya decepcionado en varios frentes y que se haya quedado a medias tanto como producto criminal (que lo es, por más que vayan de experimentales) como a la hora de dibujar unos personajes realmente carismáticos. Y aún me molesta más tener que esperar tantos meses para comprobar si finalmente el millonario Tom Drexler es el auténtico responsable del asesinato, que con su obsesión por las jovencitas, por verlas dentro del agua (de aquí las vistas al interior de la piscina) y que el guión no se esforzó en proponerlo como sospechoso, tiene bastantes números (sobre todo tras hacer una donación de cinco millones de dólares que puede haber tenido un precio).


Sobre esta noticia

Autor:
Criticoenserie (566 noticias)
Fuente:
criticoenserie.blogspot.com
Visitas:
2384
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.