Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Los derechos de los groseros

21/05/2015 15:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cualquiera con buen gusto encuentra detestable al grupo Def Con Dos, tanto por su espantoso ruido como por sus letras groseras, provocativas y agresivas, aparentemente humorísticas, pero eso no es para detener a nadie cuatro horas, como ha hecho la policía con su líder César Strawberry, a la vez que arrestaba a 18 personas más acusadas de enaltecer el terrorismo.

El subversivo Strawberry parece simpatizar con el terrorismo, pero cuando presenten pruebas de que lo enalteció el juez seguramente las rechazará alegando el derecho de los gamberros a la libertad de expresión.

Casos distintos son los de los afines a ETA detenidos en la misma operación "Araña III" que sí parece que incitaban a atentar, incluso pedían que se hiciera contra el Rey.

Si defendemos la libertad para reírse de Mahoma y de todas las religiones de los dibujantes asesinados del Charlie Hebdo, debemos también aceptar la libertad de cualquier tipo grosero para insultar exclusivamente con canciones o con mensajes en Twitter.

Más sobre

César Strawberry, pseudónimo del cincuentón César Montaña Lehmann, dice que lo suyo es "seguir en la vanguardia de la ofensa".

Uno de sus tuits, aludiendo cruelmente a quien sufrió un secuestro de ETA de casi dos años decía: "A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora"; otro, sobre Esperanza Aguirre: "Su fascismo sin complejos me hace añorar hasta a los GRAPO". Un juez dirá que no es incitación al secuestro o al asesinato, sino una muestra de mal gusto, de estupidez.

Hay mala fe, pero no llamamiento real al terrorismo, aunque ante esas expresiones mucha gente piense que "habría que meter a este individuo en la cárcel".

Pero nos encontramos ante la línea finísima que separa la libertad y lasa amenazas o el reclutamiento de terroristas; es la diferencia entre las bromas brutales y el verdadero delito.

------

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1261
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.