Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Iskander Jr. escriba una noticia?

Los cambios de la vida

18/07/2010 13:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta pequeña historia, sacada del saber popular de la calle y adaptada, refleja que no hay nada inmutable y que el camino del Destino, esté o no esté escrito, es sorprenderte

Más de una vez habremos escuchado frases como “la vida te cambia en un segundo”, “hoy estás aquí y mañana no se sabe dónde”, “la vida da muchas vueltas”, etc…

Esta pequeña historia, sacada del saber popular de la calle y adaptada, refleja que no hay nada inmutable y que el camino del Destino, esté o no esté escrito, es sorprenderte.

Pablo era un desgraciado al que la vida no le había tratado bien: pobre hasta los huesos, deambulaba por las calles de su pueblo buscando algo para comer con su ropa sucia y semidescalzo. El dueño del puticlub sintió compasión por él y le ofreció el puesto de portero en su establecimiento, no tanto por generosidad sino también porque Pablo era por sobre todo, honrado, buen conversador e inteligente.

Pasaron unos días y al puticlub asistió el alcalde del pueblo. Al ver a Pablo, se dirigió al dueño y le conminó a que lo echara, dado que con su apariencia no daba “la talla” de elegancia que se le debería requerir. Luis (el dueño) se dijo:

- ¿Y ahora cómo hago para echarlo?

- Sencillo, Luis -le dijo el alcalde-, sólo pregúntale si tiene el graduado escolar.

Al terminar la jornada laboral, Luis llamó a Pablo y le preguntó:

- Pablo, ha salido una nueva normativa municipal que me exige que el portero debe tener el graduado escolar, ¿tú lo tienes?

¡qué no habría conseguido si hubiera tenido estudios!

Pablo no había podido ir a la escuela y sólo sabía leer y escribir porque hacía unos años había conocido a un maestro que le enseñó lo básico para poder defenderse en la vida.

Así que nuevamente Pablo se encontró caminando por las calles, sin trabajo y sin saber qué le deparará el día de mañana. A esto que pasa por una ferretería y compra unos clavos para hacer unas pequeñas reparaciones. Y aquí el Destino le enseñaría algo que le cambiaría para siempre.

Cuando iba a usar los clavos, un vecino se le acerca y le dice:

- Mira por donde andaba buscando urgentemente unos clavos. Por favor, véndemelos y yo te pago más de lo que valen.

De nuevo, Pablo se dirige a la ferretería a comprar más clavos y unas herramientas con el dinero de más que le había dado su vecino. Pero de vuelta a casa se encuentra con otra persona que también le compra los clavos y las herramientas. Así que he aquí a Pablo hacia la ferretería y pensando que si pone un pequeño comercio quizás la vida le sonría.

Pablo consiguió buenos precios en la ferretería y poco a poco fue ampliando el negocio hasta tener fábricas propias y comercios repartidos por todo el pueblo. Como no olvidaba su pasado, donó al pueblo un polideportivo y en la inauguración el alcalde (aquel que lo había echado de su puesto de portero), dijo:

- Honremos y demos las gracias a Pablo quien desde la nada y sin estudios, porque Pablo no tiene ni el graduado escolar, ha conseguido tanto y ha hecho tanto bien por este pueblo; y si todo esto lo ha conseguido sin tener el graduado escolar, ¡qué no habría conseguido si hubiera tenido estudios!

Pues seguramente seguiría siendo el portero del puticlub

Pablo no pudo más que decir:

- Pues seguramente seguiría siendo el portero del puticlub.

Antonio Javier Navas y Millán


Sobre esta noticia

Autor:
Iskander Jr. (27 noticias)
Visitas:
9423
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.