Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Angelesteban escriba una noticia?

Los Años y La Mar

05/11/2009 17:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los años son como las olas del mar que vienen y se van. Llegan galopando hasta reventar en nuestras vidas; penetran hasta el último milímetro de nuestras pieles, revuelven hasta el más agotado segundo de nuestra existencia, para luego retraerse y abrir paso a la próxima. Cuando se van, solo recuerdos nos dejan, unos amargos, otros felices, algunos sin importancia y otros... hay de aquellos otros que nos marcan para siempre dejando cicatrices imborrables de nuestra memoria.

Cuando llegan, así como llega la mar, repleta de algas, pequeños peces y demás objetos, los años nos llegan acompañados de sueños, deseos, aventuras aún no vividas. Llegan cargados de personas que aún no conocemos, amores aún no descubiertos. Los años llegan impregnando nuestras arenas con un universo a descubrir, a conocer y a experimentar antes de que este se desvanezca. El golpear moldea nuestras costumbres, arrebata sueños y cambia nuestros rumbos muchas veces sin avisar; y poco a poco, va erosionando todo aquello que alguna vez logramos construir para dar paso a nuevas ilusiones y aventuras. Como un manto nos acoge entre sus hilos y nos mantiene vivos recreando nuestro destino, jugando a ser felices o felices de poder aun jugar.

Muchas veces deseamos que en vez de una calmada ola de orilla azulada, llegase un tsunami que penetre en lo más profundo del ser, nos revuelva la existencia, y para cuando se desvanezca, dejar solo una calma infinita para luego poco a poco retomar el rumbo perdido.

A su despedida de la orilla, solo recuerdos nos quedan. Recuerdo tras recuerdo de lo que pudo ser, de lo que se tuvo, de quien estuvo. Al principio de nuestras vidas sentimos que los años transcurrían en una eternidad, que al mismo tiempo deseábamos acabara rápido y así poder cumplir otro año, disfrutar otra vacación. El transcurrir del tiempo, con el llegar de un nuevo año, se va volviendo más como las olas de mar, un vaivén insaciable y acelerado como si quisieran con el tiempo acabar. Las vivencias se van desvaneciendo en nuestra memoria como se desvanecen las huellas que en algún momento estuvieron sobre la arena de la orilla. El tiempo se acelera a medida que nuestros cuerpos se desaceleran; la arena del paisaje cambia así como nuestra anatomía se transforma.

En las noches la Luna apacigua las olas y baña la orilla con su luz tenue. Los años van colmando, en su vaivén, nuestras vidas con la experiencia y la serenidad que solo apreciamos al lograr vivir en el presente, sin aferrarnos en el pasado, mientras sentados, esperamos a que el futuro llegue. Las olas van y vienen, pero la orilla sigue allí, absorbiendo el agua de la mar, tomando lo que le pertenece y dejando ir lo que no es suyo; ola tras ola, año tras año, comprendiendo que los segundos nunca cesarán de contar y que solo queda aceptar y comprender que es el ciclo de la vida que no se puede romper.

(c) Francisco Orta 2009

image

La Mar

Publicado enCuentos y Relatos Tagged: Cuentos, Cuentos y Relatos, Francisco Orta, Los años y la mar, reflexiones, Vida


Sobre esta noticia

Autor:
Angelesteban (70 noticias)
Fuente:
angelesteban.wordpress.com
Visitas:
266
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.