Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

López Madrid y Villar Mir, los hombres que tampoco untaron al PP

24/04/2018 20:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad... convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

Comparecieron en el Congreso Javier López Madrid y Juan Miguel Villar Mir. Yerno y suegro. El primero, exconsejero de la constructora OHL, condenado por las tarjetas black e implicado en distintos casos de corrupción. Sobre él pende la sombra, según los informes policiales, de haber mediado y pagado para conseguir adjudicaciones de obras públicas. El segundo, expresidente de la compañía, gran fortuna nacional, exministro de Arias Navarro y sir juancarlista (fue nombrado marqués por el emérito). Su biografía es un manual de cómo medrar en una dictadura y luego convertirse tranquilamente en un prohombre democrático. Se sospecha que ha gozado de trato de favor de los poderes públicos durante su trayectoria. No obstante, sentenció que nunca ?jamás? había donado dinero a ningún partido político. A fundaciones sí. ¿Qué fundaciones? FAES. "He tenido fe en FAES. Hace una buena labor", confesó antes de especificar que apoquinaba poca cosa, unos 25.000 euros al año. Pagar a FAES, entiende, no es aportar al PP: está seguro de que los fondos se mantenían en el think tank.

Ambos comparecieron en la Comisión que investiga la presunta financiación ilegal del PP. Una migaja. Se intentó meses atrás que Villar Mir declarara también en otro órgano, el que pretende esclarecer las dinámicas que derivaron en la crisis económica y financiera. Gracias a la negativa del PP y la abstención de Ciudadanos y del PSOE, se rechazó que los grandes magnates de la banca y del sector de la construcción asistieran al Parlamento a explicar cosas sobre bancos y obra pública. Un tema que un poco sí les atañía. El propio Villar Mir, en la mañana del 24 de abril, se reconoció como gran lord del empresariado. Lo hizo con humildad sarcástica: "Existo en el mundo económico, existo", resumió tras enarbolar algunos rankings que reconocen su actividad.

A mediodía, tras una mañana de preguntas, negaciones y regates, se cerró la sesión. El octogenario Villar Mir, que triplicó su fortuna durante la crisis, se rezagó a la salida para solazarse con los diputados del PP, a los que había buscado durante casi cada frase de la intervención. No es que desease su aprobación, que tenía asegurada; simplemente los miraba para aliviarse: en vez de beber un trago de agua, miraba a los populares.

Salió un Villar Mir tan fresco como el que entró, igual de marqués, igual de plagado de cruces: la de la Orden del Mérito Civil, del Militar, la de Carlos III, la del Dos de Mayo y la de Isabel la Católica (las tres primeras, durante el franquismo). Las distinciones que otorga el Poder, por lo visto, en vez de pesar sobre las cervicales, aligeran el cuerpo. Al empresario se le ve joven como una cepa, y eso a pesar de no haber conocido en su vida, como aseguró, a nadie que trabajara más que él.

Las distinciones que otorga el Poder, por lo visto, en vez de pesar sobre las cervicales, aligeran el cuerpo. A Villar Mir se le ve joven como una cepa, y eso a pesar de no haber conocido en su vida, como aseguró, a nadie que trabajara más que él

Su yerno, López Madrid, en cambio, entró y salió algo más cocido. Trae un historial más conflictivo: detenido por el caso Lezo, imputado por la Púnica, condenado por las black y procesado por la salida a bolsa de Bankia. El tema le cabrea. Proclama con pasión que se arrepiente de haber participado en el embrollo de Caja Madrid. Dijo que fue el más perjudicado y que perdió 21 millones de euros. Los sumarios de los casos Lezo y Púnica lo señalan como conseguidor y dispensador de sobornos. Según la UCO, en la agenda de Francisco Granados, en la que se anotaban donaciones fraudulentas, figuraban unas iniciales que le correspondían: JLM y JM. "Me están preguntando por una agenda que no es mía ni he escrito yo. Hay cientos de personas que pueden tener esas iniciales. Y yo no puedo ser JM y JLM al mismo tiempo", se defendió.

También negó las palabras en sede judicial del empresario Adrián de la Joya, quien atribuyó a López Madrid una transferencia de 1, 4 millones de euros a través de una cuenta suiza para que, a través de Ildefonso de Miguel (exgerente del Canal Isabel II), el untamiento llegara a Ignacio González. El pago, presuntamente, correspondía a la adjudicación del proyecto ferroviario entre Navalcarnero y Móstoles. El yernísimo declaró que nunca había pagado al PP y que tampoco tenía competencias para hacerlo. Su puesto de consejero, resaltó, no era ejecutivo. La denominación de su cargo era, en realidad, la de "consejero externo dominical", título que no supo explicar muy bien: "Supongo que externo se refiere a que no tiene labor ejecutiva", tanteó. El empresario tampoco supo negar con contundencia la existencia de una oficina compartida con Marjaliza, Granados y Blas Herrero (director de Kiss FM). "¿Nunca ha tenido una oficina compartida?", inquirió Oskar Matute, del Grupo Mixto.

?Yo creo que no? escamoteó López Madrid

?Pero lo sabrá, pagaría un alquiler...? indagó Matute, extrañado.

? ... ? se quedó en silenció, no negó ni afirmó, solo emitió una pequeña vibración craneal.

Sucedió algo ajeno a los hechos concretos que aborda la Comisión, pero muy vinculado a los engranajes relacionales que aclimatan el ambiente para la corrupción. El diputado Txema Guijarro, de Unidos Podemos, tras una performance de cortesía, quizás para preparar el efecto sorpresa, soltó: "¿Por qué a usted la reina de España le llama compiyogui?". Aquello fue como tirar un petardo en un gallinero. Hubo silencios, ruiditos, dudas, reojos hacia el presidente de la Comisión Pedro Quevedo. Cundió la alarma. Guijarro preguntó también sobre el rey y sobre un viaje en yate. López Madrid fingía no escuchar. No contestaba, estaba en su derecho, pero tampoco quería negarse en voz alta a hacerlo. Decir "no quiero contestar" habría señalizado dónde está la puerta de la opacidad, dónde termina el derecho a la información. Mientras caían los interrogantes, el empresario buscaba a Quevedo esperando que fuera él quien trasladase la negativa y diera pie a la siguiente cuestión.

Tras un receso, Villar Mir llegó con retraso. Al sentarse se congratuló de intervenir en la sala Sagasta, ingeniero de caminos, como él. Fue la primera tentativa de reservarse un espacio en la historia de España. Hubo más, muchas como para transcribirlas. "Hoy pertenezco a cuatro Reales Academias por decisión de los académicos, eso no es por casualidad, sino porque has sido un ejemplo de honorabilidad y moralidad. He tratado de ser un hombre modélico y quiero morirme así", expresó.

Villar Mir supo deslizar el titular, lanzar un trocito de carne. "No todos los empresarios somos iguales" (de buenos, se entendía). Él, aseveró, nunca había pagado mordidas a pesar de que algunas regiones como Baleares funcionaran así. "Yo me retiré de Baleares, pero antes ya me habían retirado a mí porque como no pagaba, no me daban obras". No quiso revelar otros territorios parasitados por el mal del 3%, pero parpadeó muy asertivamente cuando Toni Cantó le preguntó si se refería también a Cataluña.

Sobre aquel arreón de José María García en el programa de Jordi Évole en el que insinuó su participación en sobornos, concluyó: "Quien dijo eso fue un completo mentiroso". También tildó de embustero a Bárcenas, que confesó en su día una reunión junto a él y Pío García Escudero para recoger dinero. El marqués desacreditó al extesorero popular. Dijo que estaba demasiado manchado por sus falsedades. Entonces volvió a mirar a los diputados populares, de nuevo, como dando un trago de agua.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2156 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
1878
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.