Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ángel Juez escriba una noticia?

La Longevidad: ¿Congénita o Adquirida?

29/09/2009 11:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se supone que si a un ser humano lo pusiéramos en condiciones perfectas, viviría sanamente hasta los 125 años de edad promedio

El ser humano que ha vivido más tiempo ha sido una mujer francesa que llegó a vivir hasta 122 años. Cualquiera se da cuenta de que la mayoría de nosotros no vive esta cantidad de años.

Tratemos de encontrar la razón. En algunos países, como USA las personas mayores de 60 años de edad eran el 20% de la población en el 2000. Durante mucho tiempo el envejecimiento ha sido estudiado en el contexto de las enfermedades que generalmente la acompañan. Sabemos que el 80% de aquellos que mueren después de los 60 años de edad, mueren de enfermedades prevenibles tales como el cáncer, diabetes y la insuficiencia cardíaca. Ahora la investigación se enfoca en estudiar un envejecimiento sano.

Lo que se ha demostrado una y otra vez, es la influencia indiscutible del estilo de vida: dieta, actividad física y la actitud: enfoque real y práctico ante el hecho inevitable de la muerte cercana. En un ensayo clínico relacionado con el ejercicio, los investigadores concluyeron que si los individuos que están relativamente sanos pueden todavía obtener algo de beneficio del ejercicio, aquellos con deterioro emocional y físico pueden beneficiarse aún más.

Aunque es fácil culpar de un envejecimiento debilitado a los genes, el argumento genético se disuelve cuando se han hecho estudios en gemelos criados en medios ambiente separados. Se ha estudiado el fenómeno de la elevación de la presión sanguínea en relación con otros factores, tales como la masa corporal y se demostró que el consumo del alcohol, en especial tenía un efecto devastador, al igual que los cambios en el estilo de vida, generalmente de la vida rural a la urbana.

La conclusión fue simple, no son sus genes, sino su dieta y el estilo de vida lo que cambia su perspectiva. También hemos sabido durante años que la gente físicamente activa tiene una esperanza de vida que es en promedio 7 años más larga que la de la gente sedentaria. Aquellos que practican ejercicio son menos propensos a la depresión y a la ansiedad y experimentan una mejor eficiencia mental.

Aquellos que mueren después de los 60 años de edad, mueren de enfermedades prevenibles tales como el cáncer, diabetes y la insuficiencia cardíaca

Se pensaba que el ejercicio vigoroso era malo para los ancianos, pues ya sabemos que no es cierto. El aspecto emocional también ejerce gran influencia en la longevidad. Se ha visto que aquellas personas que son más relacionadas y que tienen propósitos en su vida, tienen mayor probabilidad de una vida más larga. Por otro lado, hay evidencia de que vivir solo puede tener un impacto negativo sobre la salud, especialmente en los hombres. Lo mismo sucede en el caso de los casados, quienes generalmente viven más.

Un buen vaticinio de larga vida es la salud emocional y psicológica. Los problemas de salud mental están fuertemente relacionados con las muertes por lesiones o enfermedades cardiovasculares. Conforme aumenta el número de estudios sobre la longevidad, nos damos cuenta de que otro factor que influye en ella, es la alegría, que podemos definir como optimismo y un buen sentido del humor. Esta alegría está inversamente relacionada con la longevidad. Con relación a la dieta, lo primero que podemos hacer es incrementar el consumo de antioxidantes, ya sea como alimentos o como complementos, si es posible consumamos productos orgánicos. No comer cosas enlatadas, refinadas ni fritas. Moderar la ingesta de sal, azúcar y alcohol. Consumir frutas y verduras frescas, especialmente de la estación.

El ejercicio regular puede disminuir el riesgo de cáncer y mejorar la función del sistema inmunológico. Otro aspecto que influye en la longevidad es la restricción calórica (máximo 1, 600 calorías al día), así como también la meditación y relajación.

Actualmente, la esperanza de vida de los adultos mayores (60 años y más) es de 20 años para ambos sexos. Para alcanzar una longevidad satisfactoria, debe lograrse un envejecimiento saludable. Etapa que comienza mucho antes de los 60 años. Esta solo puede obtenerse desarrollando desde la infancia, hábitos y estilos de vida saludables, así como realizando prevención temprana de algunas enfermedades. Si bien la mayoría de los ancianos están en condiciones de mantenerse libres de discapacidad, la falta de un envejecimiento saludable desemboca en una vejez "patológica".

Un buen vaticinio de larga vida es la salud emocional y psicológica


Sobre esta noticia

Autor:
Ángel Juez (84 noticias)
Visitas:
11109
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.