Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

En Londres Toni Blair dice que el mundo es mejor y más seguro sin Sadam Husein

30/01/2010 14:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tony Blair superó ayer, sin excesivos aprietos, el escrutinio de la comisión de investigación que en el Reino Unido revisa las circunstancias en que se gestó la invasión de Irak y se gestionó la posguerra

El ex primer ministro aseguró no arrepentirse de ningún aspecto sustancial, convencido de que el mundo y los iraquíes están mejor sin Sadam Husein, por lo que «lo haría de nuevo». Solamente al final de las seis horas de comparecencia dejó escapar un «I´m sorry» (lo siento) por el hecho de que la guerra hubiera sido algo tan «divisivo» en la sociedad británica.Seductora oratoriaEn ese último momento un par de personas del público, en el que había algunos familiares de los 179 soldados británicos muertos en Irak, le gritaron «¡eres un mentiroso!», «¡eres un asesino!». Unas doscientas personas se manifestaron en el exterior con pancartas alusivas.En lo que es la definitiva investigación sobre la guerra de Irak en el Reino Unido, tras otras dos comisiones previas sobre aspectos parciales, un Blair que en ocasiones recuperó toda la elocuencia del animal político que aún sigue siendo basó la defensa de su actuación en una idea central, que superaba la principal objeción argumental de la ausencia de armas de destrucción masiva en Irak.Aseguró que aunque hubiera sabido de antemano que Sadam Husein no disponía de ese tipo de armamento (una presencia que creyó «sin lugar a dudas» por los informes de inteligencia), igualmente habría defendido su derrocamiento, pues era una amenaza para la seguridad internacional (había usado armas químicas en el pasado y «tenía intención de reiniciar» su programa nuclear). Esto era un riesgo que no se podía aceptar «en absoluto» tras el 11-S, atentado que «cambió dramáticamente el cálculo del riesgo» en el mundo.Más convincente en unos momentos que en otros, en los que tapó ranuras recurriendo a su seductora oratoria, Blair logró aferrarse a la lógica interna de su posición, sin que los cinco miembros de la comisión independiente, presidida por el ex alto funcionario John Chilcot, fueran lo suficientemente incisivos en la mayoría de sus preguntas.Con todo, Blair defendió aspectos en los que no pareció sólido, como su convicción de la legalidad de la invasión, llevada a cabo en marzo de 2003, y el cambio de opinión de última hora en favor de la cobertura legal por parte de la principal figura jurídica del Gobierno, Peter Goldsmith. Blair vino a negar presiones sobre Goldsmith y aseguró que si éste «hubiera dicho que la guerra no era legal, no podríamos podido pasar a la acción», por más que las tropas ya estaban a punto de intervenir.Rechazó que hubiera habido un «pacto de sangre» en abril de 2002 con el presidente estadounidense George W. Bush, en el que ya se hubiera decidido ir a la guerra. Admitió que sí hubo el temprano compromiso de no dejar solos a los estadounidenses y formar un frente común con ellos.La posibilidad de invadir ya estaba entonces sobre la mesa, pero «si Sadam hubiera aceptado el mandato de la ONU no habría habido invasión». Precisamente porque la agresión «no era inevitable» el Reino Unido tardó en hacer los preparativos, para «no convertir la situación en irreversible», pero esos retrasos «no perjudicaron» la actuación sobre el terreno. Sobre el caos de la posguerra, el ex primer ministro indicó que la implicación de Al Qaida y la injerencia de Irán fueron elementos clave que no podían haberse conocido de antemano.«No es un juicio»Al comienzo de la comparecencia de Blair, que sigue a la ya realizada por otros ministros de su Gobiernos (el actual «premier», Gordon Brown, acudirá dentro de un mes), Chilcot recordó que la comisión «no es un juicio» y que su propósito es «identificar lecciones que pueden ser aprendidas y establecer un relato fiable» de lo ocurrido.A final de la doble sesión de mañana y tarde se registró un incidente cuando el ex primer ministro británico durante 1997 y 2007 fue increpado por un par de personas. Fuera del edificio se concentraron doscientos manifestantes. Para evitarlos, Blair llegó al edificio de madrugada, cuando aún no se había hecho de día.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
4050
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.