Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

'Paco el Loco' bromea en el juicio y cambia su versión: "¡Antes era un triturador y ahora las Páginas Amarillas!"

5
- +
06/11/2019 19:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Francisco Gomara, apodado 'Paco el Loco', ha comparecido este miércoles en el juicio por la muerte y desaparición del joven Adrian Prieto en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid en el año 2017, después de que este martes Javier Ceballos confesase ser el autor del crimen y asegurar que Gomara acudió a la vivienda y le proporcionó el teléfono de 'un sudamericano' para deshacerse del cuerpo.En su declaración inicial, tras ser detenido, Gomara admitió haber visto el cadáver, pero no haber colaborado en su destrucción (los investigadores sospechan que el cuerpo fue quemado y triturado, algo que ha valido a 'Paco el Loco' ser apodado en la prensa como 'el triturador de huesos'. Sin embargo, este miércoles ha asegurado que entonces "estaba muy drogado" y que en contra de lo que reconoció, no llegó a ver el cadáver y Ceballos solo le comentó que se "había cargado a alguien". "Era un mentiroso compulsivo, nunca me creí sus historias", ha añadido.Según afirma ahora 'Paco el Loco', el homicida confeso lo llamó para decirle que le daban miedo "los espíritus". "La Guardia Civil hizo mal la trascripción y puso los muertos", aduce.Gomara, que ha comparecido con tono altivo y chulesco, ha recibido varias llamadas de atención por parte del tribunal y del fiscal. "¿Qué declaración creemos, la de antes o la de hoy?" le ha preguntado este último, cuando 'Paco el Loco' ha admitido que en las fechas del suceso pudo ir a la casa de Ceballos pero que no lo recuerda porque en esa época consumía toda clase de drogas además de la medicación para sus problemas psiquiátricos."Nunca me creí que hubiera matado a alguien y lo hubiera quemado. Me imaginaba el cuerpo en una hoguera... pero si en el caso de Bretón aparecieron los huesos, ¡Cómo no iban a aparecer los huesos si esta persona era tan corpulenta!", ha exclamado.Preguntado por el arsenal de armas que se encontró en su vivienda en la calle López de Hoyos, ha respondido que es coleccionista desde los cuatro años, y sobre el cartel colgado en su salón (que decía "dos no discuten... si uno desaparece en extrañas circunstancias"), que le gusta el humor negro y que tiene varios carteles de la película 'Pulp Fiction' de Quentin Tarantino.Igualmente, ha justificado con sus problemas mentales las anotaciones encontradas en un cuaderno en su domicilio (en el que aparecían nombres y motes junto a direcciones, teléfonos de contacto y palabras como "palizón"), y ha argumentado que cuando hace llamadas a conocidos anota palabras sin sentido como "paliza", "RIP" o "Tumba" porque podría estar pensando en eso cuando escribía."Sólo faltaba que tuviera tarjetas de visita a domicilio" ha ironizado ante estas preguntas, que se basan en la teoría de los agentes de que 'Paco el Loco' colaboraba a cambio de dinero en actividades delictivas, a la manera del 'Señor Lobo' que "soluciona problemas" en la mencionada cinta de Tarantino."¡Antes era un triturador y ahora soy las Páginas Amarillas!", ha bromeado también ante la declaración de Ceballos sobre su recomendación de una persona para deshacerse del cuerpo.Por otro lado, los agentes de la Guardia Civil que dirigieron la investigación han detallado cómo llegaron hasta los acusados, asegurando que desde un principio sospecharon de Ceballos.Una de las claves se encontraría en una conversación que el hermano de la víctima mantuvo con el supuesto homicida (que había sido amigo de esta), en la que le dijo que seguramente aparecería "en los próximos días"."De once testigos, fue el único que dijo que iba a aparecer. El resto pensaba que tenía que tratarse de una desaparición forzosa relacionada con el entorno de las drogas en el que se movía", han indicado los investigadores.Estas sospechas fueron confirmadas tras comprobar la geolocalización de los teléfonos móviles del asesino y de la víctima, que indicaron que ambos habían pasado la noche de la desaparición en la vivienda de Ceballos.Posteriormente, al inspeccionar la vivienda, los agentes encontraron hasta 35 muestras de sangre. "Uno de los perros entró en la habitación de Ceballos y empezó a temblar por todos los estímulos que estaba recibiendo", ha asegurado un agente.Finalmente, la madre del desaparecido, que también ha declarado ante el tribunal, ha rogado a los implicados que le den "las cenizas" o "un trozo de su hijo" para poder hacerle un funeral."Necesito un trozo de mi hijo para hacerle un funeral porque somos católicos. ¡Qué me digan dónde está!", ha rogado, con un rosario en las manos, a los procesados.La declaración de la mujer ha sido breve y tenía como objetivo explicar la afición a las artes marciales del desaparecido, para defender de esta manera que la muerte tuvo que ocurrir de manera sorpresiva, y no como resultado de una pelea. Si el tribunal aceptase esta tesis, la pena para Ceballos podría ascender hasta los 25 años que pide la acusación particular, al tratarse de un delito de asesinato y no de homicidio.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (43925 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
221
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.