Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Lo que la NASCAR necesita

09/12/2010 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una vez concluidos los homenajes y las celebraciones post temporada en Las Vegas, es hora de analizar la situación en la que se encuentra la NASCAR, y de intentar averiguar cual será su futuro. En pleno proceso de transformación, intentando volver a recuperar las audiencias televisivas y la asistencia de público a los circuitos, la NASCAR parece que no sabe a ciencia cierta cual es la solución a sus problemas.

Durante los últimos años, e incluso durante la recién terminada temporada 2010, hemos sido testigos de cambios muy significativos, realizados con el único objetivo de incrementar el interés de la competición.

El proceso de modernización empezó hace unos años con la creación del "Chase for the Sprint Cup", una especie de "play off" que intentaba imitar al de otros deportes, con el objeto de retrasar todo lo posible el desenlace del campeonato, y mantener el interés hasta la última carrera.

Después, los directivos de la NASCAR instaron a los pilotos a mantenerse fríos, y así concentrar la atención en la competición. Luego, dieron marcha atrás y permitieron que esos mismos pilotos expresaran sus emociones en la pista, para reinstalar la excitación por lo que pasa en cada carrera.

El Car of Tomorrow, la doble fila en las resalidas, recuperar el spoiler, Danica Patrick...y más cambios que llegarán justo al empezar la nueva temporada 2011 en Daytona. Todos estos retoques parece que no han servido para lograr parar el declive de uno de los deportes más espectaculares del mundo.

Entonces, ¿Cuál es la solución?

Cada vez se extiende más la opinión de que la temporada es demasiado larga. La acumulación de carreras puede llegar a "quemar" al más fanático de los fans. Todos deseamos que llegue febrero y que comience la temporada, y durante el mes de enero devoramos toda la información que nos llega desde Daytona, deseando que la competición eche a rodar.

Tras la Daytona 500, esperamos impacientes una semana más para ver la acción en California, otra para Las Vegas, Atlanta, Bristol...Talladega!

Pero para cuando la temporada llega de nuevo a Daytona en Julio, la rutina se ha apoderado de la competición, y por mucho que haya pilotos que se lancen por los aires a 300 km/h, los espectadores se terminan cansando. 26 carreras en 28 semanas, antes de la disputa del Chase, son demasiadas carreras.

Una solución, a priori bastante sencilla, para recortar la temporada, es no repetir visita a determinados circuitos. Excluyendo Daytona y Bristol, por razones obvias para cualquier aficionado a las carreras, pistas como Charlotte, Pocono, Atlanta o Martinsville deberían albergar una única cita, en lugar de las dos habituales. De esta manera, la temporada se recorta ostensiblemente, y la visita a cada circuito adquiere una mayor relevancia, tanto para los equipos como para los aficionados.

Otra de las consideraciones que la NASCAR debería plantear en un futuro próximo, es la excesiva duración de las carreras. Si durante las 500 millas que se disputan, las carreras estuvieran llenas de la intensidad y emoción que se viven en las vueltas finales, los espectadores estarían dispuestos a pasar 3, 4, 5 o más horas delante del televisor. El problema es que las carreras no tienen la intensidad suficiente durante un gran número de vueltas, y el temido aburrimiento hace acto de presencia.

La solución podría pasar por acortar la distancia recorrida en cada carrera, para reducir su duración, y condensar la acción en un intervalo de tiempo menor. También se podría considerar cambiar el formato en el que se disputan las carreras, probando el sistema empleado en el Budweisser Shootout o en el All Star Race: segmentos de carrera cortos clasificatorios para una carrera final, con bonificación de puntos para los primeros clasificados.

Para terminar, la solución más complicada de lograr es la de impedir tener el mismo campeón año tras año. ¿Qué se puede hacer respecto a eso?

La temporada 2010 llegó con cambios en el calendario, intentando evitar la ventaja de Johnson en determinadas pistas, sobre todo una vez iniciado el Chase. Hasta la última carrera, Jimmie Johnson no logró hacerse con su quinto título. Pero lo consiguió.

¿Hasta qué punto puede la NASCAR impedir que el nº 48 vuelva a dominar y consiga un nuevo título, y el hastío de los aficionados?

La única manera posible sería impedir que el trío Johnson-Knaus-Hendrick pudiera competir de nuevo, pero eso sería influir demasiado, ¿no creéis?

Puede que un cambio en el sistema de puntuación, o en el formato de competición, con menos carreras, y más cortas, haga que la igualdad sea aún mayor que la vivida esta pasada temporada, y que logre evitar que el frío y calculador piloto de "El Cajon" vuelva a ser el gran protagonista de la fiesta post campeonato 2011.

© Imágenes ? Nascar

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2661
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.