Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cinevertigo escriba una noticia?

Llámenme Mike

02/12/2010 18:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

html

image

image

Debido a un bendito proyecto del que ya escribiré aquí a su debido tiempo, volví a ver hace pocas semanasLlámenme Mike(México, 1979), segundo largometraje industrial de Alfredo Gurrola, una de las películas más extrañas del cine mexicano de los 70/80. La película la conseguí en un DVD de Región 1 -si hay ediciones de Región 4 lo desconozco- y a precio de auténtico regalo.

Acaso lo más cercano a una obra mayor que ha dirigido Gurrola -aunque tendría que volver a verLa Fuga del Rojo(1982) para matizar esta afirmación-, Llámenme Mikese sostiene, con todo y su trastabillante realización, en la delirante premisa salida de las plumas de Jorge Patiño y Reyes Bercini.Después de ser enviado a la cárcel como chivo expiatorio por varios kilos de cocaína perdidos en una redada, un corrupto policía judicial aficionado a las noveletashard-boiledde Mickey Spillane y al que todos llaman, de cariño, "Miguelito" (Alejandro Parodi en el papel de su vida), es golpeado brutalmente en la cárcel por un grupo de presos rencorosos, de tal forma que el pobre diablo que queda lúcidamente imbécil, creyéndose una especie de Mike Hammer redivivo.

Así, el renacido "hombre duro" Miguel ("ése es el ratón, a mí llámame Mike") se transforma en el implacable vengador anónimo de una ciudad de México anegada por la corrupción y la violencia. Así, en su delirio casi literalmente quijotesco, Mike busca desenmascarar a los "rojos" que quieren acabar con nuestro precioso "american-way-of-life", mientras expresa su asombro por la comida mexicana que le sirven ("¡Mucho caliente!"), masculla frases de novelita policial barata ("¡Por las llagas de Cristo!") y acorrala a quien él cree que es el máximo complotista del comunismo -JuanJosé Gurrola con todo y gato de Blofeld- que, en realidad, resultará ser el capo de la droga en la ciudad de México.

Finalmente, Mike, satisfecho ("una paranoia feliz o casi", escribió Ayala Blanco en su momento enLa Condición del Cine Mexicano/Ed. Posada/1986), podrá seguir limpiando las calles de la Ciudad de México de toda la escoria roja y comunista que nos amenaza. Está loco, por supuesto. Pero, por favor, no se lo digan.


Sobre esta noticia

Autor:
Cinevertigo (1085 noticias)
Fuente:
cinevertigo.blogspot.com
Visitas:
5683
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.