Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Listeria: germen en alimentos refrigerados, recaudos para no intoxicarse

23/12/2009 00:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Listierosis es una enfermedad grave, medidas a adoptar, quesos fáciles de contaminarse y los más seguros, pescados y mariscos, tener cuidado con preparados y restos de comida, cuidados con otros productos, riesgos, síntomas, tratamiento

LISTERIA: GERMEN EN ALIMENTOS REFRIGERADOS, RECAUDOS PARA NO INTOXICARSE

Se puede contraer la listeriosis -una enfermedad grave- al ingerir ciertos alimentos preparados, habiendo esperado demasiado tiempo para comerlos.

Esta afección es causada por un germen llamado "listeria", que es uno de los pocos que se desarrolla a la temperatura de la heladera, ya que la mayoría de las demás bacterias alimentarias no lo logran; además, tampoco es posible verlo, olerlo ni sentirlo.

Sólo el calor lo destruye.

Sin embargo, si después de calentada la comida se enfría, la listeria vuelve.

Hay que tener especial cuidado con ciertos alimentos y, fundamentalmente, deben protegerse las mujeres embarazadas próximas a parir, las personas con cáncer, SIDA y otros enfermos con el sistema inmunitario debilitado.

Algunas medidas

Mantener el refrigerador a una temperatura de 40ºF (4ºC) o menos.

Usar los alimentos precocidos y preparados lo antes posible.

Quesos fáciles de contaminarse:

Los cuidados deben recaer en los blandos: blanco, fresco, queso de hoja, queso de crema y asadero, tipo feta, brie, Camembert, azul y Roquefort, al igual que los hechos con leche cruda.

Esto no significa que hay que eliminarlos de la dieta porque son una excelente fuente de proteínas, vitaminas y calcio.

Quesos más seguros

Duros (cheddar y Swiss); semi-blandos (mozzarella), pasteurizados, en rebanadas y untable, y requesón ("cottage").

Pescados y mariscos

No comer pescados ni mariscos ahumados refrigerados directamente del envase: salmón, trucha, pescado blanco, bacalao, atún o caballa y que suelen llevar en la etiqueta nombres como estilo nova ("nova-style"), ahumado ("lox", "kippered" o "smoked"), o charqui ("jerky").

Son seguros los pescados y mariscos ahumados si se cocinan en su bandeja, como una cazuela.

Los pescados enlatados, el salmón en lata o atún en paquete, pueden comerse sin peligro.

Los patés o picadillos de carne enlatados no traen inconvenientes pero no hay que consumirlos refrigerados.

No beber leche o alimentos crudos (no pasteurizados) que contengan leche cruda.

Tener cuidado con otros productos

Preparados: salchichas, embutidos, fiambres y otras comidas preparadas. Se deben comer sólo si se recalientan hasta que desprenden vapor. Las carnes curadas, como el salame, deben calentarse.

Carnes, pescados y mariscos: cocinarlos y nunca ingerirlos a medio cocer.

Restos de comida: es importante recalentarlos hasta que produzcan vapor.

Frutas y verduras: la listeria puede crecer en ellas, no hay que comprar melón en rodajas; lavar todas las frutas y verduras con agua; frotar las frutas y verduras duras, como pepinos y melones, con un cepillo limpio.

Los alimentos precocidos o preparados para almacenar en el refrigerador, hay que usarlos lo antes posible.

Se debe limpiar a menudo la heladera.

Leer las etiquetas. Seguir las instrucciones respecto de los alimentos que deben conservarse en el refrigerador o tienen fecha de vencimiento.

Por otra parte, hay que lavarse las manos con agua tibia y jabón después de estar en contacto con alimentos crudos.

Lavar en agua caliente con jabón los cuchillos u otros utensilios utilizados.

Riesgos

Este germen puede enfermar entre los dos a 30 días después de haber consumido los alimentos contaminados.

Las mujeres embarazadas podrían tener un parto prematuro si la infección se transmite al bebé.

Síntomas que merecen atención médica

Fiebre y escalofríos

Dolor de cabeza

Malestar estomacal

Vómitos

Tratamiento

El microorganismo es sensible a una amplia gama de antibióticos como penicilina, ampicilina, gentamicina, eritromicina, tetraciclinas, rifampicina, cotrimoxazol y vancomicina.

Presentan una pobre actividad las fluorquinolonas actuales y las cefalosporinas, especialmente las de tercera y cuarta generación como cefotaxima y cefepima. Casi todas las cepas son resistentes a fosfomicina.

Fuente: Oficina de Salud de la Mujer (OWH) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)

Centro de Seguridad de los Alimentos, EE.UU.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
5987
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.