Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Angel Barrueco escriba una noticia?

Listen to me, de Manuel Vilas

09/08/2014 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

14 de febrero

El nerviosismo a la hora de viajar: acierta con el tamaño de la maleta y con la ropa que vas a necesitar, acierta con la ropa interior (¿cuántos calzoncillos?), no te dejes las gafas, se ha acabado la pasta dentífrica, no te da tiempo de comprar otra, los billetes ¿dónde están?, y la Pregunta final, terrorífica: ¿sabré llegar?, y la Pregunta infernal, la Pregunta/pánico: ¿lograré volver sano?

**

25 de abril

A ver, no quiero que nadie me agregue a grupos y cosas de esas de Facebook. Eso no se puede hacer, coño. No puede haber imposiciones en esto. A quien me agregue a algún grupo de esos no le borro del Facebook, pero como me lo encuentre por ahí le rompo la cabeza por pelma. En esta vida se puede ser de todo menos coñazo.

Más sobre

**

29 de junio

Benditos sean todos esos enamorados sobre la faz de la tierra que esperan en una noche oscura y larga la llegada de un Whatsapp o de un sms que no llegará nunca.

**

12 de septiembre

Puede haber un momento tan maravilloso como terrible en la vida de un escritor. El momento en que ya no quiere salir de casa. No es que no quiera viajar ni promocionar sus libros ni dar charlas ni ver a sus amigos, es que no quiere salir de su casa, ni salir a la calle, ni ir a un bar, ni hacer la compra. Ni siquiera sale de la habitación en la que escribe salvo para acostarse en la cama o ir al lavabo. Es el momento en que ya solo vive para escribir. Duerme seis horas y el resto, las otras dieciocho horas, está delante del ordenador. No puede hacer otra cosa. No come. Tal vez una mandarina. No bebe más que dos vasos de agua. Solo escribe. Da igual lo que escriba. Dieciocho horas diarias delante de las palabras. Miles de palabras. Solo él y el ordenador.

[La Bella Varsovia]


Sobre esta noticia

Autor:
José Angel Barrueco (1811 noticias)
Fuente:
thekankel.blogspot.com
Visitas:
1672
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.