Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Quintana escriba una noticia?

Lideres en misiones especiales

06/08/2009 22:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Confianza es una decisión que tomamos y es un riesgo que enfrentamos. Porque la confianza involucra vulnerabilidad, emociones fuertes

“ Confianza es una decisión que tomamos y es un riesgo que enfrentamos. Porque la confianza involucra vulnerabilidad, emociones fuertes siempre se levantan cuando la confianza es rota, especialmente en el liderazgo” Tom Marshall

Hace algunos años, tres hermanos abandonaron la granja y se fueron a trabajar en la ciudad. Los tres fueron empleados por la misma compañía con el mismo salario. Tres años después, Jacobo ganaba $500 al mes, Francisco recibía $1, 000 pero Jorge devengaba ahora $1, 500.

Su padre decidió visitar al empleador. Este escuchó al confuso padre y dijo: “Voy a permitirle a los muchachos explicarlo por sí mismos”. Jacobo fue llamado a la oficina del supervisor y se le dijo: “Jacobo, entiendo que la Compañía de Importación del Este acaba de traernos un enorme avión de carga repleto de mercancía japonesa. ¿Pudieras ir al aeropuerto y realizar un inventario de la carga?”

Tres minutos después, Jacobo regresó a la oficina. “La carga consistía de mil bultos de seda japonesa”, informó Jacobo.

“Obtuve la información, vía telefónica, de un miembro de la tripulación”:

Cuando Jacobo salió, Francisco, el hermano que ganaba $1, 000 al mes, fue llamado. “Francisco”, dijo el supervisor, “Quisiera que fueses al aeropuerto y realizases el inventario de un avión de carga que acaba de llegarnos de parte de la Compañía de Importación del Este”.

Una hora después, Francisco estaba de vuelta en la oficina con una lista mostrando que el avión llevaba mil bultos de seda japonesa, 500 radios a transistor y 1, 000 bandejas de bambú pintadas a mano. A Jorge, el hermano que devengaba $1, 500 al mes, se le dio idénticas instrucciones. Ya habían terminado las horas laborales cuando finalmente regresó.

“El avión de carga trajo 1, 000 bultos de seda japonés”, comenzó.

“Estaban en baratillo a sesenta dólares el bulto por lo que tomé una opción de dos días sobre el lote completo.

Le envié un cable a un diseñador en Nueva York ofreciéndole la seda a setenta y cinco dólares el bulto. Espero tener la orden mañana. También encontré 500 radios a transistor los que vendí por teléfono con una ganancia de $2.30 cada uno. También había 1, 000 bandejas de bambú pero eran de mala calidad, así que no intenté hacer nada con ellas”.

Cuando Jorge dejó la oficina, el empleador sonrió. “Ud. probablemente notó”, dijo, “que Jacobo no hace lo que se le dice, Francisco hace sólo lo que se le dice, pero Jorge hace sin que se le diga”.

El futuro está lleno de promesas para el que muestra iniciativa. Pero el que muestra iniciativa propulsa confianza.

Confianza es la disposición voluntaria de depender de alguien, porque se le conoce.

Hoy, es necesario recuperar la confianza. Hoy es indispensable renovar la confianza ministerial. No hay nada más fatal que un ministro en quien no se puede confiar y a quien no se le puede confiar nada. La pérdida de confianza está taladrando las mentes de miles de creyentes a lo largo de América Latina. En la ilustración anterior, notamos cómo el empleador confía en su empleado al punto que éste tomaba ya decisiones sin previa consulta al empleador.

Muchas cosas han podido pasar en nuestra vida, pero la más fatal de ellas es la pérdida de confianza.

Pablo escribiéndole a su discípulo Timoteo le dice estas palabras:

Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. 14No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio. 15Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos. 16Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. I Tim 4:13-16.

En primer lugar, le dice: NO DESCUIDES EL DON, y, en segundo lugar, le dice: Ten cuidado de ti mismo y de la Doctrina.

Hay tres cosas sobresalientes en las palabras de Pablo: El Don, La Persona y la Doctrina. El corazón de todo es la persona.

Muchos líderes tienen buenos dones y buena doctrina, pero si su carácter y su médula personal están vacíos o deformados se pierde la confianza. Otros, tienen buena persona y buena doctrina pero no ejercen los dones, ello también perjudica, pero no tiene que ver con la confianza. Los últimos pueden ejercer Dones y ser buenas personas, pero mala doctrina, sin embargo, no es tan fatal como cuando se descuida la persona. La persona del ministro es vital, porque del carácter fluye la confianza.

La Biblia nos habla de un líder cuya confianza creció tanto que su líder no vaciló en entregarle recursos increíbles.

Estoy hablando de Esdras. Esdras fue un sacerdote, un escriba y un gran líder. Su nombre significa “Ayuda” y toda su vida fue dedicada a servir al Señor y al pueblo de Dios. Era un ministro en totalidad y plenitud. La tradición dice que Esdras escribió los libros I y II de Crónicas, Esdras, Nehemias y el Salmo 119, y además se dice que él dirigió el concilio de 120 hombres quienes formaron el canon del Antiguo Testamento. Esdras no sólo conoció la Palabra de Dios, sino que la creyó y la obedeció.

Tom

Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos. Esdras 7:10

La Confianza que encontraremos rodeando a Esdras no llegó como por arte de magia. Fue el producto de un estilo de vida de Esdras.

El verso 10 del Capítulo 7 menciona en forma de forma de escalera los aspectos que rigieron la vida de este ministro:

HABÍA PREPARADO SU CORAZÓN PARA INQUIRIR LA LEY DEL SEÑOR Y PARA ENSEÑARLA A ISRAEL. Y PARA CUMPLIRLA ESDRAS:

Es una hermosa escalera que no debe faltar en un ministro que desea ser renovado en la plenitud ministerial. Esta escalera no dice que Esdras preparó su mente, sino su corazón. Podemos preparar la mente para lo académico, pero sin corazón seremos bibliotecas andantes y carentes de vida. El inquirió o investigó; Profundizó. No para hacerse doctor en teología, sino para encontrar los tesoros preciados y hermosos y el próximo escalón dice que era para cumplirla. De último aparece, “para enseñarla”.

Podemos ser expertos en enseñar pero sino cumplimos primero no hay fundamento para inspirar confianza.

A Esdras se le dieron increíbles recursos cuando los Israelitas retornaron del Exilio para la reconstrucción del templo.

Esa era una misión especial encomendada a Esdras.

Amados siervos de Dios, creo que en éste nuevo milenio, Dios nos encomendará Misiones Especiales. A quiénes? No a todos los siervos de Dios, sino aquellos que han preparado su corazón y han inspirado confianza.

“Éste Esdras subió de Babilonia. Era escriba diligente en la ley de Moisés, que Jehová Dios de Israel había dado; y le concedió el rey todo lo que pidió, porque la mano de Jehová, su Dios estaba sobre Esdras” Esdras 7:6

La Biblia claramente dice que Esdras era diligente en la ley de Moisés y por ser diligente en la Palabra de Dios el Rey le concedió todo lo que pidió, porque la mano del Señor estaba sobre Esdras, Oh amados, cuan grandes dividendos deja el ser diligente con la Palabra que predicamos y eso produce una gran confianza y la mano de Jehová estará sobre nosotros.

Renuevo de Plenitud Ministerial en la Confianza, es un ingrediente vital en el proceso de nuestro caminar como siervos. Les invito para hagamos un ligero recorrido en el capítulo 7 de Esdras y veamos todos los recursos dados por Dios a este hombre que abonó el terreno de la confianza. Seguro estoy que aún en este nuevo milenio, los siervos que están listos para Renovar sus ministerios en la plenitud de la confianza, tendremos, veremos y palparemos las mismas cosas que rodearon a Esdras.

I.- ASIGNACIÓN DE MISIONES ESPECIALES.

Esta es la copia de la carta que dio el rey Artajerjes al sacerdote Esdras, escriba versado en los mandamientos del Señor y en sus estatutos a Israel: Artajerjes rey de reyes, a Esdras, sacerdote y escriba erudito en la ley del Dios del cielo: Paz. Por mí es dada orden que todo aquel en mi reino, del pueblo de Israel y de sus sacerdotes y levitas, que quiera ir contigo a Jerusalén, vaya. Porque de parte del rey y de sus siete consejeros eres enviado a visitar a Judea y a Jerusalén, conforme a la ley de tu Dios que está en tu mano. Esdras 7:11-14.

Esta era una misión especial. No se le encomendaría una misión de tal naturaleza a alguien que no inspiraba confianza.

El rey Artajerjes dice: Por mi es dada orden que todo aquel en mi reino que quiera ir que vaya. Conforme a la ley del Señor.

Vienen días en los cuales el Señor nos asignará misiones especiales. Aún no tenemos idea de lo que será asignado.

“Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman”. I Cor 2:9

Estamos ya sembrando en el terreno de la confianza y preparando nuestro corazón para esas misiones especiales? Jamás Dios encomendará misiones especiales a quien no se ha preparado. Este es nuestro tiempo y este es nuestro día.

Dios quiere levantar líderes latinoamericanos para misiones especiales y ya ha comenzado, pero aún nuestros ojos no han visto lo que verán


Sobre esta noticia

Autor:
Quintana (1326 noticias)
Visitas:
6293
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.