Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Uno de los líderes de los Hermanos Musulmanes se presenta a las presidenciales

12/05/2011 15:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de los líderes de los Hermanos Musulmanes de Egipto Abdel Moneim Abul Futú declaró este jueves que se presentará a las elecciones presidenciales como candidato independiente, lo que podría granjearle los votos de quienes simpatizan con la formación islámica ya que ésta aseguró que no presentaría a ningún candidato.

Los grupos laicos y Occidente han mostrado su preocupación ante el poder que pueden alcanzar los Hermanos en las primeras elecciones libres tras la caída del presidente Hosni Mubarak. El principal movimiento islamista del país intentó dar un mensaje de tranquilidad asegurando hace semanas que no se presentaría a las elecciones presidenciales, previstas para 2012, y que sólo optarían al 50 por ciento del Parlamento en las elecciones legislativas, fijadas en septiembre.

Sin embargo, Abul Futú aseguró a Reuters: "Me presentaré como candidato independiente a las elecciones presidenciales. Ya no pertenezco a ningún partido".

Abul Futú explicó que esta decisión no implica un cambio de táctica de su formación. "Los Hermanos como grupo no va a competir por la presidencia y ahora está dividiendo a sus líderes, una decisión que pedí hace cuatro años", aseguró, en referencia a la creación de un nuevo partido por parte del grupo islamista.

Uno de los líderes de los Hermanos aseguró que la decisión de Abdul Futú es personal y que no apoyaran su candidatura. "La decisión de Abdul Futú contradice la decisión oficial de los Hermanos", indicó Sobhi Salé.

Sin embargo, Abul Futú aseguró que su decisión no rompe con las normas de los Hermanos. Este líder aseguró que a partir de ahora su grupo se centrará en cuestiones sociales y dejará la política para el partido Libertad y Justicia, al que no se ha adscrito. "De ahora en adelante, los Hermanos solo funcionarán como 'lobby'. No entrará en política porque es la tarea del partido Libertad y Justicia, que está separado del grupo", explicó.

Bajo el Gobierno de Mubarak, los Hermanos concurrían a las elecciones como independientes, saltándose la prohibición sobre sus actividades políticas y manteniendo una organización nacional mientras otros no pudieron, que se dedicaba a labores de caridad, entre otras cosas.

PODER DE LOS HERMANOS

Tras décadas de dictadura, no se sabe cuánta influencia tienen los Hermanos Musulmanes. En 2005, consiguieron el 20 por ciento de los votos en las parlamentarias, a pesar de que estuvieron manipuladas. Los analistas creen que consiguieron tantos escaños gracias a un voto de protesta contra Mubarak y por la falta de alternativas. En 2010, boicotearon las elecciones.

Abul Futú aseguró que los Hermanos "conseguirán alrededor del 25 por ciento de los escaños del nuevo Parlamento y no se producirán más votos de protesta ya que la rueda de la democracia está girando".

Una encuesta sobre intención de voto publicada el pasado 22 de abril en el diario estatal 'Al Ahram' mostró que Abul Futú y el secretario general saliente de la Liga Árabe, Amr Moussa, se encuentran en las primeras posiciones, con el 20 por ciento, mientras que Mohamed El Baradei, ex director general de la Agencia Internacional para la Energía Atómica, obtendría el 12 por ciento de los votos.

Sobre posibles injerencias externas, Abul Futú defendió que sólo los egipcios decidirán el futuro de su país. "Ahora los egipcios han recuperado su país, que les fue robado, nadie salvo ellos puede decidir su futuro. Los egipcios decidirán quién les gobernará y ninguna fuerza exterior puede decir quién lidera Egipto", advirtió. "Lo que se necesita son buenas relaciones bilaterales internacionales. Pero Occidente no nos gobernará", añadió.

VIOLENCIA POR MOTIVOS RELIGIOSOS

Sobre la violencia entre personas de diferentes credos, Abul Futú aseguró que podrá acabar con las divisiones entre musulmanes y la minoría cristiana, después de que la semana pasada doce personas murieran en El Cairo en enfrentamiento interreligiosos.

"Estas luchas entre religiones hacen que aumente mi determinación de optar a la presidencia. Mientras los extremistas religiosos se acerquen sigilosamente durante el período de transición, el país necesita a alguien que esté bien conectado con las facciones musulmanas, cristianas y liberales del espectro político", aseguró.

Por su parte, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que dirige el país hasta las elecciones presidenciales, ya ha advertido de que Egipto no se convertirá en una teocracia al estilo de Irán. El Ejército egipcio ha prometido un traspaso tranquilo del poder a la sociedad civil. Todos los países de la región y los occidentales estarán muy pendientes de las elecciones presidenciales y parlamentarias para saber cómo realiza Egipto la transición a la democracia.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1500
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.