Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Everlucena escriba una noticia?

El liderazgo: Límite entre la razón y el corazón

13/10/2020 16:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para ser un buen líder no solo es necesario los conocimientos, la inteligencia y la lógica para resolver problemas, también es muy importante reconocer sus propios sentimientos, y no olvidarse de su parte humana, la que comprende los problemas de los demás

Se sabe que el líder es una persona con cualidades que le permiten poder posicionarse dentro de un grupo y saber encaminarlo hacia las metas fijadas, tiene que saber escuchar,   y tener la capacidad de entender a las demás personas, es decir, ponerse en su lugar, a la hora de intentar solucionar un conflicto. En este sentido el líder motiva y logra crear un entusiasmo para ejecutar las acciones con la mejor disposición, y de esta manera lograr que todo el equipo funciones en armonía, como los engranajes de una máquina que funcionan todos en perfecta coordinación.

Será el líder entonces la pieza clave que lleve a la consecución de los objetivos dentro de cualquier organización o nación, porque también se puede aplicar a los líderes políticos que gobiernan los países. Por lo tanto, el líder debe de tener cierta preparación ética y moral para poder conducir correctamente un equipo, y entre las cualidades principales podemos distinguir las siguientes:

-El líder además de escuchar debe escucharse a sí mismo.

-Debe ser capaz de dirigir su propia vida.

-Debe tener confianza en sí mismo.

-Debe saber perdonar errores, y ser flexible en ocasiones.

Un buen líder debe tener un buen corazón, que le proporcionara la intuición necesaria para tomar las decisiones correctas que ayuden a los demás a sacar todo su potencial

-Tener compromiso para sí mismo.

 Todas estas cualidades nos indica que el líder debe primero saber entenderse a si mismo como persona, valorarse, respetarse, y motivarse con entusiasmo y optimismo hacia la vida, sabe identificar sus puntos débiles y confía en sus fortalezas, utilizando ese conocimiento para su propio bienestar, proyectando una imagen de seguridad y positivismo que motiva a los que están a su alrededor, esto no quiere decir, que el líder es perfecto y no comete errores, incluso puede sentir miedo, frustración e inseguridad en ocasiones, pero sus convicciones, y su fortaleza interna son tal, que puede seguir en la batalla y levantarse cuantas veces sea necesario, ya que ve las derrotas como retos donde aprende y se hace más fuerte, y eso lo logra transmitir, motivando a las personas a que lo sigan.

Pero aparte de todas estas cualidades, qué otra cosa necesita el líder para poder ser la inspiración de su equipo o de su país. También necesita tener corazón, si aunque suene extraño, se ha determinado que el corazón juega un papel fundamental en la vida de las personas, así que no solo es un órgano que está ahí para bombear sangre, sino que a través de este, vivimos las sensaciones que nos permite identificarnos con la vida, es común decir: “tengo una corazonada”, o “me rompieron el corazón”, estas expresiones denotan un cumulo de sentimientos que se sienten en el pecho, y es precisamente allí donde las emociones florecen, y dominan las demás funciones de nuestro cuerpo.

En este sentido un buen líder debe tener un buen corazón, que le proporcionara la intuición necesaria para tomar las decisiones correctas que ayuden a los demás a sacar todo su potencial y a ser mejores, más que un jefe con poder, el líder es humano, y se preocupa por lograr encaminar a su equipo hacia el logro de sus propias capacidades, logra que las personas pierdan sus miedos y tengan más fe y confianza en sí mismas y en un futuro más prometedor, por lo tanto es un motivador nato, por eso todos podemos ser jefes, pero no todos tenemos desarrolladas las capacidades de ser un buen líder, aquí entra los límites entre la razón, la lógica, lo que debe ser, se debe tener la inteligencia suficiente para poder dirigir un equipo, la preparación académica adecuada,   y las condiciones mentales adecuadas para el puesto; pero también es importante, saber escuchar sus sentimientos y emociones, ya que a veces, unas emociones mal dirigidas nos lleva a tomar decisiones incorrectas.

Será el líder entonces la pieza clave que lleve a la consecución de los objetivos dentro de cualquier organización o nación


Sobre esta noticia

Autor:
Everlucena (3 noticias)
Visitas:
4579
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.