Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Porustedes escriba una noticia?

El líder norcoreano es un pobre viejo fofo

02/12/2010 22:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Así lo afirma el ex primer ministro de Singapur en uno de los cables filtrados por Wikileaks; Pekín no se opondría a un cambio de régimen si se le garantizan negocios y que los soldados de EE.UU. no llegaran hasta sus fronteras

China no tiene tanta influencia como se pensaba sobre Corea del Norte. Así se desprende de las últimas filtraciones de Wikileaks, que también han aireado cables de la diplomacia estadounidense en el Lejano Oriente. Como Pekín es el único valedor del régimen dirigido por Kim Jong-il, los servicios secretos y analistas de todo el mundo consideran que su mediación es fundamental para rebajar la tensión que ha provocado el bombardeo de la isla surcoreana de Yeonpyeong la semana pasada. Pero China tendría poca capacidad para detener un colapso del régimen y escaso poder sobre sus gerifaltes, según le confió en febrero el viceministro de Asuntos Exteriores surcoreano, Chun Yung-woo, a la embajadora estadounidense en Seúl, Kathleen Stephens. Así lo desvela la red de confidencias montada por Julian Assange, que tira por tierra el mito de que Pekín mantiene el estalinismo anacrónico del “Querido Líder” con su suministro de energía y oponiéndose a las sanciones internacionales. El régimen no sobrevivirá A juicio del viceministro surcoreano, China no tiene ni fuerza ni voluntad para cambiar las provocaciones militares o nucleares del Norte, pero eso no significa necesariamente que tuviera que oponerse a un cambio de régimen y una futura reunificación tutelada por Seúl. De hecho, bastaría con garantizarle a Pekín que los 28.500 marines americanos acantonados en Corea del Sur no iban a plantarse en su frontera una vez desalojado Kim Jong-il o su sucesor, su hijo menor Jong-un. Como éste es un joven que aún no ha cumplido los 30 años y apenas atesora experiencia política o castrense, Chun Yung-woo vaticina que el régimen no sobrevivirá más de tres años a la muerte del “Querido Líder”. Con tal de que la alianza entre Washington y Seúl no fuera hostil y, además, permitiera a las empresas chinas hacer negocio en la reunificada Corea, Pekín no vería el cambio con malos ojos. Si estallara el caos al desplomarse el régimen de Pyongyang, habría que lidiar con una avalancha de refugiados norcoreanos en la frontera con China, que podría dar cobijo a unas 300.000 personas pero se vería obligada a sellar la línea divisoria, a tenor de un representante no identificado de un grupo de ayuda también citado en las comunicaciones secretas destapadas. En todo caso, Pekín no enviaría a sus tropas en auxilio del régimen norcoreano, como hace seis décadas. Todo ello a pesar de que ambos países son aliados históricos porque Mao mandó un millón de soldados a la guerra de Corea (1950-53) para frenar el avance de las fuerzas internacionales comandadas por EE.UU. bajo la bandera de la ONU. China prefiere la estabilidad Pero los tiempos han cambiado y parece que la nueva China del progreso y la modernidad prefiere una estabilidad que le permita seguir creciendo a un vecino “hooligan” que asusta a medio mundo cada vez que detona sus bombas atómicas o aprieta el botón rojo para disparar sus cohetes. Una actitud propia de un “niño malcriado”, como le confesó el entonces viceministro de Exteriores chino, He Yafei, a un diplomático estadounidense cuando Corea del Norte lanzó en abril del año pasado varios misiles para forzar las negociaciones con la Casa Blanca. Las críticas a Kim Jong-il no solo se ciñen a China y Corea del Sur. En una conversación con el vicesecretario de Estado norteamericano, James Steinberg, el ex primer ministro de Singapur, Lee Kuan-yew, tildó al régimen norcoreano de “psicópata” y definió al “Querido Líder” como “un pobre viejo fofo” que “se pavonea por los estadios buscando adulación”, en referencia a los espectáculos de masas que glorifican su figura. Consciente del escándalo que están causando en todo el mundo estas revelaciones, el régimen chino ha vuelto a recurrir a la censura de internet para bloquear el portal de Wikileaks.

Sobre esta noticia

Autor:
Porustedes (42 noticias)
Visitas:
2061
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.