Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lolamontalvo escriba una noticia?

Libro: «NUTRICIÓN Y RIÑÓN»

19/10/2017 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

«Nutrición y Riñón», Miguel Carlos Riella, Cristina Martins 2ª edición, 2015 de Editorial Médica Panamericana

Las patologías renales agudas y crónicas afectan a cerca del 10% de la población mundial. Aparte de este dato, gran número de enfermedades son, a su vez, factor de riesgo para sufrir una ERC con IRC, siendo muy destacable el dato de que muchos de los enfermos con ERC-IRC sufren otras comorbilidades como diabetes, cardiopatías, dislipemias... que complican su tratamiento, su cuidado y condicionan la evolución y el pronóstico de su enfermedad renal. El tratamiento de los enfermos con patología renal crónica se basa, entre otras cuestiones médicas y farmacológicas, en una dieta de alimentación con importantes limitaciones en la cantidad de proteínas, de iones y de líquidos. Tan importante es la dieta que el ser capaz de llevarla de forma adecuada puede suponer el éxito o fracaso del resto de pautas terapéuticas. Interesa en todo momento, por supuesto, que el enfermo con ERC mantenga un estado nutricional óptimo que le posibilite una adecuada esperanza de vida con calidad, una adecuada adaptación a un posible tratamiento sustitutivo o a un probable trasplante. Si además, como se ha indicado más arriba, el enfermo sufre otras patologías ?asociadas o no a su ERC?, el conseguir un adecuado estado nutricional puede verse comprometido de forma importante, dado que a las limitaciones dietéticas propias de su enfermedad de base renal se le añaden las propias de las demás patologías que padezca. De todo lo expuesto hasta ahora, es fácil entender que la alimentación en los enfermos con ERC es una tarea complicadísima: se debe combinar la restricción de ciertos nutrientes con la obtención de una alimentación saludable y variada, apetecible y gustosa, socialmente asequible-accesible y que evite complicaciones tan habituales como la anorexia, la desnutrición o episodios de malnutrición. Y no olvidemos situaciones especiales como cuando los enfermos son niños, embarazadas y ancianos. El libro que se reseña en este artículo, «Nutrición y Riñón», de Miguel Carlos Riella y Cristina Martins, de Editorial Médica Panamericana, es una ambiciosa obra que pretende solventar todas estas cuestiones, dado que proporciona las pautas para adecuar la dieta a los enfermos ERC sea cual sea su situación.

Paso a analizar el contenido según los criterios que incluyo a continuación:

  • Autores: el equipo que se ha ocupado de redactar los capítulos es multidisciplinar; por supuesto, siendo una obra que busca el cuidado de enfermos renales en todas las facetas de su alimentación, echo en falta la presencia de alguna enfermera y su aporte. La mayor parte del equipo está formado por médicos nefrólogos y nutricionistas, como así lo son sus dos principales autores.
  • Estructuración del contenido: los autores parten de nociones de anatomía, fisiología y metabolismo renales, en la situación de normalidad y en la ERC, pasando por el diagnóstico y evaluación de estado nutricional de los enfermos renales, las aplicaciones nutricionales en las diversas situaciones por las que puede pasar o encontrarse el enfermo ERC, así como las intervenciones nutricionales en situaciones especiales. Me parece muy completo y abarca todas las cuestiones de relevancia en base a los criterios derivados en este sentido, según los últimos avances y evidencias científicas en el tema. Está documentado al detalle y muestras las diversas visiones que se defienden hoy día a este respecto.
  • Redacción del contenido: aunque pretende ser muy didáctico, los autores dan bastantes conceptos por entendidos; al inicio encontramos una serie de temas que pretenden introducirnos en materia, que parten de la situación de un riñón sano para acabar exponiendo lo que sucede cuando los riñones enferman y explican los conceptos que vamos a encontrarnos durante el resto del mismo, pero lo hacen con un nivel muy elevado. Si no se tienen ciertos conocimientos al día es necesario refrescarlos para poder sacar todo el provecho al contenido; no olvidemos la complejidad de la función excretora y reguladora renal.
  • Presentación: el libro es generoso en gráficos, imágenes y esquemas que pretenden facilitar la comprensión de los conceptos, permite de forma muy visual que se pueda resaltar lo importante frente a lo menos trascendente. La letra la encuentro demasiado pequeña y en ciertos entornos su lectura puede resultar dificultosa. Considero que, al menos, en cuadros y esquemas el tamaño de la fuente podría ser un poco más asequible para facilitar una consulta rápida. Supongo que en formato eBook este problema se solventa de forma muy sencilla; en formato papel sería deseable que el tamaño de la fuente fuera más grande
  • A destacar: buena presentación, dibujos de gran calidad, esquemas muy didácticos y magníficos esquemas y tablas de valoración del estado nutricional del enfermo en la Sección 5, Protocolos de técnicas habituales, dirigidas a evaluar al enfermo renal desde el punto de vista nutricional. Presenta un espacio web con materiales didácticos para el alumno (a los que yo he podido acceder) y para el profesor, según sea el caso.
  • Puntos que restan: no realiza ningún abordaje de diseño de dietas que oriente al manejo de los nutrientes en las cantidades que establece en cada estadio del enfermo y según su tratamiento sustitutivo; me ha llamado la atención que en « Tratamiento nutricional, Alimentación durante hemodiálisis (pág. 165) » es que se presente como negativo la ingesta de alimentos durante las sesiones de hemodiálisis y se rechace de plano. Me plantea la necesidad de valorar si el país de origen de los autores condiciona esta afirmación, dado que en nuestro país los enfermos en HD tanto en centros hospitalarios como periféricos sí se ingiere alimentos durante sesiones de HD y en algunos casos se considera positivo hacerlo en las dos primeras horas de HD. Así lo recomiendan entre otros la SAN-Sociedad Argentina de Nutrición , la Sociedad Chilena de Nefrología (http://www.nefro.cl/site/biblio/guias/36.pdf) y varios artículos de la SEDEN : http://www.revistaseden.org/files/384a.pdf y http://www.revistaseden.org/files/art517_1.pdf En este artículo de la Biblioteca Virtual del Servicio Murciano de Salud , «¿ Se pueden ingerir alimentos durante las sesiones de Hemodiálisis? » concluye, tras la relación de numerosos estudios científicos realizados al efecto, que existen evidencias científicas que avalan que la ingesta intradiálisis no solo no perjudica sino que en ciertos casos concretos beneficia al enfermo renal.
Impresión general :Me parece una obra magnífica que nos adentra en el complicado proceso que supone la alimentación de un enfermo con patología renal aguda o crónica, se encuentre esta última en el estadio que se encuentre y sea su tratamiento sustitutivo el que sea; abarca además todas las etapas del enfermo (infancia, embarazo, ancianidad) y observa la importancia del control de nutrientes incluso en el trasplante. Nos ayuda a evaluar el estado nutricional del enfermo y cómo suplir sus necesidades, carencias o excesos (según sea el caso) para que la situación del enfermo sea la mejor posible. Aunque es una gran obra que abarca todas las posibilidades, la encuentro demasiado distanciada del concepto de alimentación como acto voluntario de una persona que elige alimentos para llevar una dieta variada y saludable dentro de sus limitaciones. Es una obra de uso clínico, pero no la veo de utilidad para el profesional ni en consulta ni en domicilio que es, en definitiva, donde el enfermo va a llevar su vida normal y cotidiana y donde va a elegir los alimentos y a preparar y tomar su comida. Se habla de nutrición no de alimentación. Por lo tanto no es un manual que nos ayude a diseñar dietas... Me falta algún caso práctico o bien al final de cada bloque o en la parte de «materiales complementarios para el alumno» (que son a los que yo tengo acceso). Porque en esos materiales web esperaba casos prácticos o casos para resolver o ejemplos que posibilitaran un aprovechamiento más adecuado a todo el bagaje teórico que copa las páginas de este libro y que toca temas tan complicados de llevar a la práctica, con tantísimos parámetros a controlar y combinar. Sin esta parte práctica al libro lo veo algo incompleto.

Conclusión: Es un buen texto para conocer la teoría de la nutrición en los enfermos renales se encuentren en la fase de la vida que se encuentren y estén en el estadio de enfermedad que estén. Aporta los últimos conocimientos científicos en la materia y los refrenda con los estudios más recientes. Buena obra de consulta para enfermeras, pero no esperen encontrar una aplicación práctica para el cuidado de enfermos en el día a día, ni a nivel hospitalario ni en centros de diálisis ni en domicilio .

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...


Sobre esta noticia

Autor:
Lolamontalvo (222 noticias)
Fuente:
lolamontalvo.blogspot.com
Visitas:
523
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.