Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eleducadorsocial escriba una noticia?

¿libre albedrío o replicantes?

22/06/2011 22:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Alaska, 23 de marzo de 2011,

Acabo de leer Conversaciones sobre la conciencia, de Susan Blackmore. Susan es psicóloga y fisióloga y en el libro conversa con veintiún destacados científicos y filósofos sobre la mente, el cerebro y la conciencia. Por qué tenemos conciencia (si es que tenemos) y por qué tenemos la noción de un yo que decide son algunos de los grandes interrogantes de la ciencia.

  Susan hace una pregunta a sus entrevistados, lógica tratándose del tema que lleva entre manos: ¿tenemos libre albedrío?. Algunos de los científicos, como Christof Koch, catedrático de Computación y Sistemas neuronales, o Francis Crick, el famoso descubridor de la estructura del ADN, responden que probablemente no. También es cierto que inmediatamente después añaden que no les queda otro remedio que vivir como si lo tuvieran. Una respuesta que, por otra parte, remite a Kant: es característico de la toma de decisiones consciente que sólo puedes proceder bajo la presunción del libre albedrío.  A Kant no parecía preocuparle demasiado la cuestión de si este existe verdaderamente o no.Otros, como el filósofo John Searle o el psicólogo Kevin O'Regan no dudan de que exista, pero reconocen que no saben cómo explicar  su existencia  en un animal biológico de nuestra clase. Interesante la respuesta de O'Reagan a la pregunta ¿crees que tienes libre albedrío?: "Sí. Como todo el mundo. Incluso los robots creen que tienen libre albedrío, aunque no lo tengan".

Susan también pregunta sobre la posibilidad futura de crear un zombi. La idea del zombi es una idea filosófica. El zombi sería una máquina o criatura que se comporta como una persona consciente, pero que no tiene conciencia. Una especie de replicante de Blade Runner. Un zombi. En todo caso una idea que da lugar a interesantes reflexiones.

El libro de Susan Blackmore es un libro (también) de educación social. Lo es en la medida en que debería serlo cualquier libro sobre la mente y el comportamiento humano. A medida que la ciencia vaya avanzando en estos aspectos nos interesa saber todo lo que está en la trastienda de las acciones humanas.El libre albedrío. ¿Quién de  los educadores que me leen  no se ha hecho la pregunta de cuanto influyen sus intervenciones profesionales en el sujeto? Pregunta clave para encarar la profesión pero también fuente de nuestras frustraciones. Las dificultades a ese respecto las experimenta cualquier educador  diariamente en su trabajo con menores o con adultos. Freud no nos dio mucha cancha al respecto al incluir a la educación dentro de las profesiones imposibles. Pero esa afirmación, casi provocativa, quizás no tenia en cuenta que la imposibilidad, o dificultad, no era solo porque, en última instancia, el sujeto siempre elige ( y no siempre elige del lado de lo que los profesionales consideran su Bien) sino porque, como apuntan algunos descubrimientos científicos, quizás algunas de nuestras decisiones o comportamientos están más condicionados por la biología o la genética de lo que queremos reconocer. Quizás Freud, y su idea de un  inconsciente que influye en nuestros actos, y el determinismo de Francis Crick, no estén tan alejados como parece.

¿Eso es una invitación a no hacer nada? Al contrario. La lucha de la educación social para que las personas puedan tener las mismas oportunidades en una estructura social que continúa siendo, hoy por hoy, muy injusta es un compromiso insoslayable. Un objetivo que casa completamente con cualquier explicación biológica o evolutiva. Se trata solo de conocer más y  mejor el comportamiento humano para mejorar nuestras intervenciones.***                      Hace unos días, trabajando en una sesión sobre la revista del CEESC (Quaderns d'Educació Social) la mayoría de profesionales abogábamos para que, independientemente de los posibles cambios que se introdujeran, la revista mantuviera su carácter "científico". Ya sé que cuando hablamos en esos términos estamos pensando más en la rigurosidad de los artículos que en la ciencia en si, pero es curioso que usemos el término "científico" como garantía de calidad y prestigio  y sin embargo  desterremos a la ciencia del debate profesional. ¿Qué ha pasado para que esto suceda? Pues han pasado algunas cosas:

1. La secular separación, en algunos momentos batalla, entre humanidades y ciencia. Una separación absurda en disciplinas que tienen el mismo objeto de estudio y que en vez de complementarse se han dedicado a tirarse los trastos.2. La ciencia    en ocasiones  no  ha hecho  los esfuerzos necesarios para explicarse.    En otras, ha actuado con demasiada soberbia, como si la sociedad no fuera con ella.3. Los tópicos sobre la ciencia de aquellos para los cuales la ciencia siempre se mueve por intereses ocultos, han hecho mucho daño. Suelen defenderlos, con ímpetu agresivo a veces, los que nunca han abierto un libro científico.  Son también los que se  dejan llevar por reflexiones pseudocientíficas, comentarios poco rigurosos, teorías conspirativas, dogmas, etc.4. Hay otro motivo que atañe a la educación social en particular: el miedo. El miedo nos ha hecho visualizar a la ciencia como competidora en vez de como aliada. La educación social no ha querido hasta ahora hablar de la ciencia porque ha considerado que se inmiscuye en terrenos que considera suyos. Pero yo creo que tan peligrosa es una ciencia reduccionista como una educación omnipotente que cree que la educación lo puede todo. Ambos modelos han provocado muchos desastres humanitarios en la historia y  también los suelen provocar a un nivel más individual y cotidiano. Es hora ya de que las humanidades y la ciencia comiencen a mirarse sin desconfianza y trabajen juntas.

Como dijo una vez mi admirado Carl Sagan: "Hemos preparado una civilización global en la que los elementos más cruciales -el transporte, las comunicaciones y todas las demás industrias: la agricultura, la medicina, la educación, el ocio, la protección del medio ambiente, e incluso la institución democrática clave de las elecciones- dependen profundamente de la ciencia y la tecnología. También hemos dispuesto las cosas de modo que nadie entienda la ciencia y la tecnología. Eso es una garantía de desastre.

(Ciencia & tecnología & cultura=No están mal como nuevos retos de la educación social)___________________________________________

image Gira 2011 -30 de marzo, Barcelona (sala Almazen) (representación exclusiva para estudiantes). - 1 de abril, Barcelona (sala Almazen) -13 de abril, La Coruña -14 de abril, Orense -13 de mayo, Barcelona (Centre Civic Golferichs)


Sobre esta noticia

Autor:
Eleducadorsocial (134 noticias)
Fuente:
eleducadorsocialenalaska.blogspot.com
Visitas:
1193
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.