Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chema Gil escriba una noticia?

Libia (1ª parte) Gadaffi, su país y los mercenarios del Polisario

24/03/2011 20:21 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Publicamos un análisis de coyuntura, desde el Instituto Criminológico ‘Manuel de Lardizábal’. Por una parte hemos analizado la actuación de los dirigentes del país, con Gadaffi al frente y la participación en el conflicto de mercenarios del África Negra y del Frente Polisario

Chema Gil*

Lo primero que llama la atención del conocimiento de los medios sobre Libia y la información que éstos facilitan es la ausencia de información procedente de fuentes abiertas y que permitan una mínima información ‘on background’, que vienen a ser informaciones con las que establecer antecedentes básicos con los que permitir al lector ‘aterrizar’ en la actualidad de los hechos con un conocimiento del entorno socioeconómico, organización social etc.. Esta información resulta vital para dimensionar adecuadamente los hechos.

En este análisis de coyuntura hemos entrevistado a 25 periodistas, de los cuales doce no sabían ubicar con claridad la situación de Libia sobre un mapa político en blanco. Casi todos apenas conocían de Muammar Gadaffi que era un dictador y sus anecdóticas apariciones en viajes, rodeado de guardaespaldas femeninas. Ninguno sabía precisar mínimamente ni el número de habitantes, ni la organización social, ni otros datos fundamentales. Diez de los periodistas reconocen que ‘copian pegan’ los teletipos y que no tendrían capacidad para escribir un artículo de opinión ni sobre el conflicto, ni sobre la sociedad Libia, ni siquiera sobre la actualidad más inmediata como es la resolución del Consejo de Seguridad y las acciones ejecutadas por la coalición internacional. No sabrían vincular alianzas de Libia en el Continente Africano y tan sólo señalaban con claridad que ‘tiene buenas relaciones con Italia’.

El seguimiento y análisis de las crónicas de los enviados especiales se centran directamente sobre combates y ciudades, pero apenas dan datos de quiénes son en realidad aquellos que denominan ‘rebeldes’.

La Jamahiriya Árabe Libia

Este es el nombre de un país cuya población estimada es de unas seis millones de personas, aunque precisar con exactitud la misma podría alterar tales datos, especialmente si tenemos en cuenta el cambio dado por Gadaffi respecto del panarabismo hacia una apuesta por la Unión Africana hizo que se produjeran movimientos migratorios de diferentes países del África Negra hacia Libia.

En cualquier caso estamos ante un país ubicado en el Norte de Africa, con apertura hacia el Mediterráneo, que tiene una extensión aproximada al millón ochocientos mil kilómetros cuadrados; buena parte de los mismos de desierto y con no más de siete millones de personas. Casi el noventa por ciento de la población reside en la zona de la costa y en las ciudades importantes que en ella se ubican. Así tenemos en conjunto con una baja tasa de densidad de población, menos de una persona por kilómetro cuadrado.

La capital, Trípoli es la ciudad más importante del país donde, hasta el momento del conflicto, vivían un millón trescientas mil personas. La segunda ciudad es Bengasi, al este del país con la mitad de población y el resto de ciudades importantes serían Misurata, Marbuq y Tarhuna, cada una con poblaciones de entre 200.000 y 300.000 personas.

En cuanto a las características sociales del país, hay que señalar que tiene una fuerte estructura tribal y esto ha tenido un gran peso, tanto en su momento, cuando Gadaffi asume el poder hace 42 años, como en las actuales revueltas que han devenido en una guerra civil en la que la ONU ha entrado de una forma extraña, poco sólida y sin objetivos tangibles, más allá que el establecimiento de una zona de exclusión aérea y la petición a la Corte Penal Internacional de que se procese por crímenes contra la humanidad al propio Gadaffi, a parte de su familia y a algunos dirigentes.

Por otra parte merece la pena señalar la gran juventud de la población. El 35 por ciento –aproximadamente- tiene menos de 15 años, el 60 por ciento entre 15 y 65 años y menos de un 5 por ciento tiene más de 65 años; con una tasa de natalidad razonablemente alta que se sitúa en el dos por ciento (estos datos facilitados por la Oficina Económica y Comercial de España en Trípoli se corresponde a los años 2002 y 2003).

Hay un alto nivel de desempleo (antes del conflicto cercano al 40 por ciento de la población activa). Durante los últimos lustros la administración pública se sobredimensionó hasta tal extremo que los funcionarios deben recurrir a otras actividades laborales extraordinarias para poder subsistir con una cierta calidad de vida.

En los últimos años, Libia estaba mostrando, aparte del sector de hidrocarburos, un crecimiento superior al cuatro presiento en diversos sectores como el comercio, turismo, transportes, servicios, construcción, agricultura y el sector industrial, alcanzando por fin un crecimiento neto de su economía en sentido positivo.

"Mercenarios del Frente Polisario están participando en masacrar al pueblo libio indefenso" Ministro de Inmigración con Gadafi (ver video y traducción en el texto)

La alfabetización de los menores de 15 años alcanza el noventa por ciento, aunque el nivel educativo en general es muy mejorable.

Libia tiene un Producto Interior Bruto per cápita, el más alto de África, lo que no se corresponde con el grado de distribución de la riqueza. Los salarios llevan congelados 20 años y pese a la subvención altísima de productos básicos, a la base de las protestas sociales, seguramente, ha estado el hartazgo de la población por esta situación. Movilizaciones que –pese a lo que aparentemente pueda parecer- no tienen una misma etiología en su estructuración y desarrollo que en otros países como Túnez o Egipto; pues en la rebelión ha jugado y juega mucho el factor tribal antes mencionado.

Las movilizaciones

Tomemos como punto de inicio de las movilizaciones los días 15-16 de febrero. Las fuentes abiertas consultadas nos indican que fueron unos dos mil manifestantes los que salieron a protestar a la calle en Bengasi. La excusa de la protesta fue la detención de un activista de Derechos Humanos y para protestar contra la corrupción del Gobierno. Los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad regulares dejaron el balance de 38 heridos en Bengasi y en la localidad de Al Baida, la muerte de dos personas.

Al día siguiente (17 de febrero) las protestas continuaron en un día que fue bautizado por los ‘rebeldes’ como la ‘Jornada de Cólera’. La Cadena de TV Al Jazeera cifró los muertos en los enfrentamientos con la seguridad del régimen en una quincena.

El día 19 aparece en escena el Ejército en Bengasi donde disparó contra los manifestantes y los enfrentamientos se encienden paralelamente a Bengasi en la ciudad de Musratha que está situada a unos 200 kilómetros de Trípoli.

El 20 de febrero, la ONG internacional Human Rights Watch citaba la cantidad de 173 muertos como consecuencia de los enfrentamientos en las protestas.

Una vez la ONG referida da estas cifras de muertos es cuando se producen las primeras manifestaciones políticas por parte de la Unión Europea, Estados Unidos y la Liga Árabe que, dirigiéndose a Gadaffi le piden el cese de la represión.

Pero, ni cesaron las protestas ni los enfrentamientos. Cabe destacar a nuestro juicio que el día 21 de Febrero se producen varias situaciones novedosas que, desde nuestro punto de vista, debieron inducir en la comunidad internacional un cambio de visión o perspectiva respecto de los acontecimientos internos de Libia:

Este día los opositores llegan a tomar el control de las ciudades de Bengasi y Jalu, se registran las primeras deserciones entre miembros del Ejército (recordemos que la cuestión tribal tiene un peso muy importante en el transfondo de estos acontecimientos). Los desertores se suman a los manifestantes/opositores a los que llegan a entregar el armamento, incluso semipesado, que portaban. Son bases suficientes para identificar la situación, como de preguerra civil.

Además de las deserciones de militares, hombres fuertes del Gobierno de Gadaffi dimiten de sus cargos para sumarse a la rebelión, es de destacar, en particular, el minitro de Justicia, Mustafá Mohamad Abdeljalil, quien a la postre y tras anunciarlo en una espectacular exclusiva en Al Jazzira, se hará con el liderazgo y la representación del conjunto del movimiento opositor autonombrado como Consejo Nacional para el Gobierno de Libia. El que fuera ministro para la Inmigración, Ali El Richi, que abandona también la disciplina del Coronel Gadafi, anuncia al mundo entero que el régimen Libio está utilizando mercenarios procedentes de distintos países y del Frente Polisario para apoyar los asesinatos ordenados por Gadaffi contra civiles libios. El Frente Polisario parece así devolver los años de buenas relaciones con Libia, en cuanto a formación militar, entrega de armas, acogimiento para adoctrinamiento de miles de niños saharauis que empezaron a dejar de viajar a Cuba. En Libia se entrenaban y adoctrinaban desde los años 80 militares del Frente Polisario, que aprendieron bien el contenido del libro verde de la Revolución de Gadafi. El ministro Alí declaró (traducimos el vídeo): “El pueblo libio sufrió mucho. sufrió pobreza dentro de un país rico. transmito a mi gente en Libia y a todos los amantes de la paz que vamos a triunfar. a luchar hasta el final. Es una guerra contra la humanidad. Existen mercenarios extranjeros perfectamente coordinados por instituciones terroristas que participan en esta guerra contra el pueblo libio : mercenarios que han venido de Kenya, Chad, Argelia...y lo que llama la atención es la participación también de elementos del Polisario en estos ataques contra Libia.El Frente Polisario se proclama como un movimiento de Liberación, una causa justa ....pero lo que vimos es totalmente lo contrario: Están participando ahora activamente prestando sus servicios para masacrar al pueblo libio indefenso. Aprovecho la ocasión para pedir a Argelia que tiene mucho poder sobre el Frente Polisario para que no les deje participar en esta masacre . El pueblo y los mandatarios Argelinos saben de sobra como el pueblo libio ayudó Argelia para conseguir su independencia.Bouteflika y los responsables argelinos tienen que ejercer su poder sobre el Frente Polisario para impedir la participación del Polisario en los ataques sobre el pueblo libio y impedirles el paso y el tránsito por el suelo argelino para matar a los libios”. (pinchar el enlace)

http://www.elmuhajer.com/video-muhajer/hiwart/pages/video.php?idv=235

Consecuencia o no de esta solicitud, lo cierto es que el día 25 de febrero la Unión Europea acuerda sanciones económicas contra Gadafi y Libia y desde los Estados Unidas se ordena que sean congelados en todo el mundo los activos del Coronel y su familia. En España una finca del tamaño de Gran Canaria fue intervenida en la provincia de Málaga. Las sanciones internacionales continuaron dos días después cuando la ONU, el día 27 febrero aprueba sanciones contra Gadafi y su entorno como el bloqueo de sus bienes en el exterior, se le prohíbe viajar, se decreta un embargo de armas. A partir de ahí, los opositores anunciaron formalmente la creación del Consejo Nacional. Más de cien mil refugiados acuden en masa a las fronteras de Libia con Túnez y Egipto.

* Chema Gil es Perito Judicial en Seguridad y Terrorismo Internacional, Perito Judicial en Seguridad Ciudadana y Libertades Públicas. Asociación de Peritos Judiciales del Reino de España Nº Col: 00154. Periodista (Colegio de Periodistas de Murcia). Analista del Instituto Criminológico ‘Manuel de Lardizábal’

Los aviones libios dispararon contra los manifestantes cuando éstos estaban asediando la capital, Trípoli y con ayuda de desertores del ejército tomaban el control de otras ciudades

Próxima entrega la Resolución 1970 (2011) del Consejo de Seguridad de la ONU.


Sobre esta noticia

Autor:
Chema Gil (185 noticias)
Visitas:
9105
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Fogger (25/03/2011)

Al fin un comentario-analisis mas desprovisto de pasion y de adjetivos adjudicados con ligereza, pienso, sobre el caso libio. Bravo!