Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consejero Espiritual escriba una noticia?

La Libertad Individual no se pierde con el Matrimonio

14/03/2011 11:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cada ser humano nace dotado de un alma, un espíritu, un cuerpo y además de un libre albedrío, es libre de hacer con su vida y con su cuerpo lo que le plazca

No se debe confundir el acta de matrimonio con una factura de propiedad. Muchas parejas se olvidan de la existencia de ese derecho que tiene cada individuo de disfrutar de su espacio privado, de su tiempo, de la privacidad individual, pensando que al casarse se convierten en propietarios de la pareja con la cual se casaron.

Precisamente por este motivo muchos matrimonios fracasan y se divorcian al poco tiempo de haberse unido, de haber firmado el acta matrimonial, de haberse prometido solemnemente amarse, respetarse, ser fiel, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe.

Si se respeta esa libertad individual, la pareja podrá cumplir su promesa de vivir juntos hasta que la muerte los separe, conformar una familia, con hijos, nietos, bisnietos, etc.

Hoy precisamente se está celebrando el Día Internacional de la Familia y es grato felicitar aquellas familias numerosas que han sabido conservar esa armonía, comprensión, lealtad, fidelidad, ayuda mutua y la ya mencionada solemne promesa.

Generalmente son los celos los que hacen peligrar la buena relación en los recién casados, el pretender posesionarse de la pareja, mantenerlo(a) cercas las 24 horas del día, sin dejar disfrutar de su privacidad, de un tiempo libre, sin darle la confianza que se merece.

La infidelidad se practica cuando ya no se encuentra satisfacción plena con la pareja, cuando se busca en otro lado lo que en casa le falta; por no existir la suficiente confianza para comunicarse entre sí y dilucidar ciertas dudas, previamente a la decisión de cometer adulterio o engañar a su consorte.

Afortunadamente son más, muchas más, las parejas que han sabido sortear las dificultades para sostener los lazos familiares muy fuertes, evitando las discusiones inútiles, impidiendo la entrada al hogar de la discordia, la desconfianza, la infidelidad, la deslealtad en la pareja.

A los recién casados les decimos que no están solos, que busquen consejos con sus padres, tíos, con quienes ya tienen la experiencia vivida

Los que ya hemos pasado por todas aquellas etapas del matrimonio, podemos decirles a los recién casados que busquen consejo con sus padres, abuelos, tíos, amistades o personas de mayor experiencia, antes de dar el paso hacia el divorcio, para que obtengan la reconciliación y conserven su hogar.

De forma general, las etapas de la familia son las siguientes:

1. Convivencia en sociedad. Donde se conocen familiares y amigos. Reuniones que se llevan a cabo en lugares comunitarios o privados.

2. Noviazgo. Es un periodo durante el cual la pareja va conociéndose más a fondo. Donde se detectan las virtudes y los defectos. Donde se acepta a la pareja tal como es. Es un periodo que dura seis meses, un años, dos, cinco, etc., hasta que la pareja decide casarse, porque se han dado cuenta que existe entre los dos afinidad, comprensión, compatibilidad de caracteres, cariño, buena compañía, sobre todo, amor sincero, desinteresado.

3. Conformación del Hogar. Es la etapa de la familia donde se construye el nido o el hogar para recibir a la descendencia, decidiendo de común acuerdo el número de hijos que van a traer al mundo, tomando en consideración la responsabilidad que tienen para mantenerlos, educarlos, hasta su mayoría de edad.

4. Consolidación de la Familia. Cuando se tiene el primer nieto se puede decir que la familia está consolidada, esperan tener muchos nietos más, conservando los lazos familiares y cumpliendo con aquella sagrada y solemne promesa de permanecer unidos hasta que la muerte los separe. Poniendo así el ejemplo a sus hijos, a sus nietos y a la sociedad en general, conservando las buenas relaciones con aquellas personas que indirectamente han entrado a formar parte de dicha familia, las nueras, los yernos, los consuegros, etc.

5. Permanencia de la Familia en Sociedad. El tronco común de la familia son los padres. Estos no son eternos. Tienen que cumplir con la Ley de la Naturaleza, con un Ciclo Existencial Humano cuyas etapas son: Nacer, Crecer, Desarrollarse, Reproducirse, Envejecer y Morir. Cuando los padres desaparecen de la vida familiar, la responsabilidad se delega en los hijos mayores, quienes tienen la responsabilidad de continuar fortaleciendo los lazos familiares y la permanencia de la familia en la sociedad.


Sobre esta noticia

Autor:
Consejero Espiritual (12 noticias)
Visitas:
9438
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.