Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Isaacbaltanas escriba una noticia?

La que hay que liar para sorprender a su pareja

30/06/2015 00:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La que hay que liar... Sí, cada una de las personas con las que hablo y a las que asesoro, para que puedan sorprender a su pareja, pasan por un largo proceso parecido a los cinco estadios del duelo (Modelo de Kübler-Ross). Me resulta curioso y me gusta observar a mis clientes. A veces tomo apuntes del punto por el que está pasando, de manera que teniendo una visión panorámica del arco de evolución puedo saber cómo de absurdas pueden ser las cosas que le propongo. Por ejemplo, no es buena idea decirle a alguien que está abatido, a punto de abandonar porque ve la conquista de su musa poco menos que improbable, que le diga que vamos a organizar una cena en globo aerostático. No conseguiría verlo. Les miro y pienso cómo dos seres humanos cercanos, (él y yo), podemos ver las cosas de manera tan distinta: él lo ve todo tan lejano e improbable y yo lo veo tan sencillo, tan fácil, tan fascinante... Entonces me doy cuenta de que me he olvidado por completo de que yo antes también pasaba por ese proceso. Es más, yo sufría una versión amplificada del proceso, con grandes altibajos, quizá abatido por la soledad de no tener a nadie quien me asesorara. Tal vez por eso me dedico a ayudar a las personas a crear experiencias inolvidables. Vamos a analizar el proceso paso a paso. image Negación Cuando un cliente termina de explicarme su situación con su musa lo que hace es guardar silencio esperando que le dé una solución sencilla, rápida y barata. Sabiendo de sobra lo que va a venir después, empiezo despacio, proponiendo lo menos loco que se me ocurre para sorprender a su pareja.

Sorprender a una mujer no es ni sencillo, ni rápido ni barato

Click To Tweet

Lo primero que se sucede es un silencio. Se les queda una cara muy rara. Después sacude la cabeza levemente de izquierda a derecha. Aunque sea en silencio, acaba de entrar en la fase de la negación, ese momento en el que decide que sea lo que sea, no va a hacer eso que sugiero para sorprender a su pareja. image

La cara que se les queda a mis clientes cuando les cuento lo que se me pasa por la cabeza

Ira Entonces, cuando veo que casi no respira, que se ve intimidado es cuando empiezo a dar mis ideas más serias. Es el momento de hacerle entender que ha entrado en el mundo Marvelove, en el mundo de los locos, en el mundo en que por una mujer todo es posible. Paso a la segunda fase con lo mejor de mi munición. A veces improviso, a veces expongo ideas que ya tengo confeccionadas con anterioridad de mi catálogo imaginario. Y aquí es donde viene la explosión: ? No, no y no. ¡Pero cómo voy a hacer yo eso! ¿Estás loco? Es más, ella pensará que el loco soy yo. Además, ¿cuánto puede costar todo eso? Esto fue lo que me respondió una vez un cliente cuando le dije que enviase una paloma mensajera a su cliente potencial más importante. Tenía que haber grabado ese momento. image Negociación Cuando lo ha negado el suficiente número de veces le rebato con la imagen a la que ningún hombre, sea quien sea, nunca puede resistirse. Le sugiero que imagine la cara que pondrá ella cuando reciba lo que estamos elucubrando. Él se lo imagina y le cambia le cara. Empieza a figurarse el momento en que sorprenderá a su pareja. Piensa en lo que sucederá y un escalofrío recorre su cuerpo. Si su sentimiento es sincero aquí comenzará la fase de negociación. Intentará reducir, resumir, relativizar, ajustar esa locura que se me ha ocurrido para que acabe siendo una versión contenida, sensata, creíble... Entonces yo le digo que no, que lo maravilloso es que sea grandioso, exagerado, algo que no se parezca en nada a lo que ella haya visto. Ella se lo merece. Y en ese tira y afloja nos pasamos gran parte del tiempo. Aquí es donde viene la frase: "¡Lo que hay que liar!" Depresión Cuando por fin hemos llegado a un acuerdo, cuando por fin hemos elaborado nuestro plan perfecto para sorprender a su pareja, cuando estamos en lo más alto, entre las nubes, soñando despierto, llega el momento de bajarlo a tierra. Es una especie de momento depresivo en el que el proyecto se ve más imposible que nunca. Él empieza a describir todos los muros imaginarios, todas las dificultades que una persona poco habituada a estas locuras puede imaginarse. image Con lo que él no cuenta a priori para sorprender a su pareja es con mi experiencia, con el hecho de que ya estoy yo y la de veces que me estrellado en procesos parecidos. Para él es la primera vez. Para mí es un proceso que vuelve a empezar y vuelve a pasar por todas sus fases. Yo conozco ese proceso y sé de sobra que siempre termina saliendo bien. A veces de una manera, a veces de otra, pero siempre sale. Uno puede pensar que lo que hago es elaborar un plan A y que sale perfecto, pero la realidad, tengo que reconocerlo, es que el resultado final que ve la musa para quien hemos preparado todo es un plan M, remendado mil veces, con miles de parches, con una fachada bonita, pero con muchas personas detrás aguantando las bambalinas. Es un escenario en equilibrio, cogido con pinzas, pero muy bien orquestado. Cada vez es más sencillo, pero también por mi carácter inconformista, más estimulante, más desafiante. Aceptación Finalmente, después de explicarle todo esto a mi cliente, termina aceptando que es un hombre enamorado y quiere por todos los medios sorprender a su pareja. Ya sabe el "qué" y el "para qué". Ahora falta el "cómo", pero de eso me encargo yo. El entusiasmo y la ilusión de sorprender a su pareja "¡La que hay que liar!" Es el argumento de muchos a quienes asesoro como reacción a una larga exposición que les hago acerca de lo que significa sorprender a su pareja, usar las estrategias adecuadas, pensar "fuera de la caja", usar caminos diferentes, ponerse en el lugar de la otra persona... Pero todas las quejas se desvanecen cuando llegamos al final de proceso y vemos el resultado. Y entonces se mueren de ganas por entregárselo a su musa cuanto antes y hasta me llaman a horas intempestivas diciendo que no pueden dormir, porque no pueden dejar de imaginar en la cara que pondrán. Pero lo que más les repito a cada uno de mis clientes es que no piensen en la cara que tienen que poner ellos, sino en la cara que pondrá ella... cuando vea el resultado de nuestro proceso. image ¡La que hay que liar! Sí, pero como nadie lo hace así, entonces se convierte en único. ¿Y tú, cuándo te vas a decidir a hacer algo único?

La entrada La que hay que liar para sorprender a su pareja aparece primero en Blog de Isaac.


Sobre esta noticia

Autor:
Isaacbaltanas (131 noticias)
Fuente:
blog.isaacbaltanas.com
Visitas:
5149
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.