Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

La leyenda del "Cha-chán"

23/03/2011 09:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ubiquémonos en el año de 1986 en plena fiebre mundialista. Para ese entonces los 30 minutotes de recreo en la primaria nos quedaban cortos, muy cortos para ser sinceros cuando se trataba de echar la cáscara en el baldío que hacía las veces de cancha de futbol.

Cursaba el quinto año de primaria y a mitad de año entró un chico nuevo al salón, ya sabrán, no le hablaba a nadie, todo serio en esos primeros días, pero el futbol rompe cualquier barrera y fue así que la comunicación con Oswaldo, se inició.

‘ Díganme Cha-chán’ , nos sugirió, y al preguntarle por qué le decían así la respuesta nos dejó atónitos, – Porque así me dicen – fue su explicación. Ok, Cha-chán se le quedó.

De estatura media, mal encarado a madres y mal hablado otro poquito, nos platicó en sus primeras charlas que era portero con un equipo que habían formado con los de su calle y que su tío dirigía. Según él, atajaba penales e incluso ya había pisado una cancha de futbol profesional en un partido que les habían conseguido. No les miento, le creíamos todo, lo hicimos ídolo en ese momento y fue nuestra bandera frente a los del salón de enfrente que para ese entonces nos traían de clientes todos los días.

Curiosamente el famoso Cha-chán no quería entrarle al juego en los recreos, nos decía que si regresaba a su casa con los zapatos gastados su mamá le pondría las nalgas moradas. Igual se ponía atrás de la portería y le daba instrucciones a nuestro portero, que por cierto no mejoraba mucho que digamos.

Ansiosos de demostrarles a los contrarios que teníamos al mejor guardameta de la escuela, conseguimos un partido en el llano de la colonia, sin árbitro, sin nada. Solo las escuadras frente a frente y el Cha-chán bajo los tres palos. Todos estábamos desosos de verlo atajar en cancha grande. Los rivales, la verdad, estaban apantallados con la leyenda (para ese entonces) que ya habíamos creado.

Se llegó el día, le insistimos como a nadie para que fuera. De repente ahí estaba, con una sudadera roja con capucha, con mirada seria y entusiasmado al cien. Pero, mmmm, algo no andaba bien con Cha-chán, traía sus zapatos de la escuela, esos que según él no podía gastar jugando a la pelota. Pantalones de mezclilla gastadísimos, en fin, igual creíamos en él.

Arrancó el partido y pa’ pronto nos fuimos al frente, ¡¡¡gol del Yayo de la Torre!!!, así le decíamos a Luévano que era fanático a muerte del Rebaño Sagrado. Felicidad total. ‘ Ya los tenemos’ gritaban por allá, era el Cha-chán, por cierto.

La reacción contraria fue brava, nos metieron cinco nadamás y del súper Cha-chán no había nada. Se lanzaba sí, pero no tenía ni idea de lo que era atajar un balón. Recuerdo que hubo un penal y nos gritaba ‘ tranquilos yo lo paro’ … .pppffff se quedó lejísimos!!!

La humillación fue monumental, al otro día en la escuela la carrilla estaba a la orden del día y el Cha-chán curiosamente llegó más merolico que nunca, como si nada hubiera pasado. Recuerdo que lo veíamos con cierta dosis de coraje, pero es muy cierto que cuando uno es niño esas cosas pasan rápido y al siguiente día todos amigos y felices.

Curisamente después de eso, en todos los recreos no faltaba el Cha-chán que siguió acumulando goles en contra pero eso sí, a la hora de jugar era el más animoso y motivador del equipo.

Ni hablar, así es el futbol…

Saludos Cha-chán donde quiera que estés!!!


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
4497
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.