Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anveger escriba una noticia?

Lecturas recomendadas 2010 (III)

11/01/2011 23:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Así habló Zaratustra, el clásico libro de Friedrich Nietzsche, presenta al mundo la nueva moral que adopta el superhombre tras la muerte de Dios.

En forma de novela, Nietzsche, a través del antiguo filósofo persa Zaratustra, establece una nueva moral, la moral de los hombres que dominan por la voluntad de poder, que se sobreponen a la muerte de Dios y destruye la antigua moral cristiana, ya que ésta se empeña en exaltar los valores de los débiles de espíritu, a saber, el odio, el resentimiento, la caridad, en detrimento de la fuerza y el egoísmo.

Para mejorar, el superhombre debe encontrarse en constante conflicto, ya que de la competitividad nacen las mejoras y las expansión de poder, por eso conviene mantener a los enemigos cerca.

También se expone la idea del eterno retorno, que sostiene que tras la muerte, lo vivido se volverá a repetir exactamente una y otra vez, de manera que es la vida terrenal la que realmente importa, y no la celestial que propone el cristianismo, porque esto conduce a una minusvaloración de la vida física.

Esta obra no es simplemente un portento de la filosofía, sino que es considerada una de las mejores obras escritas en alemán. El valor de este libro se duplica si nos situamos en el contexto histórico en el que surgió, donde un filósofo corrosivo y mordaz dio espectacular giro a la moral de la época y colocó al hombre como centro de su conciencia, desplazando a Dios de la misma.

Asesinato en el Orient Express: Cuando hace unos meses visité Madrid, tuve la ocasión de ver ‘ La Ratonera’ de Agatha Christie representada en el teatro Reina Victoria. La obra me cautivó de tal forma que decidí leer más sobre esta mujer y el resultado fue este libro.

La trama es la habitual en sus relatos, en el invierno de 1939 el Orient Express, con los personajes más variopintos viajando en él, se queda atrapado por la nieve. Ese mismo día por la noche se produce un asesinato, de manera que el asesino no ha podido escapar. Como es habitual en las novelas de Agatha Christie, hay un detective merodeando la escena y es el que se encarga de la investigación posterior.

La historia mantiene la intriga hasta la última página literalmente, y como de costumbre, llegaremos a sospechar de todos y cada uno de los personajes puesto que todos tienen una coartada perfecta para el asesinato, lo que añade más misterio a la historia.

El libro se lee en un par de tardes como máximo y es bastante entretenido para el que quiera sumergirse en el mundo de Agatha Christie.

Puedo afirmar sin el más mínimo atisbo de exageración que este es uno de los mejores libros que he leído en mi vida. La recomendación me la hizo Fran, colaborador también de este blog. Mis más sinceras gracias a él, pues.

Alice Gould, la protagonista, es internada en un manicomio por supuesta paranoia. Pero cuando los médicos comienzan a tratarla se dan cuenta de que es una mujer de extraordinaria inteligencia y elegante retórica, lo que hace sospechar a algunos acerca de su estado. La paranoia de Alice la hace creer que es una detective que ha ingresado en el manicomio exclusivamente para investigar un asesinato. Un personaje clave es su marido, que ha sufrido varios intentos de envenamiento por parte de Alice, aunque esta lo niega, simplemente piensa que es un ser inferior que se aprovecha de su riqueza.

La creencia o no en la locura de Alice es un tema abierto sobre el que el lector oscilará durante toda la novela, debido a la constante aparición de cambios bruscos que dan vuelcos a la historia. Sin embargo, como cabría esperar, el autor no nos revela al final si la mujer estaba realmente loca.

Recomiendo encarecidamente este libro puesto que apasiona en cada una de sus páginas, el lector no podrá parar de leerlo y además se recibe un gran aporte cultural debido a los conocimientos que tienen los personajes. La representación que hace Luca de Tena de los locos ingresados en el manicomio es de gran fidelidad y no se anda con tapujos para narrar hechos que provocarían incluso en las personas más frías enternecimiento, asco o empatía.

Otra de las maravillosas propiedades del libro es que hace aflorar todo tipo de sentimientos en su estado más álgido, y la mayoría de los personajes no dejarán indeferente a nadie.


Sobre esta noticia

Autor:
Anveger (33 noticias)
Fuente:
anveger.wordpress.com
Visitas:
1850
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.