Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Lectora de The Epoch Times dona dos vacas a un pueblito de Tanzania

08/05/2010 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Peter Valk, The Epoch Times

La bondad aún existe, incluso entre extraños; así lo experimentó un anciano de la Tanzania rural cuando su deseo se hizo realidad: recibió como regalo dos vacas de una extraña de San Francisco.

Cada semana, la edición en inglés de La Gran Época (www.theepochtimes.com) propone una pregunta a gente de todo el mundo y publica los resultados en una columna. A principios de marzo, la pregunta fue: "¿Qué cambios haría en su casa?"

Si bien los participantes de Asia, Europa y Norte América mencionaron cosas como calefactores o habitaciones adicionales, un amable hombre de Tanzania se destacó por dar una respuesta...diferente.

Pueblo de Mahango, Tanzania (Ondrej Horecky/The Epoch Times)

"Puesto que ahora soy viejo y débil y no puedo trabajar en el campo, me gustaría tener una vaca lechera para tener mejor salud. También podría tener un pequeño ingreso, por la gran demanda de leche que hay aquí", respondió Abel Thomas Simwaba, un trabajador de laboratorio jubilado del pueblo de Mahango, en Tanzania.

Babu, como le llaman y que significa abuelo en Swahili, nunca imaginó que cinco semanas más tarde su deseo se haría realidad. Después de que publicaran la columna, una lectora contactó a la editorial del periódico en San Francisco diciendo que quería donar una vaca al Sr. Simwaba, si todavía podían localizarlo.

Se contactó al periodista que lo entrevistó en Tanzania y dijo que podría localizar a Babu, pero pensó que antes de darle la noticia al anciano, era más prudente averiguar el precio de una vaca para asegurarse que la oferta de la lectora era seria. Reportó que el precio oscilaba entre los 200.000 y 300.000 chelines Tanzanos (unos US$145 – US$ 220) por un becerro, y hasta unos 600.000 (US$ 440) por una vaca lista para ordeñar. La lectora estuvo de acuerdo, pero encontrar a Babu fue difícil; es un hombre muy ocupado.

Babu se jubiló hace 30 años y cambió la comodidad de la vida urbana en Moshi al pie del monte Kilimanjaro, por una existencia más dura en un pueblito de agricultores de arroz llamada Mahango, al sureste del país, un lugar sin electricidad, con solamente algunas llaves públicas de agua corriente, el pueblo más cercano está a 9 Km. de carretera polvorienta. En esta región aislada de Tanzania, poseer vacas es una rareza, similar a ser la única persona con trabajo en un pueblo de desempleados.

Babu no se cambió a Mahango para disfrutar de su pensión. Por el contrario, ha pasado la mayoría de su tiempo preparando una clínica, una guardería, un centro educativo, un grupo de auto-ayuda, una granja comunitaria y una misión para monjas católicas con un pequeño orfelinato que espera expandir pronto.

"Sigo en Mahango porque quiero ayudar a la gente", dice. "Me interesa la gente. Cuando trabajé en la región de Kilimanjaro, también la ayudaba. Desde que me jubilé y me cambié aquí, sigo ayudando."

Se siembra lo que se cosecha. Esta vez, es Babu quien se beneficia de la generosidad de los demás.

Abel Thomas Simwaba de 83 años recibió dos vacas de una lectora californiana (Ondrej Horecky/The Epoch Times)

"¡OH!, se lo agradezco de todo corazón, muy agradecido. Muy buena noticia, voy a aceptar el regalo", fue la primera reacción de Babu cuando escuchó la inesperada noticia.

Al principio, Babu había visto una vaca preñada, la cuál calculó que costaría alrededor de US$ 290, más otros US$ 73 para alquilar un camión que transportara el animal a su pueblo.

Después de enviar los datos a los Estados Unidos, la donadora decidió enviar electrónicamente US$ 450 a Babu a través de la oficina más cercana de Western Union en Mbeya, capital de la provincia.

Después de llevar su identificación a la oficina, Babu fue entonces a comprar la vaca preñada. Desgraciadamente, la que había escogido ya la habían vendido, así que compró otra vaca robusta y de aspecto saludable por US$ 328. Con el resto del dinero, adquirió un becerrito. Dos días más tarde, sus "mejoras para la casa" fueron entregadas en su propia puerta en el pueblo de Mahango.

Con la reciente finalización de un pequeño orfanato por una ONG Checa, Babu dice que planea construir dos dormitorios más grandes para los huérfanos. Su siguiente preocupación son sus iguales, los ancianos del pueblo que no tienen familiares que los mantengan. Cuando haya suficiente leche en el futuro, todos podrán beneficiarse.

"Sabe, para mí significa mucho. … será fantástico para mí y las demás personas mayores, así como para los huérfanos. Así que no sólo me ayudará a mí sino también a otras personas. Realmente les agradezco a Uds. y a la donadora por darnos esta oportunidad".


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (982 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
3533
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.