Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Detintaenvena escriba una noticia?

Lecciones de seducción. Emma Wildes

20/06/2011 07:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No se el tiempo que hace que acabo una novela y hago la reseña a las pocas horas, y digo pocas horas porque no llegan ni a 24, y hay reseñas esperando meses. Cuando puse el bbf os aseguré que os sorprendería la reseña que tenía en mente, sin embargo he cambiado mis planes porque este libro para bien o para mal ha dejado una huella imborrable en mí.

No me considero lectora de novela romántica, lo fui en su día, creo que casi todos probamos los géneros antes de tener prejuicios contra ellos, tuve suerte y encontré muy buenas novelas, pero debí encadenar una mala racha y el azúcar se me subió a las nubes, empachándome de tal forma que he estado muchisimos años sin acercarme al género y ahora que lo he hecho dos veces en menos de quince días, voy a confesarlo, me he dado cuenta que en el equilibrio está el gusto. En todos los géneros se publican libros buenos y libros malos.

Cuando os presente la novela admití no saber el genero y haberme llevado por la portada, muy sencilla pero que a mi modo de ver expresa muchisimo, más que una novela romántica esperaba una novela erótica, y no abráis los ojos tanto por dios, me gusta el género si está escrito con elegancia, y hay autores que lo bordan, te hacen meterte en la historia y disfrutarla como algo natural y no como algo obsceno como a veces sucede en otras plumas menos delicadas.

No voy a negar que leí la contraportada cuando fui a recoger mi reserva y que por poco la desilusión se me lleva por el camino, y ese detalle lo explicaré cuando hable de Tu escribes el final que era la que tenía en mente escribir, sin embargo me sumergí en su lectura y me fue atrapando de tal forma que no podía soltar las páginas. Me preocupó el tema porque estoy preparando oposiciones y necesito tener la cabeza despejada, y ese despeje me lo proporciono de un plumazo la página de la biblioteca, cuando fui a mirar las fechas de renovación, dos de las novelas que tenía pendientes no se podían renovar por reservas y tenía escasamente cuatro días para leerme una que había esperado meses a tener. Deje a los personajes con mucho dolor y me sumergí en la otra lectura, que también hizo mis delicias.

Pero eso tendrá que esperar. Ahora me gustaría hacer algo que nunca he hecho en mis reseñas y es hablaros de la autora del libro. Emma Wildes es una novelista americana que ha empezado a sonar con mucha fuerza entre las escritoras de novela romántica histórica en su país. Sus primeros pasos los dio como muchos de nosotros en una pagina web o blogs donde publicaba sus relatos cortos y novelas por entregas, de esa forma consiguió varios premios, y los elogios de las lectoras del genero, y posiblemente que alguna editorial se fijara en su elegante y genuina forma de escribir. Lecciones de seducción es su segunda novela publicada hasta la fecha y la ha catapultado hacia el trono de las poquisimas autoras que está sabiendo recuperar la novela histórica de Regencia, sin quedarse en anacronismos, sabiendo darle un aire nuevo y original sin desvirtuar los ambientes. Es madre de tres niños y si alguien le pregunta como se gana la vida suele sonreír y responder "Me paso el día soñando". Suerte que algunos de esos sueños se convierten en sus deliciosas y sensuales novelas.

Me gustaría que pudierais acercaros a esta novela como yo lo he hecho, virgen, sin saber demasiado de ella, sin embargo sin desvelaros nada de la trama quisiera explicar que me ha llevado a enamorarme de este libro, así literalmente. Para centrarnos la novela se ambienta en la Inglaterra de 1800 con sus clases sociales aristocráticas muy encorsetadas, con un papel muy claro para la mujer totalmente dependiente de un varón, su padre o su esposo. Había cosas bien vistas para una dama, y cosas muy mal vistas, y entre ellas, como no, la inteligencia, la educación, y las artes escénicas en todas sus variedades. Una mujer nacía en un ambiente rico y era educada para pescar sobre los veinte un buen partido y a partir de ahí dar un heredero y cerrar los ojos a lo que su marido hiciera. No era extraño que un aristócrata tuviera amantes, la mujer era para lucir y procrear, y el placer se buscaba fuera del lecho.

Los enclaves no se prodigan, la acción sucede en Londres, en tres casas diferentes y algún salón de baile, que se describe con profusión, de la misma manera que el funcionamiento de la casa, la decoración y las funcionalidades de las piezas y las decoraciones. Y una casa de veraneo en la campiña, descrita muy concienzudamente, tanto que podrías pasearte por las estancias, aspirar sus aromas, admirar los tonos de los paredes y los suntuosos tapices. Los jardines y extensiones de una gran mansión victoriana. Una ambientación cuidada con exceso y mucho mimo.

En cuanto a las cosas que se cuentan y el vocabulario que se utiliza muy acorde con la época y al mismo tiempo con el cambio que pretenden introducir en su rutina ciertas jovencitas protagonistas, algunas ya casadas y otras casaderas, que no se conforman con ser un florero en la vida de su marido y ser arrinconadas por una amante. Como conseguir que eso no suceda no es tarea fácil y lo consiguen de un modo un tanto atípico para la época, pero que a nosotras seguro que no nos parece tan extraño. Un libro prohibido, un libro escrito por una cortesana, con secretos para encender la pasión del marido y conseguir que no tenga ojos para nadie más.

Precisamente cada capitulo empieza con un extracto de este libro, que parece ser existió, y lo que viene a continuación tiene que ver con lo que el libro en cuestión aconsejaba. Para mí ha sido un acierto, porque se ven dos maneras muy diferentes de narrar, la de una persona experimentada que decide compartir sus experiencias, y las de otras personas intentando conseguir la meta que se han marcado, con mucha ingenuidad, inteligencia, e inexperiencia. Una cosa que me ha chocado mucho, es que la compra del libro, se sabe si se lee la contraportada, durante la narración lo único que se hacen son menciones muy veladas a este hecho, no como lo ha adquirido, ni donde. A veces cuando me encuentro con estas cosas, me gustaría poder comentárselas a la autora.

En cuanto a los protagonistas, están muy marcados y son múltiples, podríamos decir que hay dos tramas que se cruzan, dos metas paralelas que conseguir, que se entrecruzan con estilo sin que ninguna de las dos tramas tenga que ver con la otra más que los consejos de la cortesana y la relación que une a los personajes. Se esta hablando de cosas muy privadas que se susurran entre amigas, pero no se entra en detalles porque el pudor de la época lo impide. Y acunando a esos protagonistas hay unos meros comparsas, muy bien descritos también pero de forma difuminada aunque son imprescindibles para que la acción se desarrolle.

Para mí los protagonistas son muy claros: Dos amigas de la infancia Brianna y Rebecca, una con el sueño cumplido de casarse por amor, y la otra que ve el sueño cada vez más lejos, por el odio que siente su padre hacía el hombre del que se ha enamorado. Brianna es la que en un principio lleva la trama, es la que ha decidido que su casa funcione de una forma diferente, que no quiere sobre ella una persona que le mande, si no compartir su vida en todos los campos y tomar decisiones conjuntas. Eso a nosotras no nos parecería escandaloso, pero estamos en la época victoriana, y esta casada con un duque, lo que ella desea es poco menos que impensable, porque es una propiedad más del hombre con el que se ha casado. Es ella la que toma la decisión de comprar el libro y la que empieza a seguir los consejos sin saber por donde la llevaran, desconcertando al marido, volviéndolo por un lado loco en la cama y por otro de preocupación.

Rebecca entra en juego pronto pero se anima más tarde, es una joven casadera hermosa, con buena dote, bien posicionada y ambicionada por muchos hombres posicionados, menos por el que ella suspira, y para empeorarlo todo su padre lo odia. Ha perdido una temporada de bailes sin escoger marido y comienza la segunda con la convicción de que esta vez le tocara casarse quiera o no, tiene que urdir un plan, y Brianna sin saber quien es el objeto de su amor le deja el libro, para que le ayude. Otra que no se para ante nada y sigue los consejitos, pero claro tienen su contrapartida y esa tendréis que descubrirla en los dos casos.

Hay una mujer que es una comparsa, sin embargo es entrañable, y es la matriarca del ducado de Rothven. Una mujer dura implacable, que ha sobrevivido a la muerte de un marido, de un hijo, y al segundo matrimonio de su nuera, y que ha sabido llevar firmemente a sus nietos y que se convierte en consejera de estos... Una mujer tan bien descrita que me ha recordado por su forma de pensar a la abuela de mi marido, y que sin querer me hizo soltar una lagrimilla de añoranza, porque dentro de poco hará un año que la perdimos con 101. Uys no me quiero poner sentimental que no termino.

Los personajes masculinos por excelencia son los hermanos Northfied, el duque es el único que se ha casado, con una mujer bellisima e inteligente, Brianna, es estirado, serio, y muy estricto, sin embargo la evolución que sufre el personaje es increíble. Damien es un estratega militar, entra en acción mas o menos a mitad de la novela, acude a la mansión familiar para el cumpleaños de su hermano mayor, y se le dará la oportunidad de intrigar para emparejar a su hermano menor y aconsejar a su cuñada. Creo que es el personaje que mejor se lo pasa, porque no tiene nada que perder y si mucho que ganar. Robert el menor de los Northfield es un calavera, un libidinoso, que disfruta de las mujeres y de las fiestas, la palabra compromiso y matrimonio no entra en sus planes, y se resiste con todas sus fuerzas, hasta que entra en escena una mujer a la que no podrá quitarse de la cabeza. Su vida entra en una espiral que es digna de ver...

Y todo se tiene que resolver... Los personajes están trazados, lo que pretenden también, la ambientación histórica es soberbia, la narración sensual, sencilla y simplemente deliciosa, digo que unos personajes están profusamente descritos y otros más difuminados, porque los vemos a través de los ojos del personaje que los mira y habla en ese momento, según la trama y la acción. No he dicho que la novela esta narrada en tercera persona, sin embargo el pensamiento de los personajes y los diálogos la hacen muy dinámica y a veces te metes tanto en el papel que te sonrojas al mismo tiempo que la protagonista y te sorprendes al mismo tiempo que él.

Quizás esa ambientación histórica y el identificarme tanto con esas señoritas que querían cambiar a todo costa el futuro que les esperaba, sea lo que me ha gustado tanto de la novela, creo que yo también hubiera leído ese libro prohibido y si hubiera creído que me podía ayudar me hubiera tragado mi pudor y mi moral victoriana y hubiera apostado todas mis cartas. Otra cosa que me ha gustado es los valores que pone de manifiesto, la amistad por encima de todo y el respeto por la persona a la que se estima y la fraternidad, ese estar al lado del hermano aún cuando piensas que está cometiendo el mayor error de su vida.

Podría sacarle un pero, chiquitin, por no desobjetivizar la novela, porque cuando te ha gustado tanto es muy difícil que alguien crea en una reseña tan enfervorizada, las amigas son tres, Brianna, Arabella y Rebecca, la segunda se convierte en una comparsa de las otras dos, y creo que podría haber dado más juego. Al igual que la matriarca de la familia, porque ella sola ya es una gran joya, una mujer muy adelantada a su tiempo, como sin duda lo fue la bisabuela de mis hijos, juraría que ella también leyó este libro escandaloso, porque siendo una muchacha de vintipocos años, fuimos a decirle que nos casabamos, y la mujer hizo un aparte y me dijo al oído, no olvides hija que lo que un marido no encuentra en casa, lo busca en otra cama. Una mujer tiene que saber estar en su casa, fuera de ella y de vez en cuando convertirse en una meretriz en la cama.... vale ella no uso esa palabra tan fina, esa me tomo la licencia de ponerla yo. Para estar en el siglo XX os puedo jurar que me ruborice entera... Estoy segura que nunca se le hubiera ocurrido decírmelo ni a mi suegra ni a mi madre.... pero ella no tuvo ningún tapujo.

Ahora si os decidís a leerla ya sabéis que podéis encontrar, y os toca correr las aventuras de estos inexpertos y a la vez expertos personajes que se ven sacudidos en su interior, comidos por los celos y las pasiones y devorados por las dudas y la pasión...


Sobre esta noticia

Autor:
Detintaenvena (420 noticias)
Fuente:
detintaenvena.blogspot.com
Visitas:
1237
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.