Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Goizeder Lamariano Martín escriba una noticia?

Lázaro en el laberinto, de Antonio Buero Vallejo

19/06/2011 13:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Título: Lázaro en el laberinto Autor: Antonio Buero Vallejo Editorial: Voces críticas Público Año de publicación: 1986 Páginas: 128 ISBN: B373992010

Es lo primero que leo  y  tampoco he visto ninguna obra representada de Antonio Buero Vallejo,   pero me ha sorprendido y me ha gustado muchísimo. He leído esta obra en un suspiro y me he quedado con ganas de disfrutar más de los personajes, que me han resultado muy humanos y cercanos, como si los conociese de toda la vida.

Vista por el propio autor como un "drama trágico que versa sobre la hipocresía, el temor y el amor", esta obra fue escrita por Buero Vallejo en 1986 y se estrenó ese año, el 18 de diciembre, en el Teatro Maravillas de Madrid. Esta obra nos cuenta la historia de Lázaro, el dueño de una librería llamada El Laberinto y su peculiar relación con Amparo, que está condicionada por los remordimientos que sienten ambos por unos incidentes ocurridos en el pasado y que, sin embargo, están todavía muy vivos en el presente.

Lázaro es un soltero de 46 años que trabaja en su propia librería y que vive con su hermana Fina y los dos hijos de ella, sus sobrinos Coral y Mariano, a los que tuvo que acoger en su casa cuando el marido los abandonó. Desde entonces, Fina siente una deuda impagable hacia su hermano, al que trata de cuidar, proteger y atender y al que ve no sólo como el padre de sus hijos, sino incluso como su salvador, su ángel de la guarda. Por eso ella cree que los cuatro deben permanecer siempre juntos y hará todo lo posible por conseguirlo.

Coral, por su parte, es una jovencita que siempre ha estado entre algodones, sobreprotegida por su madre y su tío y que sólo vive para la música y para tocar el laúd. Sin embargo, está llena de complejos, de miedos y de inseguridades y prefiere apoyarse en su tío antes que atreverse a luchar por sus sueños ella sola.

A su hermano Mariano le pasa algo parecido. Quiere ser abogado, pero sabe que jamás podrá ser tan inteligente y tan bueno como su amigo Germán, a quien admira, envidia y odia con la misma intensidad. Por eso, él también se siente mucho más seguro resguardado por su tío.

Pero lo que ellos no saben es que Lázaro no es tan bueno ni tan inteligente como ellos piensan. Es cobarde, egoísta y se está volviendo loco. Constantemente oye un teléfono que suena, aunque sólo esté en su cabeza. Como también está el fantasma de Silvia, que le persigue y le atormenta cada vez más, hasta el punto de obsesionarle y de no saber distinguir lo real de lo imaginario, el pasado del presente, como tampoco distingue ya a Silvia de Amparo.

Amparo sólo quiere ayudar a Lázaro, pero sabe que mientras él no supere sus miedos y se enfrente a sus recuerdos, hasta que no encuentre las respuestas a esas preguntas que le obsesionan, no podrá hacer nada, porque sólo él puede ayudarse. Tiene que ser valiente, atreverse a recordar y, sobre todo, a vivir el presente, a mirar hacia el futuro y a olvidarse del pasado.

Un pasado marcado por el incidente que sufrieron Lázaro y Silvia hace muchos años. Un incidente que él no se atreve a recordar para no descubrir si realmente fue tan cobarde como sospecha. Prefiere inventarse un nuevo recuerdo en el que ya no es un cobarde egoísta, sino un héroe valiente. Es mucho más fácil y sencillo.

Porque en esta obra los seis personajes optan por ir a lo fácil, prefieren estancarse que luchar por sus sueños y por el amor. Cada uno intenta sobrevivir como puede, sin pensar en los demás, en el daño que pueden hacerles o en las consecuencias que tienen sus actos. Lo que hacen y lo que no hacen, lo que dicen y lo que callan. Sus palabras y, sobre todo, sus silencios. Porque todos son cobardes. Aunque les cueste reconocerlo. Todos están atrapados en un laberinto lleno de hipocresía, de miedos, de fantasmas, de temores, de complejos, de inseguridades, de preguntas sin respuesta del que, sin embargo, no saben, o no quieren salir de él.


Sobre esta noticia

Autor:
Goizeder Lamariano Martín (315 noticias)
Visitas:
2337
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.