Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Lauren Bacall, "La Mirada" del Hollywood dorado, cumple 85 años

15/09/2009 23:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los Ángeles (EEUU), 15 sep (EFE).- Llegó, vio y conquistó. O en otras palabras, bajó el mentón al pecho, alzó los ojos y se llevó a Humphrey Bogart de calle en "Tener y no tener" (1944). Nacía así

La Academia de Hollywood decidió la semana pasada otorgarle ese premio por su trayectoria, una estatuilla dorada que se entregará, rompiendo con la tradición, no en la ceremonia de los premios de la Academia, sino en un acto que convoca la junta de gobernadores de la entidad y que tendrá lugar el 14 de noviembre.

El galardón honrará a Bacall "por sus extraordinarios logros en la vida, sus contribuciones excepcionales a la industria y por su servicio excepcional a la Academia".

Betty Joan Perske nació en 1924 en Nueva York. Fue acomodadora de teatro a los 17 años, modelo a los 18, estrella de cine con carrera directa al estrellato a los 19, esposa de "Bogey" y envidia de medio mundo a los 20, madre a los 24 y viuda a los 32.

Bacall es quien es gracias a la esposa del director Howard Hawks, que vio una fotografía de Bacall en la portada de la revista Harper's Bazaar y le animó a contratar a aquella joven belleza de mirada felina.

Luego Hawks perfeccionó "La Mirada" y se convirtió prácticamente en su asesor personal para convertirla en la imagen del "sex appeal" del cine negro.

Pero duró poco, ya que su influencia se quedó en agua de borrajas en cuanto Bogart, 25 años mayor que ella, se puso en el camino y, de manera inevitable, ensombreció la carrera de su esposa, con la que formó una de las parejas más antológicas dentro y fuera de la pantalla.

Actuaron juntos de nuevo en "El sueño eterno" (1946), "La senda tenebrosa" (1947) y "Cayo Largo" (1948).

El matrimonio, que tuvo dos hijos -Stephen y Leslie-, se casó el 21 de mayo de 1945 y se mantuvo unido hasta la muerte de Bogart por cáncer en 1957. Bacall posteriormente tuvo un romance con Frank Sinatra antes de casarse en 1961 con Jason Robards, con quien tuvo un hijo -el actor Sam Robards- y de quien se separó en 1969.

Los Ángeles (EEUU), 15 sep (EFE).- Llegó, vio y conquistó. O en otras palabras, bajó el mentón al pecho, alzó los ojos y se llevó a Humphrey Bogart de calle en "Tener y no tener" (1944). Nacía así

Durante su carrera Bacall, que trabajó con otros nombres ilustres como Gregory Peck, Kirk Douglas, Gary Cooper o John Wayne, ha participado en más de treinta películas, incluidos clásicos como "Cómo casarse con un millonario" (1953), "Asesinato en el Orient Express" (1974) y "Dogville" (2003), su último gran papel.

La actriz, una ferviente demócrata, rozó el Óscar a la mejor actriz secundaria por su interpretación en "El amor tiene dos caras" (1996), de Barbra Streisand, pero Juliette Binoche aquel año le arrebató tal honor por su papel en "El paciente inglés".

A pesar de su voz ronca y sugerente, su género favorito siempre fue la comedia y prueba de ello es que cita "Mi desconfiada esposa" y "Cómo casarse con un millonario" como sus películas favoritas, además de "Tener o no tener", que reconoce que le abrió todas las puertas.

"Amo la comedia, soy muy buena para hacer reír. Es realmente el campo donde me siento segura", dijo la actriz al periódico Los Angeles Times. "Creo que una vida sin risas no es vida", añadió.

Aunque Bacall, poco dada a las polémicas, no le debió de hacer mucha gracia a Tom Cruise cuando hace poco le tachó de "maniaco".

"No puedo entender la forma en la que se comporta en su vida", declaró la actriz en alusión al ex esposo de Nicole Kidman, con quien coincidió en "Dogville".

Unas palabras que podrían haber salido perfectamente de boca de "la flaca", su irónico personaje en "Tener y no tener", que dejó para el recuerdo aquello de "si me necesitas, silba", antes de dejar anonadado a Bogart.

"Sabes silbar, ¿no, Steve? Sólo tienes que juntar los labios y soplar".

Antonio Martín Guirado


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
6164
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.