Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Láseres y plasmas, ¿energía para el futuro?

27/07/2010 01:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Lucía Aragón

"Es energía para preparar un cafecito", pero se obtiene de un láser en un "tiempo muy corto", del orden de un nanosegundo, incluso menos, dice François Aminaroff, director del Laboratorio de uso de láseres intensos (Luli por sus siglas en francés) cerca de París.

El haz de energía luminosa de un kilojoule que golpea un blanco de algunos micrones o milímetros, en un tiempo tan pequeño, lleva millones de grados.

Proyectos como el futuro Láser Megajoule (LMJ) que se construirá en Barp la Gironda contará con rayos láser con mil veces más energía, para poner a prueba un proceso de fusión nuclear, similar a las reacciones que proporcionan energía a las estrellas.

Estos láseres tan potentes pueden despojar a los átomos de la totalidad o parte de sus electrones y crear un plasma. Este cuarto estado de la materia, después del sólido, líquido y gas, es una sopa de partículas; iones positivos y electrones negativos, impulsado por corrientes eléctricas.

A partir de plasmas calientes, como los que se estudian en el laboratorio Luli, los científicos esperan lograr la fusión nuclear, una alternativa a la fisión nuclear usada en las plantas existentes.

Si bien la fisión es la fragmentación de un átomo grande para obtener energía, la fusión nuclear es el proceso inverso. Se trata de fusionar diferentes tipos de isótopos de átomos de hidrógeno para formar helio. El objetivo es liberar más energía que la que se consume al reunir dos pequeños átomos en uno solo.

Varios proyectos tratan de lograr una fusión nuclear controlada, es decir "domesticar" la energía de las estrellas. En Iter, los átomos estarán confinados en campos magnéticos para calentarlos durante mucho tiempo y hacerlos fusionar. Las reacciones de fusión necesitan temperaturas de al menos 100 millones de grados.

Otros proyectos, como el norteamericano National Ignition Facility (NIF), el francés LMJ o el europeo Hiper (High Power laser Energy Research), dependen de la acción combinada de varios haces de láser para alcanzar las densidades y temperaturas más altas en un tiempo muy corto.

Hay aún muchas barreras tecnológicas en ambos y nadie sabe si alguno de los dos va a funcionar.

La vía magnética avanza con la instalación de Iter, donde el primer intento de fusión de átomos de hidrógeno se prevé para 2019, antes de su ejecución en el año 2026 del proceso final con deuterio y tritio.

En cuanto a la vía de confinamiento por láser, los científicos del NIF atravesaron en enero una etapa clave. Gracias a 192 haces de láseres de gran potencia concentrados en un minúsculo blanco, alcanzaron la barrera de un megajoule, rozando durante algunos millonésimos de segundo, las temperaturas necesarias para desencadenar la fusión termonuclear.

Pero para que un reactor nuclear funcione con ese principio, "habría que aumentar a diez disparos de láser por segundo, cada vez sobre con un nuevo blanco", dijo Armiranoff, asegurando que aún hay "que hacer enormes progresos tecnológicos".


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (1015 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
4430
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.