Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Atistirma escriba una noticia?

Las virtudes del kéfir

05/10/2009 22:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta bebida fermentada, cremosa y fácil de preparar en casa, es un excelente probiótico que facilita la digeestión y refuerza las defensas

El kéfir tiene posiblemente miles de años de historia, más que el yogur, y gran parte de las virtudes milagrosas que se atribuyen a este, como la de favorecer la longevidad, deberían en todo caso atribuírsele a él. Se denomina kéfir tanto a los gránulos con los que se fermenta la leche como al producto resultante .

El kéfir permite elaborar sanos batidos de fruta que cuidan la flora intestinal. El kéfir tiene bastantes coincidencias con el yogur. En primer lugar, es un probiótico, o sea, mejora calidad de los alimentos proporcionándoles una flora beneficiosa para la salud, y en segundo lugar, predigiere la leche haciéndola mucho más fácil de asimilar.

Al igual que el yogur, el kéfir se obtiene al " sembrar " la leche con bacterias y levaduras beneficiosas para la salud. En el caso del yogur suelen ser solo bacterias de uno o dos tipos, mientras que en el kéfir son todas en conjunto, una mezcla de bacterias y levaduras.

Los gránulos de kéfir contienen unos 400 millones de microorganismos por gramo, de los que más o menos la mitad son bacterias de tipo Lactobacillus. Cuando empiezan a crecer en el medio alimentario forman una matriz de proteínas, lípidos e hidratos de carbono en forma de coliflor, aunque de textura más blanda, que crece paulatinamente, más en verano que en invierno.

Es un poderoso probiótico, ayuda a regenerar la flora intestinal y se indica en indigestión, candidiasis, estreñimiento o diarrea, así como para estimular las defensas del organismo .

Los microorganismos más frecuentes son : Lactococcus lactis, Lactococcus cremoris, Lactococcus diacetylactis, Leuconostoc mesenteroides ssp cremoris, Leuconostoc caucasianus, Saccharomyces kephir, Lactobacillus casei, Lactobacillus bulgaricus, Lactobacillus plantarum y Kluyveromyces marxianus var fragilis.

En general, los microorganismos del kéfir son ideales cuando los lácteos resultan indigestos, ya que mejoran la digestibilidad de la leche. Además, al acortar la digestión láctea, el kéfir resulta útil en personas que sufren dispepsia, o pequeñas alteraciones biliares que dificultan la digestión de las grasas.

La flora del kéfir es de la llamada " flora de fermentación " ( en contraposición a la "flora de putrefacción " ) . La flora fermentativa no solo ayuda a digerir la leche y los lácteos, sino también los hidratos de carbono .

El estreñimiento o la diarrea mejoran en función del tiempo que se hayan dejado los gránulos en la leche . Si se cuela a las 24 horas, la leche kefirada ejerce un ligero efecto laxante, mientras que si se deja más tiempo, además de resultar más ácida, se va volviendo astringente .

Como preparar los tres tipos de kéfir.

Elaborar el kéfir en casa es muy sencillo, permite elegir ingredientes de la mejor calidad y darle al producto final la acidez o el dulzor deseados.

De leche : Se recomienda usar leche fresca, aunque sirve cualquier tipo de leche . En un bote de vidrio se vierten 750 ml de leche; se introducen 150 gramos de nódulos y se tapa herméticamente, dejando una cuarta parte de aire para que los gases de fermentación se puedan expandir . El tarro se guarda en un armario o cubierto con un trapo, para protegerlo de la luz, en un lugar cálido. Pasadas 24 horas, se agita suavemente para mezclar el suero con la parte más sólida, se cuela y se recoge la leche kefirada lista para consumir, en un bol de cristal o madera .Cuanto más tiempo se dejen los nódulos en la leche, más ácido saldrá el kéfir .

De agua : En un tarro de cristal se introduce un litro de agua mineral, tres cucharadas de nódulos, tres de azúcar integral, dos o tres higos secos o dátiles y medio limón . Se cierra el tarro herméticamente, dejando un espacio sin llenar, y se deja fermentar un par días en un lugar templado y al abrigo de la luz . Pasado ese tiempo, se retiran las frutas y se filtra .

De té : El kéfir que se emplea es ligeramente distinto . Se añade a té negro convenientemente endulzado y se deja reposar una semana, en una jarra o en un recipiente abierto .


Sobre esta noticia

Autor:
Atistirma (290 noticias)
Visitas:
13501
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.