Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fabiola Velásquez escriba una noticia?

Las sustancias afrodisiacas

29/07/2009 22:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No existe ninguna sustancia milagrosa, a pesar de lo digan las abuelas. Sin embargo, algunos alimentos pueden aportarnos esa "subidita de tono" necesaria para animar un poquillo nuestra sexualidad

Chocolate, café, para abrir el apetito:

Son dos sustancias excitantes y cuando las consumimos nuestro cuerpo segrega la endorfina, la hormona del placer. El chocolate y el café son una fuente de placer en sí mismas y .. placeres de boca .. llaman a otros placeres.

El vino para alegrarse:

El vino puede volverte eufórica. La alegría que provoca el alcohol acaba con lo "prohibido", pero ¡ojo!: si no se consume con moderación, puede tener consecuencias "mata-amor": preferirás irte a roncar y te olvidarás de la caricias.

Las especias:

Tienen la capacidad de calentar el organismo, pero su poder afrodisiaco no se ha podido probar. Su reputación viene sin duda porque cuando se tiene calor, uno se desnuda más fácilmente.

Jengibre, la viagra oriental:

El jengibre tiene virtudes vasodilatadoras; de ahí que se recomiende a los hombres para facilitar la circulación de la sangre.

Sin embargo, no te pases preparando a tu chico maravillosas ensaladas a base de jengibre puro y duro, porque acabará en la cama con fuertes retortijones.

El Ginseng y el marisco, filtros de amor y de longevidad:

Los oligoelementos que se encuentran en estas sustancias son excepcionales, por lo que se recomiendan para "subir" un poco la "moral".

Las trufas y la vainilla, perfume exótico:

El olfato tiene un papel muy importante en la estimulación sexual, ya que "despierta" a los otros sentidos.

La mezcla del aroma de la trufa, almizclado y viril, junto con ese perfume tan agradablemente dulce de la vainilla es perfecta. Y más aún si añadimos un edredón calentito y unas caricias.


Sobre esta noticia

Autor:
Fabiola Velásquez (22 noticias)
Visitas:
9729
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.