Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redliteraria escriba una noticia?

Las paredes de la escritura

24/12/2010 11:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Jorge Cortés Ancona

Escribir es traspasar las paredes, para después dar saltos a la vez al vacío y en tierra firme, en un caer y levantarse sin final. Toda una acción construida con el cuerpo, llena de materialidad, de silencios, sujeta a los medios en que se hace visible.

En qué medida, como en la música, los silencios juegan un papel en la escritura. Cómo hacer patente esa pausa sin sonidos, que al público musical yucateco le cuesta tanto trabajo entender ya que aplaude al final de cada movimiento de sinfonía, sin concebir que esos silencios son parte integral de la pieza. Cómo nace el silencio en la escritura, no por el hecho de callarse, no por el hecho de no escribir, sino su plasmación en la obra misma. Ese misterio se desplaza a la deriva huyendo de alguna exploración totalizadora.

Dónde empieza lo que se escribe, cómo se materializa ese pensamiento, en la consistencia de la letra, cuando miramos que la tipografía puede ser una entidad material, visible y mensurable cualitativamente aunque no nos interese lo que está escrito. Uno piensa en la letra impresa, pero a veces el libro puede ser impreso en el respeto a la condición manuscrita, podemos leer esos trazos del autor o de algún transcriptor y entonces tenemos una fuerza extra, como la caligrafía china que, en sí misma, lleva consigo toda una carga de conciencia y de equilibrio.

La escritura se mueve al compás de su modo de materializarse porque no es lo mismo ese pulso que ve correr la pluma que los dedos de ambas manos moviéndose a lo largo de un teclado. Ni siquiera son iguales la postura del cuerpo y la posición de la cabeza. En un caso, una mirada hacia abajo; en la otra, más bien la vista en una diagonal no muy inclinada. Mucho tendrán que ver esas posiciones corporales a la hora de plasmar lo escrito, porque escribir no es sólo un acto mental, sino que lo somático entra en función dentro de una idea de integralidad del cuerpo: también nuestra materialidad física se despliega sobre lo vertido verbalmente.

Nuestros esquemas mentales cambian por obra de la computadora, un acto distinto del escribir a mano o a máquina mecanográfica, donde es conveniente tener completo el texto, porque corregir los errores implica una larga tirada de tiempo. Uno se acostumbraba a armar mentalmente el texto para luego verterlo en la página, procurando, quizá, uno o dos borradores antes de la versión final. Pero la computadora permite que uno arme el texto a pedazos, permitiendo que no podamos empezar por ningún inicio establecido sino que vayamos a saltos, con la certeza de que podemos unir cómodamente los pedazos, hilarlos a tranquilidad para su destino final. Nuestra concepción se fragmenta, ya no sigue un camino directo y total, sino que confía en ese libre armado de las piezas movibles.

En un caso catedral gótica de la escritura donde derribar un pedazo puede significar destruir el todo. En el otro un rompecabezas permutable, que uno puede unir a gusto para formar otro texto. Una escritura por medios digitales puede tener esa posibilidad de apertura, en la cual las partes pueden ser armadas a libertad por el lector dando lugar a cambios de sentido. La forma de concebir será distinta, no una certeza sino una dispersión, el azar jugando su papel interactivo, dejando la puerta abierta a los lectores para ser autores colectivos de la obra. Las paredes en ese caso se vuelven de aire, en la pura virtualidad traspasable e inacabable. Feliz Día del Escritor.


Sobre esta noticia

Autor:
Redliteraria (173 noticias)
Fuente:
redliterariadelsureste.blogspot.com
Visitas:
2660
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.