Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diego Fleitas escriba una noticia?

Las palmeras salvajes

30/05/2009 03:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Novela de William Faulkner

" volvió a meditar, no en la adaptabilidad de las mujeres a las circunstancias, sino en la habilidad de las mujeres para adaptar lo ilícito, y aun lo criminal, a un molde burgués de decencia."

de la editorial sudamericana con traducción de Borges.

Bueno, a mi parecer, una de las mejores historias de Faulkner, aunque aqui, se ve bien, hay dos historias marcadamente distintas, que abren y cierran capitulos como puertas que van a un mismo lugar: una experiencia única para el lector incluso del 2009, leyendo este añejo 1939! En lo personal, no dejo de sentir vergüenza por vivir estos años de tantos recursos y tantas toneladas de papel apiladas en las tiendas de naderías, los libros de ahora digo, vamos, cuando se rescata una obra como ésta. Las palmeras susurrantes, siempre allí, ante la perplejidad y la angustia de la experiencia amorosa, la vida siempre como ese trago fuerte, vaya si él lo sabría, y la asediada figura femenina surgiendo siempre de entre las sombras recortadas del punto de vista de una masculinidad azorada, en plena fascinación y en en el trance malinterpretado tantas veces por el lector no avisado. Philippe Sollers lo deja claro en su novela Mujeres, que alude al final de Las Palmeras Salvajes donde, para algunos Borges, por pacato, tradujo Mujeres! donde dice Women shit!

El Mal Olor, visto por Faulkner

hay un macaco que la protagonista hace con una caja de cigarros y que llama el Mal Olor, una efigie terrible, la figura de un viejo, que pone sobre la chimenea y a la que arroja, ritualmente, un trago de whisky. Otra figura de carne y también masculina se acercará después, atraída, y se la llevara de obsequio. toda la obra de Faulkner despliega el sabio y despiadado mecanismo de ciertos pasajes bíblicos o trágicos-griegos. Inevitable también no pensar que por momentos parece que se está leyendo a Onetti, pero, en fin, qué susurraran hoy las palmeras de Hollywood, filmadas por David Lynch, o las de esos lugares calurosos repletos de cuentas bancarias que mmm huelen mal.


Sobre esta noticia

Autor:
Diego Fleitas (6 noticias)
Visitas:
10839
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.