Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Neaistoria escriba una noticia?

Las mujeres de los gladiadores

08/11/2010 19:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el cuadro neoclásico Pulgares abajo, de Jean-Léon Gérôme, se puede apreciar una de las tantas escenas de lucha entre gladiadores en el Coliseo romano. En él, vemos al gladiador triunfante mirando hacia la tribuna, mientras mantiene el control sobre sus caídos contrincantes. Sin embargo, no es al emperador a quien consulta, sino a un grupo de mujeres, quienes con emociòn muestran sus pulgares hacia abajo, pidiendo así la muerte de los vencidos.

En efecto, esas mujeres eran las virginales sacerdotisas de Vesta, llamadas vestales. La lucha entre gladiadores, no era un "deporte" o espectáculo exclusivo para varones, pues las mujeres también lo disfrutaban; seguramente por las mismas razones que hoy lo hacen las mujeres aficionadas al fútbol o a algún deporte para hombres: por el espectáculo en sí mismo y para ver a los luchadores.

En los espectáculos violentos y crueles de los romanos, los luchadores de mayor éxito eran tan populares como los deportistas actuales; y por quienes como hoy, sus dueños ganaban y pagaban sumas altas de dinero. Pero los gladiadores no eran libres sino esclavos, eran cautivos de alguna guerra o descertores del ejército romano, que por sus dotes físicas los reservaban para ser gladiadores.

Más sobre

Con estas características, a las mujeres romanas les atraía ver a estos hombres, mostrando sus cuerpos atléticos, por la poca protección que les ofrecían sus débiles armaduras durante el combate. Y si la mujer era rica y poderosa, bien podía costearse tener una aventura sexual con aquel luchador, o comprarlo para su deleite personal.

Por otra parte, también a algunos gladiadores, sus dueños les premiaban las victorias durante sus sangrientas batallas, prostituyéndose con sus compañeras esclavas; o bien, antes de los combates para que no murieran sin haber disfrutado antes.

Obviamente, este sangriento "deporte" era anterior a la edificación del Coliseo o Anfiteatro Flavio (en latín: Amphitheatrum Flavium), en el año 70 d.C., pues la rebelión de esclavos de Espartaco ocurrió entre 73 y 71 a.C., compuesta por estos peleadores, hartos de estar condenados a esta vida tan insegura y humillante. Desde luego, la lucha entre gladiadores, no es una de las mejores facetas del antiguo mundo romano, según nuestro pensamiento actual, pero con todo y el sadismo romano, esta civilización sigue fascinándonos hoy día, al grado de ser uno de los iconos de esa cultura, así como el Coliseo mismo.


Sobre esta noticia

Autor:
Neaistoria (51 noticias)
Fuente:
neaistoria.blogspot.com
Visitas:
8369
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.