Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Las mentiras de Alonso

17/08/2010 18:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estimados todas/os/es

Llevados por la inseguridad y la desconfianza en nuestra capacidad de ser aceptados tal como somos, podemos caer en la tentación de adornar aquí, y allá, nuestra historia y nuestras habilidades de forma que causemos una impresión favorable en las demás personas. Mentir es un recurso muy fácil para aumentar nuestro valor sentimental, científico, emocional, incluso comercial, sin pagar por esta posición imaginaria con nuestro trabajo, ni pasar las penurias que conlleva este tránsito. Muchas personas e instituciones tienen la imperiosa necesidad de resultar valiosos y geniales, aunque sea por medios tramposos. Todo esto les lleva a vivir una mentira constante y a sobreactuar frente a la verdad. El precio que deben pagar por su impostura es vivir una vida falsa en la que si no son descubiertos, las recompensas son para el personaje fingido y no para la persona real, mientras que si son descubiertos, la falla de la credibilidad puede que nunca sea sobrepasada.

San Agustín ya describió, y clasificó, un gran número de mentiras, siendo en muchos casos muy benévolo con algunas de ellas. Su colega Santo Tomas de Aquino, algo más científico, distinguió tres tipos de mentiras (la útil, la humorística y la maliciosa), y aunque los tres tipos de mentiras fueron catalogadas como pecado, a las dos primeras las excusó como pecados veniales y sin importancia. Los filósofos, al no tener a nadie por encima al que transferir la culpa y esperar de él la recompensan, han sido mucho más estrictos con la mentira. Y por ejemplo, el germánico Kant llegó a proclamar que la mentira no debía de ser permitida ni cuando esta salvase vidas (¿Dónde están los genes de esta gente tan recta? ¿Por qué se han diluido con la masa de hipócritas e hijos de lo políticamente correcto?).

Las dictaduras, y todos los regímenes con censura, son de por si sistemas mentirosos y se basan en repetir hasta el infinito la mentira con la vaga esperanza de que se torne verdad o, en el peor de los casos, que se olvide que es mentira (¿Estoy hablando de los políticos actuales? ¿Estoy hablando de la publicidad? ¿A qué va a ser verdad lo que dicen los comentaristas del duque alemán que todos los blogges somos el mismo y esta confusión es un problema neuronal más de mi multipolaridad?). No obstante he de decir, que todas aquellas personas que comenzamos a leer bajo el anterior régimen de España somos muy conscientes de lo que es la mentira y que rasgando un poco se puede encontrar la verdad, o una parte de ella. Y, por supuesto, dependiendo de tu orientación filosófica, castigar más o menos al mentiroso.

Todos los lectores de este blog son conscientes que uno de los mundos más falsos es el de la Fórmula Uno ¡Incluso cuando preguntas por la hora! Alonso como piloto de F1 es consciente de ello y participa de este juego, así como su escudería. Sin embargo, si nos fijamos bien en lo que dicen, y como lo dicen, y sumamos lo que hacen, tenemos una posibilidad de intuir la verdad.

Al principio de temporada, Alonso fue uno de los pilotos que más kilómetros hizo con su Ferrari. Él y su escudería proclamaron que tenían un motor indestructible. Incluso algún medio palmeteril (aquel que sigue cualquier bandera sin racionalizar nada) llegó a insinuar que con uno o dos motores se podía terminar la temporada. Pues bueno, ya sabemos que ellos hacían más kilómetros que nadie (¡Incluso cuando llovía!) porque eran muy conscientes de que su motor tenía (y sigue teniendo) muchos problemas de fiabilidad (ante la duda pregunten al Sr. de la Rosa).

Después de la pre-temporada y el primer GP, el Sr. Alonso (y su equipo de imagen) se descolgó con otras declaraciones excesivamente grandilocuentes (al menos para una persona a la que la realidad le machaca sus teorías todos los días), diciendo que su Ferrari era el mejor coche que había conducido nunca, vamos casi inmejorable. Después de pasar el ecuador de la temporada se ha visto que son el tercero o cuarto equipo (¡Y ojo que Kubica no tenga un mal día! Que si no bajamos más). Pues bueno, ya sabemos que lo que quería decir es que el coche era malo de solemnidad, en cánones de la Ferrari del Dr. Byrne. Aunque ahora parece que ha mejorado un poco, pero no lo suficiente pra ser el número uno.

Otra de las declaraciones altisonantes que ha repetido en los primeros grandes premios, y antes, es que los ingenieros de Ferrari son los mejores, que hacen unos diseños de carro insuperables y que no hay nadie mejor fuera del mundo rojo. Hace unas pocas semanas el licenciado Pat Fry proveniente de McLaren fue presentado como nuevo ingeniero de Ferrari, pero es que pocos días después se anunció la contratación de dos personas más provenientes de McLaren, dedicadas a los distintos cálculos computacionales y simulaciones. Pues bueno, ya sabemos que lo que quería decir es que necesitan urgentemente ingenieros buenos de verdad para ser campeones del mundo.

La penúltima declaración rimbombante del Sr. Alonso fue realizada por el telefonillo en la últimas vueltas de la carrera de Silverstone, y dijo algo así a su muro ¡Mantened la cabeza alta, vamos a ganar el campeonato! Pues bueno, leyendo los antecedentes podemos inferir que lo que quiso decir fue que vamos a olvidarnos de esta temporada y centrarnos en el futuro, a ver si es algo mejor, luchando eso sí las carreras que quedan esta temporada, porque nuestra posición es la quinta en la tabla de clasificación..

Habría que empezar a dar de comer a toda la gente de la F1 algo de pentotal de sodio para que nos dijesen la verdad. Los seguidores de F1 solemos valorar bastante bien a los pilotos, incluso cuando conducen tractores amarillos o autobuses rojos. Todos nosotros somos conscientes que, como poco, el 80% del éxito está en manos de los ingenieros y solo el 20% en las del piloto. Por lo tanto no necesitamos que nos mintáis, no vais a subir más en nuestro escalafón de cariño, y además nos ahorraríamos de esa manera el elucubrar sobre la verdad de todo ¿Pero si se lo administrásemos de qué escribiría yo en este blog?

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
3681
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.