Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Laporta da la espalda a su coalición y fija un nuevo objetivo: ERC

06/03/2011 10:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se negó a que el Barça publicitara la marca España, pero no a representar a Endesa

Laporta da la espalda a su coalición y fija un nuevo objetivo: ERC

Joan Laporta es todo un personaje. De esos que están encantados de haberse conocido. Es promiscuo, y esta condición no le está saliendo mal. Al contrario, le ha funcionado y lo ha situado en la cresta de la ola. De ser un abogado más, ha llegado a la presidencia del Barça. Era un hombre de moda por el que todos se disputaban fotos con él, y ahora es su señoría, el diputado Joan Laporta.

  • Noticias relacionadas
    • Laporta se negó a promocionar la marca España con el Barça
    • Laporta abandona Solidaritat para las elecciones en Barcelona

Su promiscuidad viene de lejos. Cuando presidía la Junta Directiva del Barça no tuvo reparos en rechazar que los azulgranas representaran la marca España. Sin embargo, años atrás no pestañeó el joven Laporta en aceptar el contrato que la compañía FECSA-ENDESA, genuino representante de lo más granado de la marca España. La compañía presidida por Martín Villa le contrató en su calidad de abogado para afrontar los litigios que presentaban los usuarios catalanes quejosos con la eléctrica. Será casualidad – y yo no creo en casualidades- que FECSA estaba presidida en Cataluña por el que era su suegro: Juan Echavarría Puig.

Las cuentas del Barça eran para llorar

Este hombre de principios evidentes, se revuelve con rapidez cuando está acorralado. Su delfín perdió las elecciones del Barça. El nuevo presidente, Sandro Rosell, encargó una auditoria que dejaba en entredicho la gestión económica de Laporta. El nuevo presidente intentó doblegar a su adversario, pero a pesar de que las cuentas del Barça eran para llorar, Laporta consiguió presentarse como víctima, evitar una acción judicial inmediata y denunciar a la junta de Rosell como manipuladora. Su promiscuidad le volvió a funcionar. Supo moverse bien en los centros de poder y romper el cerco que amenazaba su futuro.

Su curriculum político

Con este halo, Laporta se presentó a las elecciones catalanas. Primero cortejó a CiU pero no prosperó el romance. No se sabe quién dejó a quién. Luego se hizo carantoñas públicas con ERC, pero la cosa tampoco funcionó. Con encuestas en la mano, que le auguraban representación parlamentaria, inició contactos con el atomizado mundo independentista que se situaba fuera de ERC. Fundó un partido, Democracia Catalana, y con él fraguó una coalición, Solidaridad Independentista. Obtuvo cuatro diputados en las elecciones al Parlament con un solo punto claro en su programa: la independencia de Cataluña. Laporta fue su cabeza de lista. Ahora es diputado y, dicho sea de paso, aforado. No vaya a ser que los asuntos económicos, que están en boca de todos, acaben en los juzgados y le den un dolor de cabeza. Ser aforado da una cierta tranquilidad.

La ruptura con Solidaridad Independentista

Siete meses después, Joan Laporta ha roto su relación. Como no se avenían a sus intereses, les ha dado puerta. Los arrumacos con Jordi Portabella, el líder republicano de Barcelona, nunca han sido secretos. Con él de la mano, Laporta se acerca a una ERC que está débil y descolocada después del batacazo electoral. Los encuentros con Portabella están llegando a buen puerto y Laporta será concejal de Barcelona.

Cabeza de lista de ERC

Sin embargo, este no es su objetivo final, ni mucho menos. Su meta es retomar protagonismo en el partido que ahora dirige Joan Puigcercós. Si Laporta es elegido concejal, su caché subirá enteros en el próximo congreso de los republicanos. La actual dirección está noqueada y los militantes republicanos están ansiosos de un líder que les haga remontar. Laporta puede ser ese revulsivo. Al menos, él así se va a presentar, porque Laporta aspira a dirigir ERC. Este es el objetivo real de toda esta historia de amores y desamores. En cuatro años, podría ser el cartel electoral de una nueva ERC y convertirse en un candidato incómodo para Artur Mas. Su promiscuidad, hoy por hoy, le sigue dando sus frutos.

Toni Bolaño es periodista y analista político


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
3196
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.